Pese al ataque, se reanudó el diálogo de paz en La Habana

Las FARC culpan a Santos de ofensiva

Las FARC culparon ayer al Gobierno de Colombia de la renovada violencia en el país por no aceptar un cese bilateral al fuego, un día después de que 11 militares murieron en un ataque guerrillero, un revés en la reducción de la intensidad del conflicto lograda en los últimos meses.

En medio de una atmósfera de tensión tras el ataque, en el que además murió un guerrillero y 20 militares quedaron heridos, los representantes del grupo rebelde y del Gobierno de Juan Manuel Santos volvieron a sentarse en la mesa de negociaciones en Cuba y no han hablado de interrupción del diálogo.

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), poco antes del inicio del encuentro, dijeron que el Estado es el "único responsable" de las víctimas, que suman más de 200.000 muertos y millones de desplazados como consecuencia de más de medio siglo de acciones bélicas.

"Dadas las circunstancias, con la negativa del Gobierno a firmar el cese bilateral del fuego, el único responsable de las víctimas que se están generando por la persistencia de la guerra es el Estado", sostuvo el guerrillero Pablo Catatumbo.

En respuesta a la emboscada de las FARC, Santos levantó la suspensión de los bombardeos a campamentos guerrilleros.

Mientras tanto, el fiscal general de Colombia, Eduardo Montealegre, afirmó que el ataque de las FARC fue una "emboscada" violatoria del Derecho Internacional Humanitario y constituye "un crimen de guerra". Sin embargo, llamó a "persistir en los esfuerzos de paz" con esa guerrilla. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados