POLÍTICA MIGRATORIA

Europa estudia aplicar un "visado exprés" a turistas

La medida abarca a uruguayos y se aplicaría desde 2020.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Europa refuerza los controles para prevenir actos terroristas. Foto: Reuters

Los ministros de Interior de la Unión Europea (UE) debatirán hoy viernes en Bruselas por primera vez una propuesta para crear un sistema de autorización a los extranjeros que entren a la zona comunitaria. Una especie de "visado exprés". Los ministros europeos también discutirán sobre medidas antiterroristas y el registro de datos de pasajeros aéreos.

De prosperar esta medida, los viajeros de países exentos de visado para entrar a la UE, como es el caso de Uruguay, deberán someterse a un control de seguridad online previo. Pero todavía falta para que el sistema entre en vigencia.

La reunión, que vendrá precedida de una cena informal de los ministros para discutir sobre inmigración, servirá para que intercambien sus primeras impresiones sobre el llamado "Sistema Europeo de Información y Autorización de Viajes" (Etias, por sus siglas en inglés), presentado este miércoles por la Comisión Europea (CE).

El sistema pretende reforzar los controles de seguridad y de inmigración en la UE mediante la formalización de una autorización de viajes para los ciudadanos de terceros países que quieran entrar en el espacio sin fronteras europeo Schengen y no necesiten visado, que les obligará a pagar una tasa de cinco euros.

El llamado Espacio Schengen lo integran 25 países miembros de la UE.

El mecanismo, similar al llamado ESTA que aplica Estados Unidos desde 2009, prevé realizar comprobaciones de antemano y, si se considera necesario, negar la entrada al viajero.

El Espacio Schengen es el conjunto de los territorios de los Estados de la UE a los que se apliquen plenamente las disposiciones sobre supresión de controles en las fronteras interiores y circulación de personas, previstas en el Convenio para la Aplicación del Acuerdo de Schengen, firmado el 19 de junio de 1990.

En estos momentos, los Estados Schengen son: Alemania, Austria, Bélgica, Dinamarca, Eslovenia, España, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Hungría, Islandia, Italia, Letonia, Liechtenstein, Lituania, Luxemburgo, Malta, Noruega, Países Bajos, Polonia, Portugal, República Checa, República Eslovaca, Suecia y Suiza.

Según la CE, en el 95% de los casos los solicitantes obtendrán una aprobación automática, mientras que del restante 5%, una buena parte (entre el 3% y el 4%) recibirá una decisión positiva en un momento posterior. Los interesados a los que se deniegue la autorización, podrán recurrir la decisión.

El nuevo sistema obligaría tanto a turistas como a gente que viaje por negocios a solicitar previamente una autorización de viaje que sólo se concedería luego de un análisis satisfactorio de sus datos.

La información de cada persona quedará registrada y se cruzará la información con otras bases de datos, incluidas las de Europol, Eurodac e Interpol. En principio, está previsto que la medida entre a regir a partir de 2020.

La CE justifica la propuesta por las amenazas que supone el terrorismo internacional y los problemas con la migración ilegal que en forma masiva se le ha presentado a Europa desde 2014. Se calcula que la instauración del sistema requeriría inversiones de unos 212 millones de euros, que se sumarían a los costos actuales de alrededor de 85 millones, pero que se cubrirían con los ingresos recaudados por el pago de la tasa.

Por otra parte, el consejo de ministros de la UE intercambiará puntos de vista sobre los progresos hechos en la implementación de la directiva sobre el registro de datos de pasajeros aéreos (PNR, por sus siglas en inglés), que fue adoptada el pasado 26 de abril.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados