VIDEO

Fidel Castro cumple 90 años y la isla se llena de celebraciones

Hace 10 años pasó el poder a Raúl, en un régimen de partido único, pero está presente.

Cuba está abarrotada con homenajes oficiales al ex presidente Fidel Castro antes de su 90 cumpleaños el sábado, aun cuando sus simpatizantes y liderazgo han comenzado a mirar más allá del legado de la figura que fundó el Estado comunista.

Por toda La Habana se ven carteles y banderas donde se lee "Gracias, Fidel" y vallas publicitarias citan sus frases más conocidas, mientras que los medios de comunicación estatales publican numerosas historias sobre el hombre que derrocó a un dictador apoyado por Estados Unidos en 1959 y pasó a gobernar Cuba por casi medio siglo.

Si no puede ver el video haga click aquí

Retirado hace diez años, Fidel es prácticamente inaccesible. Apenas recibe esporádicas visitas de personalidades en su casa de La Habana —que muy pocos podrían ubicar—, y todavía más escasas son sus apariciones públicas o las fotos recientes de él. Son cada vez más espaciadas sus Reflexiones.

Un presente discreto que contrasta con las cinco décadas en que estuvo al frente de la isla socialista, ejerciendo un liderazgo omnipresente antes de que cayera enfermo y cediera el poder a su hermano Raúl.

Castro delegó el poder —Cuba tiene un régimen con una sola fuerza política admitida, que es el Partido Comunista— el 31 de julio de 2006. Pero, desde su jubilación, "el comandante" está en todos lados.

Miles de personas está previsto que asistan a conciertos en las calles durante el fin de semana en honor a Castro, quien es venerado por muchos por haber liberado a Cuba de la dominación estadounidense y por haber dado un acceso universal gratuito a la salud y la educación, pero es odiado por otros por su prolongado control sobre la isla.

"Fidel es un ejemplo a seguir en el mundo entero. Es una personalidad muy grande por todas las cosas que ha organizado y hecho para nuestro país", dijo Yoelmis Mengana, un comerciante, mientras recorría una exposición de fotos de Fidel en el Hotel Nacional de La Habana.

Festejos.

Las celebraciones por su cumpleaños se remontan a una época en la que "El Comandante" nacionalizó la economía y gobernó casi sin ayuda de nadie, pero Cuba ha cambiado desde que el hermano de Fidel, el presidente Raúl Castro, asumió oficialmente las riendas del poder en el 2008.

El menor de los Castro, de 85 años, promovió la distensión con el "eterno enemigo", Estados Unidos, con el que restableció relaciones en diciembre de 2014. El histórico anuncio lo hicieron Castro, desde La Habana y el presidente Barack Obama, desde Washington, como resultado de un proceso negociador en el que el Papa Francisco jugó un papel relevante.

En marzo del corriente año, Obama visitó Cuba.

Raúl impulsó reformas orientadas al mercado en la economía de estilo soviético, a la vez que ofreció un mayor acceso a Internet y suavizó las restricciones a los viajes. Cientos de miles de cubanos ahora trabajan para sí mismos o para pequeñas empresas privadas. A la par, un pujante sector turístico, que probablemente se acelerará aún más con el inicio de los vuelos comerciales regulares desde y hacia Estados Unidos a finales de este mes, ha impulsado un nuevo sentido de la apertura y de la oportunidad económica en la isla.

En comentarios públicos, Fidel ha dado sólo un tibio apoyo a las iniciativas de su hermano, aunque este último dijo cuando asumió oficialmente hace ocho años que le consultaría las decisiones del país.

Cuando cumplió 80 años, Fidel Castro se debilitó por una enfermedad intestinal que casi le provoca la muerte, pero sus ideas disfrutaban de un renacimiento entre un bloque de presidentes de izquierda resistentes a la dominación tradicional de Estados Unidos en América Latina.

Una década más tarde, ese bloque se está desmoronando. En Brasil y Argentina, un giro a la derecha ha sacado del poder a los amigos de Fidel.

El presidente socialista Nicolás Maduro visitará Cuba para el cumpleaños de Fidel, según medios locales. Pero Venezuela, un importante aliado de la isla bajo el Gobierno del fallecido populista Hugo Chávez, está en crisis y ha recortado drásticamente las exportaciones de petróleo subsidiado de las cuales ha dependido La Habana durante mucho tiempo.

No está claro si Fidel, que no ha sido visto fuera de su casa durante meses, hará una aparición pública.

Presente.

Aunque Fidel no gobierna ni dirige el Partido Comunista, aún se mantiene como el líder histórico de la Revolución.

En marzo, escribió una columna criticando la visita del presidente Obama, y luego sorprendió a algunos cubanos en el Congreso del Partido Comunista en abril haciendo alusión a que podría ser uno de los últimos discursos de su vida.

Él sigue siendo muy popular, incluso aunque ya no tenga su aura de invencibilidad. Y juega el papel como de una especie de freno en el ritmo del cambio, con los conservadores del Partido Comunista usando su autoridad moral y su popularidad para reforzar los intentos de frustrar reformas, según algunos analistas.

"El ala dura del régimen, muy posiblemente con su aprobación, está aprovechándose de la simpatía que aún queda entre la población por Fidel para legitimar su resistencia al cambio", dijo Richard Feinberg, autor de un libro recientemente publicado "Open for Business: Building the New Cuban Economy".

Los elogios a Fidel en los medios oficiales son irritantes para muchos, especialmente cuando la desaceleración económica recuerda las fallas de sus sueños utópicos y muchos cubanos aún buscan desesperadamente emigrar a Estados Unidos, entre otros países, para lograr una vida mejor y en democracia.

Cuba enfrenta grandes dificultades económicas, pero esa realidad no reduce los festejos por Fidel.

"Siempre celebramos", dijo Yosmara Castañeda, de 27 años, quien confesó que su "muy revolucionaria" familia en La Habana celebró cada año el cumpleaños de Fidel.

"Pero esta vez opino que han sido demasiado los homenajes, es como si le están dando una gran despedida (...) Han estado organizando homenajes desde junio", añadió la joven quien una vez cantó para Fidel en un coro de niños.

Si bien muchas de las actividades oficiales de cumpleaños han estado dirigidas a los jóvenes cubanos, para recordarles el papel de Fidel en la historia, algunos dicen que no van a asistir a las conmemoraciones.

"Realmente su tiempo pasó y hay que darle paso a la juventud", dijo Yaniel Pupo, un contador de 23 años. "Y si ha implantado un régimen (...) que no da resultado, entonces, debe de cambiarlo", enfatizó.

1 - El estratega revolucionario.

Tenía 32 años cuando entró triunfal a La Habana. Corría 1959, llevaba barba y uniforme y venía de derrotar a un ejército de 80.000 efectivos con una guerrilla que llegó a tener solo 12 hombres y 7 fusiles. Aplicó una "doctrina militar propia" y logró "transformar una guerrilla en un poder paralelo".

2 - El guerrillero seductor.

"¡Quedé tan impresionada! No pude más que mirarle la cara y decir: lo amo". Mercedes González, una cubana de 59 años, solo vio dos veces al líder cubano, pero cayó rendida. Ya sea por el aspecto de guerrillero o sus largos discursos Fidel fascinaba por igual a las mujeres, políticos o artistas.

3 - Visto como el enemigo.

"Es el hombre de las E: ególatra, egotista y egocéntrico". Así define a Fidel Castro la disidente Martha Beatriz Roque, de 71 años. Quien se le opuso, agrega, enfrentó una triple respuesta: "el encarcelamiento, las golpizas y los mítines de repudio". Castro retó a diez presidentes de Estados Unidos.

4 - El costado mítico de Fidel.

Mientras proclamaba el triunfo de la revolución en 1959, varias palomas volaron a su alrededor y una se le posó, dócil, en el hombro. La gente lo entendió como una señal sobrenatural. El mito ha rodeado la vida de Fidel.

Los cubanos le atribuían la protección del orishá Obatalá, el dios padre.

5 - El inspirador de revoluciones.

¿Un siglo XX sin Fidel Castro? Imposible. En los 60 apoyó a las guerrillas de Argentina, Bolivia, Colombia, Chile, El Salvador, Guatemala, Nicaragua, Uruguay y Venezuela; a finales de los 90 adoptó políticamente a Hugo Chávez y hoy Cuba es anfitrión y garante del acuerdo de paz en Colombia.

6 - El de las "quijotadas".

"Volverán". En 2001 Fidel Castro prometió que traería de regreso a sus cinco agentes presos por EE.UU. tres años antes. "Cuando Fidel dijo volverán, le dijo al pueblo cubano: ustedes los van a traer", señaló René González, uno de los cinco cubanos liberados entre 2011 y 2014.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)