LA VIOLENCIA EN LOS COLEGIOS DE EE.UU.

Estudiantes contra las armas en los colegios

Marchas en EE.UU. a un mes de la matanza de Parkland.

Washington: estudiantes frente al Congreso de EE.UU en homenaje a las víctimas de la masacre e Parkland hace un mes. Foto: Reuters
Washington: estudiantes frente al Congreso de EE.UU en homenaje a las víctimas de la masacre e Parkland hace un mes. Foto: Reuters

Estudiantes abandonaron las aulas ayer miércoles en varias ciudades de Estados Unidos para protestar contra la violencia con armas de fuego, al cumplirse un mes de la matanza de 17 personas en un colegio de Parkland, Florida. En la plaza frente a la Casa Blanca se manifestaron centenas de estudiantes a los gritos de "¡Nunca más!" y "¡Basta!", al tiempo que exhibían pancartas donde se leía "Protejan a la gente, no a las armas". Los grupos estudiantiles iniciaron luego una caminata desde la Casa Blanca hasta el Capitolio, la sede del Congreso.

Brenna Levitan, de 17 años y alumna de una escuela en el barrio de Silver Springs, en la periferia de Washington, dijo que la idea era "mostrar al Congreso y a los políticos que no vamos a quedarnos de brazos cruzados, no seguiremos callados". Levitan, que marchó acompañada por su madre, apuntó que la matanza en el colegio de Parkland "ha sido la última".

Frente al Congreso se sumaron a la marcha varios legisladores, incluyendo el senador Bernie Sanders, ex aspirante presidencial del Partido Demócrata. "Ustedes, los jóvenes, están liderando este país. La gente se ha hartado y está asqueada con la violencia con armas de fuego", dijo Sanders utilizando un megáfono.

En Nueva York, estudiantes de unos 50 colegios marcharon vistiendo chaquetas de color naranja, que distingue a los activistas por un mayor control de armas. En tanto, en otro colegio de la ciudad de Los Ángeles los estudiantes se acostaron en su propio campo deportivo formando la palabra "Basta", el de las protestas.

La masiva participación y protesta tuvo su acto central a las 10:00 hora local (09:00 de Uruguay) durante el paro de 17 minutos, uno por cada vida segada en la matanza perpetrada en la escuela secundaria Marjory Stoneman Douglas, de Parkland.

La jornada de protesta se realiza al cumplirse un mes en que el joven Nikolas Cruz, de 19 años, ingresó a su excolegio con un rifle semiautomático y abrió fuego indiscriminadamente contra quienes encontró a su paso. Cruz logró huir de la escuela mezclado con la multitud que corría, pero fue detenido poco más tarde.

El fiscal del estado de Florida adelantó que pedirá la pena de muerte contra el joven, al tiempo que los abogados de Cruz sugirieron que el acusado aceptaría declararse culpable a cambio de no enfrentar la pena capital.

La jornada de protesta es también una manifestación de los estudiantes de todo el país contra la aparente incapacidad de las autoridades de imponer cualquier tipo de control sobre el acceso a armas, inclusive de alto calibre. Los tiroteos e incidentes que involucran el uso de armas de fuego provoca la muerte de unas 30.000 personas al año en Estados Unidos.

Poco después de la masacre de Parkland, el presidente Donald Trump prometió medidas "muy duras" para el acceso a armas, pero el plan de acción lanzado por la Casa Blanca fue una enorme decepción para los estudiantes. Ese plan se apoya en la controvertida idea de entrenar personal escolar para llevar armas en los centros educacionales para proteger a los alumnos.

La propuesta inicial de Trump de elevar la edad mínima de 18 a 21 años para la compra de armas, pareció esfumarse después de dos reuniones del presidente con la influyente Asociación Nacional del Rifle (NRA, en inglés). La NRA es el poderoso lobby en favor de las armas en el país y hace generosas donaciones a campañas electorales de políticos como forma de consolidar su influencia. En la campaña presidencial de 2016, el NRA apoyó explícitamente la candidatura de Trump.

Demócratas eufóricos para las legislativas

Los demócratas estaban eufóricos ayer miércoles luego de haberse declarado ganadores en una elección legislativa parcial en Pensilvania, un feudo republicano. Aún no se conocen los resultados oficiales en esta 18ª circunscripción de Pensilvania, pero el demócrata Conor Lamb declaró su victoria: llevaba 0,2% de ventaja ante el republicano Rick Saccone.

La participación en esta elección, considerada como un referéndum sobre Trump, fue relativamente elevada. "A poco tiempo de las elecciones de medio mandato, la dinámica a favor de los candidatos demócratas es indiscutible", dijo el presidente del partido Demócrata, Tom Perez. "Nada parará a los demócratas. Pensilvania es solo el comienzo", agregó.

El 6 de noviembre se realizarán las elecciones legislativas en las que se renovarán los 435 asientos de la Cámara de Representantes por dos años y un tercio (35 asientos de 100) del Senado. Actualmente, las dos cámaras del Congreso están en manos de los republicanos, pero el partido del presidente teme una derrota como la que tuvo el expresidente Barack Obama en 2010.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º