BRASIL

Fernando Henrique apoya el juicio político a Dilma

El expresidente brasileño ya le había pedido a la mandataria que renunciara.

El expresidente brasileño Fernando Henrique Cardoso (1995-2002) afirmó ayer que la única salida a la crisis que vive el país es la destitución de la jefa de Estado, Dilma Rousseff, por medio del juicio político que trata de promover la oposición en el Congreso.

Cardoso, del opositor Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), hasta ahora se resistía a apoyar un proceso que considera "doloroso" como un juicio político y le había sugerido a Rousseff que renunciase "en un gesto de grandeza".

En una entrevista publicada en la web del diario O Estado de São Paulo, Cardoso admitió que cambió de idea por la "incapacidad" que tiene el Gobierno para "funcionar" y por la "resistencia" de Rousseff para buscar una solución. "Creo que ahora el camino es el ‘impeachment’ (juicio político) Si entendí bien, lo que gritaron las calles es eso. Las calles gritaron: renuncia, fin, ‘impeachment’", dijo Cardoso, en alusión a las manifestaciones multitudinarias celebradas el domingo pasado en ciudades de todo el país.

El expresidente reiteró que un juicio político continúa siendo un proceso "doloroso", pero aseguró que lo es tanto "ver el desfallecimiento de la economía y la sociedad". También aseguró que las instituciones brasileñas están "más sólidas" que en 1992, cuando se destituyó a Fernando Collor de Melo, antes de concretarse el juicio político, y aseguró que "no hay temor de un retroceso institucional". El pasado jueves, la Cámara baja instauró una comisión de 65 parlamentarios, que analizará la apertura de un juicio político contra Rousseff.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados