LA CRISIS EN VENEZUELA

Estados Unidos aumentará la presión contra el régimen de Maduro

“Lo único que vamos a negociar es el cuándo, el cómo y el dónde de su salida”, dice asesor de Trump.

Nicolás Maduro. Foto: Reuters
El presidente venezolano ya no confía en sus mandos militares, según la Casa Blanca. Foto: Reuters

Estados Unidos aumentará las presiones contra el régimen de Nicolás Maduro en Venezuela, cuya situación es “insostenible” incluso para los militares y sus aliados Rusia y China, aseguró el director para América Latina de la Casa Blanca, Mauricio Claver-Carone.

El funcionario, que está en Medellín por la 49 Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA), dijo en una entrevista con EFE que las presiones políticas y financieras contra el régimen chavista y su entorno están dando resultados, hasta el punto de que Maduro “está en una situación de pura arena movediza de la que no sabe cómo salirse”.

“Van a ver en estas semanas, que va a haber más acciones”, afirmó. Según el funcionario, la “política de presión máxima” contra Maduro dará resultado porque solo “lleva casi 20 semanas” y fue diseñada “con disciplina, constancia y consistencia en mente”.

“Nicolás Maduro no controla ni los propios grupos de seguridad en su país”, agregó Claver-Carone, quien añadió que el gobernante está “intentando ver cómo sobrevive”.

Para ilustrar el panorama citó el caso del general Manuel Ricardo Cristopher Figuera, exjefe del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), quien llegó el lunes a Estados Unidos y puede hacer importantes revelaciones sobre el régimen. “También vimos el escape de Iván Simonovis, que era el director de la Policía, una persona muy reconocida en Venezuela”, dijo el funcionario, y añadió que “todo el mundo a su alrededor está buscando la salida de Nicolás Maduro y él no puede hacer nada”.

Subrayó que Estados Unidos está “más que dispuesto a ayudarlo a buscar esa salida” porque tiene que terminar “la gran tragedia humanitaria, la gran tragedia democrática” de Venezuela.

En este punto añadió que “hasta los actores externos”, como “los propios rusos y los chinos están sintiendo esa fatiga, saben que Maduro es insostenible, que su situación es ingobernable”.

En el caso de Cuba, dijo que “es una situación diferente porque ellos ven a Venezuela como un tema existencial” por la dependencia económica que la isla tiene del régimen chavista.

El encargado de Latinoamérica en la Casa Blanca fue claro al señalar que cuando se habla de ayudar a Maduro a buscar una salida, no está contemplada otra opción que su retirada del poder. “Lo único que estamos dispuestos a negociar con Maduro es el cuándo, el cómo y el dónde de su salida (...) para bien de todos los sectores políticos en Venezuela, incluyendo el chavismo, para que el chavismo propio tenga una oportunidad de sobrevivir”, manifestó.

Sobre los fallidos esfuerzos para conseguir que los militares retiren su respaldo al régimen, Claver-Carone afirmó que ninguno apoya incondicionalmente a Maduro. “Yo nunca he tenido una conversación con un alto militar venezolano que nos diga ‘apoyo incondicionalmente a Nicolás Maduro’. Ninguno lo ha dicho”, añadió.

Como carece de un apoyo efectivo en el estamento militar, Maduro no quiere que ellos controlen el país y por eso en el régimen “siguen armando milicias, siguen apoyando a grupos terroristas, grupos guerrilleros como el ELN”, afirmó.

Para el funcionario, una muestra de la desconfianza de Maduro hacia las Fuerzas Armadas fue la suspensión del desfile militar del pasado 24 de junio en conmemoración de la Batalla de Carabobo alegando motivos de seguridad.

“Está buscando conspiraciones, está buscando intentos golpistas, fábulas que francamente siguen creando porque él mismo sabe que todos a su alrededor quieren una vía democrática o una vía constitucional, y esa es la que está violando Nicolás Maduro”, dijo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados