MEDIDA

Estados Unidos sanciona a los hijastros de Maduro

Los hijastros de Maduro que fueron sancionados son Walter, Yosser y Yoswal Flores, conocidos como “Los Chamos” e hijos de Cilia Flores, esposa del mandatario.

Nicolás Maduro. Foto: Reuters
Nicolás Maduro. Foto: Reuters

Estados Unidos sancionó ayer jueves a tres hijastros del presidente venezolano, Nicolás Maduro, y al empresario colombiano Alex Saab, por supuestamente haber robado “cientos de millones de dólares” del programa de comida subsidiada conocido como Clap. Departamento del Tesoro sancionó en total a diez individuos y trece compañías ubicadas en diferentes partes del mundo, como Estados Unidos, Hong Kong, Emiratos Árabes Unidos, Turquía, México, Panamá y Colombia.

Los hijastros de Maduro que fueron sancionados son Walter, Yosser y Yoswal Flores, conocidos como “Los Chamos” e hijos de Cilia Flores, esposa del mandatario.

Los sancionados verán congelados todos los bienes que puedan tener en Estados Unidos y se les prohibirá hacer transacciones financieras con cualquier ciudadano estadounidense; lo que en la práctica les dificultará el acceso al sistema financiero internacional, basado en el dólar.

Estados Unidos sitúa a la cabeza del “esquema de corrupción” a Saab, que presuntamente pagó sobornos a los hijastros de Maduro para que ellos le pusieran en contacto con el propio mandatario y con el ministro de Industrias, Tareck el Aissami, sancionado en febrero de 2017 por supuesto narcotráfico.

De esa forma, Saab obtuvo contratos “sobrevalorados”, entre otros el del Clap, y comenzó a prestar servicios por una cifra de dinero que excedía con creces el valor real de sus prestaciones. “Lo que hizo Saab es sobornar para ganar acceso y tomar control del programa Clap y procedió a lavar cientos de millones de dólares mediante empresas pantalla en todo el mundo”, dijo un funcionario estadounidense a EFE

Para obtener los contratos de comida, Saab supuestamente también sobornó al que fuera gobernador de Táchira (oeste de Venezuela), José Vielma Mora, y al actual gobernador de Aragua, Rodolfo Marco Torres, que ya fue sancionado en 2018 y que recibió las mordidas cuando era ministro de Alimentación (2016-2017).

Según el régimen venezolano, el programa Clap, creado en 2016, ayuda a más de seis millones de personas; pero la opositora Asamblea Nacional asegura que ese plan ha provocado millonarias pérdidas patrimoniales por sobrecostes y corrupción.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados