BARÉIN

Estados Unidos espera que palestinos acepten su plan económico

El foro de Baréin cerró sin mucha expectativa de un acuerdo.

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, saluda a Jared Kushner, el yerno de Trump. Foto: Reuters
El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, saluda a Jared Kushner, el yerno de Trump. Foto: Reuters

El yerno y consejero del presidente estadounidense Donald Trump, Jared Kushner, acusó ayer miércoles a la Autoridad Palestina de no haber ayudado a su pueblo pero aseguró que “la puerta sigue abierta” para que integre las conversaciones de paz.

“Si realmente quieren mejorar la vida de su gente, tenemos a partir de ahora un gran programa con el que pueden comprometerse e intentar lograrlo” dijo Kushner al cierre de la conferencia de Baréin.

“Vamos a seguir siendo optimistas”, dijo. “Hemos dejado abierta la puerta abierta todo el tiempo”.

La Autoridad palestina asegura que el plan de Kushner, evaluado en 50.000 millones de dólares en inversiones en proyectos de infraestructuras, educación, turismo y comercio, es un pretexto para que Trump imponga una solución favorable a Israel.

“Las reformas son posibles” si es que los palestinos “quieren llevarlas a cabo” dijo Kushner, refiriéndose a las recomendaciones de mejorar la economía palestina.

Kushner propuso esta iniciativa, bautizada “De la paz a la prosperidad” y la presentó como “la oportunidad del siglo” para los palestinos.

Cercano a Israel, Kushner había advertido a los palestinos, cuyos representantes boicotearon el foro, que la aceptación de este plan era una condición previa a cualquier acuerdo de paz.

El yerno de Trump no anduvo con rodeos y responsabilizó a las autoridades de Gaza de los problemas de los palestinos, acusándolas de “vacío de liderazgo” y de tener un gobierno “más preocupado de la destrucción de su vecino que del bienestar de sus ciudadanos”.

En su intervención, en la que hizo de entrevistador del ex primer ministro británico Tony Blair, Kushner celebró que ya ha habido medio millón de descargas del plan en el portal de la Casa Blanca -mucho más de lo esperado, dijo- y quiso poner a Polonia como ejemplo para Palestina.

No fue la única asociación extraña de un día en el que el presidente de la FIFA, Gianni Infantino, el productor de cine Fernando Sulichin y la dueña de una compañía de taxis para mujeres en Egipto compartieron un escenario que tuvo como plato fuerte el vis a vis entre Blair y Kushner.

Blair fue más diplomático que Kushner y se mantuvo alineado con la solución de los dos Estados para palestinos e israelíes que respalda la amplia mayoría de la comunidad internacional y los países árabes.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)