Le anunció a la fiscal su intención de presentarse como querellante en el caso

Ex esposa de Nisman seguirá la indagatoria

La jueza federal de San Isidro Sandra Arroyo Salgado, hasta hace tres años esposa del fallecido Alberto Nisman, llegó ayer de mañana a Argentina tras un viaje de recreo por Europa y se presentó ante la fiscalía para declarar en el marco de la causa que investiga la muerte del fiscal especial de la causa AMIA.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La jueza Sandra Arroyo regresó ayer de Europa: "No puedo hacer conjeturas". Foto: La Nación

"No puedo hacer conjeturas", aseguró Arroyo Salgado ante la prensa al ingresar a la fiscalía.

Según la fiscal que encabeza la investigación, Viviana Fein, que hoy tiene previsto tomar declaración a los custodios de Nisman,"seguramente la ex pareja del doctor se acercará también (a la fiscalía)".

La magistrada podría presentarse durante el día en la Fiscalía Nacional en lo Criminal de Instrucción N°45 para declarar como testigo en la "muerte dudosa" —según el expediente — del fiscal.

Arroyo Salgado volvió de Europa apenas se enteró de la muerte de Nisman. Hace dos semanas, el fiscal estaba en Amsterdam con una de sus hijas, para celebrar sus 15 años, cuando tuvo un entredicho telefónico con su ex mujer.

El viernes 9, Nisman ya había decidido volver antes de lo previsto de España, donde pensaba pasar el fin de semana esquiando con su hija. Iban a ir a Andorra. Pero cambió de planes y Arroyo Salgado recogió a la chica en España y siguieron viaje juntas.

"Hoy hablé con la hermana (de Nisman), y la mamá va a prestar declaración. Hoy van a hablar conmigo y arreglar cuándo va a ser", contó la fiscal Fein en diálogo con radio Mitre, donde agregó: "Seguramente la ex pareja del doctor Nisman se acercará también". Según consignó el canal C5N, Arroyo Salgado pidió ser querellante en la causa, en representación de las dos hijas que tuvo con Nisman, algo que la propia fiscal confirmó posteriormente a su encuentro con la magistrada.

"La señora Salgado tuvo una charla conmigo de tipo personal, y la idea de constituirse en parte querellante aun no fue aceptada, tampoco presentó el escrito formal, por lo tanto no es parte querellante en este momento, no se tomo declaración testimonial en mi fiscalía", señaló Fein.

Algunos detalles del intempestivo retorno de Nisman al país mientras estaba con su hija adolescente fueron mencionados en la extensa nota que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner había escrito el lunes en su página de Facebook.

La última foto.

Papeles, carpetas, hojas, documentos y resaltadores amarillos. Con esos elementos lucía la mesa del departamento del fiscal Alberto Nisman pocas horas antes de morir, según una foto que se conoció ayer y que el funcionario le habría enviado al vicepresidente de la DAIA, Waldo Wolff, vía Whatsapp el sábado.

Wolff dio a conocer la imagen a través de la Agencia Judía de Noticias. "Le escribí para consultarle sobre quién debía levantar el secreto de sumario sobre los miembros de los servicios de inteligencia. Él me respondió que el que lo tenía que hacer era el secretario de Inteligencia, Oscar Parilli, y me envió una foto del escritorio en el que estaba trabajando", contó Wolff, consignado por la AJD. La foto fue tomada a las 18.27 del sábado pasado.

"Acá estoy trabajando. ¿Qué te parece esto?", le escribió Nisman a Wolff a través del celular.

Esa documentación sería la que Nisman iba a presentar ayer en el Congreso, citado por la Comisión de Legislación Penal luego de su denuncia contra Cristina Kirchner por encubrir a Irán en el atentado a la AMIA.

El vicepresidente de la DAIA también dijo que el domingo al mediodía volvió a escribirle nuevamente al fiscal, pero que esta vez no tuvo respuesta. "Intercambié dos líneas con él y ambas quedaron sin responder. En la primera decía Buen día y en la otra le preguntaba si correspondía que nosotros asistiéramos a la comisión que se iba a reunir el lunes. En el momento en el que mandé el mensaje había dudas sobre esto porque no se sabía si iba a ser pública", consignó la AJD. Wolff tenía comunicación fluida con Nisman. "Como querellantes teníamos un contacto fluido con la fiscalía para hacer consultas técnicas y él respondía los mensajes fluidamente", dijo.

La fiscal se concentra en la pistola Bersa hallada en la escena

La fiscal Viviana Fein, a cargo de la causa por la muerte del fiscal Alberto Nisman, informó ayer de mañana que el barrido electrónico realizado sobre las manos del fallecido "dio negativo": no se encontraron vestigios de pólvora.

Expertos de la policía bonaerense aseguraron que dio negativo el peritaje que realizaron para hallar restos de pólvora en las manos de Nisman y así lo informó la fiscal Fein esta mañana. "Hemos recibido el resultado del barrido electrónico de la búsqueda de residuos de las manos de Nisman. Lamentablemente dio negativo", aseguró. En diálogo con radio Mitre, Fein contó que durante el día recibirá los resultados de distintas medidas técnicas encomendadas a Prefectura y a la Policía Federal sobre el material secuestrado en el departamento de Nisman. El fiscal especial se mató con un arma calibre 22.

El peritaje sobre el cuerpo de Nisman determinó suicidio, aunque la fiscal Fein dejó abierta la posibilidad de que esa decisión pudiese haber sido "instigada".

Tras la primera pericia, la fiscal Fein solicitó en acuerdo con la jueza Fabiana Palmaghini que actúa en el caso una nueva pesquisa del arma. Según trascendió se requerirá que el arma sea nuevamente disparada por otra persona a la que se le practicará la misma operación de barrido electrónico para establecer si se trata de una característica del arma.

Al mismo tiempo, el técnico en informática y colaborador del fiscal quien le prestó el arma a Nisman, identificado en los medios como Diego Lagomarsino, será indagado por los investigadores.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)