CHILE

Expresidente chileno enredado en presunto fraude de su hermano

Eduardo Frei Ruiz-Tagle dijo sentirse “tremendamente impactado” por las presuntas transacciones fraudulentas que su hermano realizó a través de una sociedad de su propiedad.

Eduardo Frei Ruiz-Tagle. Foto: Archivo El País
Eduardo Frei Ruiz-Tagle. Foto: Archivo El País

El expresidente de Chile Eduardo Frei Ruiz-Tagle dijo ayer viernes sentirse “tremendamente impactado” por las presuntas transacciones fraudulentas que su hermano Francisco Frei Ruiz-Tagle realizó a través de una sociedad de su propiedad y por las que le reclaman deudas millonarias.

El pasado mes de agosto, Francisco Frei Ruiz-Tagle se autodenunció ante la Fiscalía por realizar transacciones financieras fraudulentas a través de la sociedad Inversiones Saturno S.A., propiedad del exmandatario y de su esposa y en la que el hermano tenía un poder para actuar en su representación.

Francisco habría firmado letras y pagarés a nombre de la empresa de su hermano, sin el consentimiento de este, empleando ese dinero para aliviar la situación financiera de sociedades de su propiedad, según la prensa local tras conocerse esta autodenuncia.

Por ello, el exmandatario (1994 y 2000), se enfrenta ahora a los reclamos de sus acreedores por una cantidad que los medios locales sitúan en algo más de 700.000 dólares, pero que podría aumentar si surgen más reclamaciones.

“Como familia estamos tremendamente impactados, nunca soñamos que íbamos a vivir una situación como esta. Nunca se nos cruzó por nuestra mente llegar a un estado como el que estamos, es como una pesadilla, para mí, para mi señora y para mi familia”, dijo a la prensa el expresidente.

“Sé que hay muchas personas que no creen que yo no sabía, que esto es un tongo, que es un arreglín. Yo hice confianza en mi hermano, una persona profesional que durante muchos años ha trabajado, que ha tenido sus altibajos en los negocios como cualquier emprendedor, pero nunca imaginé que nos iba, y me iba, a engañar en la forma en que lo hizo”, agregó.

El expresidente dijo que está haciendo “todos los esfuerzos para tener una situación real y verdadera de lo que estaba sucediendo” en la empresa y con esos antecedentes ponerse “a disposición del fiscal”. En ese sentido, señaló que los antecedentes recogidos hasta el momento demuestran que “los balances” de la sociedad que le entregaban estaban “falseados”.

Además, quiso aclarar que “el único sentido” que tenía esa sociedad era “administrar los bienes” pero que no hacía negocios con ella.

“Ese era un seguro para nuestra vejez y nuestra familia”, afirmó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)