VIDEO

Estados Unidos se apoya en sus aliados para presionar a Maduro

El vice Pence dijo que la Casa Blanca “no se quedará de brazos cruzados” ante Venezuela.

Estados Unidos no se quedará de "brazos cruzados" ante el quiebre institucional en Venezuela, y por eso está buscando apoyo en la región para seguir presionando económica y políticamente al régimen de Nicolás Maduro. La "opción militar" de la que habló la semana pasada el presidente Donald Trump, y que le dio pie al chavismo para reforzar su tesis de una conspiración internacional para derrotar a Maduro, quedó fuera del abanico.

De esto hablaron ayer Mauricio Macri y Mike Pence en Buenos Aires, segunda escala de la gira por América Latina del vicepresidente estadounidense.

"El presidente Trump me envió aquí para que quede claro en Argentina y toda América Latina que Estados Unidos no se va a quedar de brazos cruzados mientras Venezuela se desmembra", indicó Pence en una conferencia conjunta con Macri en Olivos. "El presidente de Estados Unidos y yo estamos confiados de que trabajando con los aliados de la región vamos a lograr una solución pacífica a la crisis que en este momento está enfrentando Venezuela", agregó Pence. "Estados Unidos va a seguir imponiendo presión económica y política a Venezuela", completó.

La gira de Pence, que comenzó por Colombia el domingo y seguirá hoy miércoles en Chile y luego en Panamá, se enmarca en una ofensiva diplomática estadounidense contra el régimen de Maduro en Venezuela, en medio de la severa crisis económica y protestas opositoras con al menos 125 muertos desde el 1° de abril.

"Estamos viendo la tragedia de la tiranía ante nuestros propios ojos", dijo Pence y recordó que Trump "dejó en claro que Estados Unidos tiene muchas opciones, y nos reservamos estas opciones".

Sin embargo, apuntó el vicepresidente, "el incremento de presiones económicas y diplomáticas para el régimen de Maduro, no solo en América sino en el mundo entero, nos permitirá alcanzar la restauración de la democracia en Venezuela por medios pacíficos".

Estados Unidos ya aplicó sanciones económicas a varios funcionarios del régimen chavista, incluidos el propio Maduro y el vicepresidente venezolano, Tareck El Aissami.

Pence lamentó el altísimo números de refugiados venezolanos tanto en Colombia como en Argentina. "Un millón en Colombia" y más de 60.000 en Argentina "es absurdo", dijo el vice de Trump sobre la creciente ola migratoria venezolana en el mundo.

Macri, por su lado, descartó cualquier apoyo a una intervención militar en Venezuela como esbozó Trump la semana pasada. "La vía no es la utilización de la fuerza", afirmó Macri, como el domingo lo hizo el presidente colombiano Juan Manuel Santos, que en Cartagena le pidió a Pence que Estados Unidos abandone la opción militar. Además, la posición argentina se condice con la del Mercosur expresada el sábado en "repudio a la violencia y a cualquier opción que implique el uso de la fuerza".

En Uruguay, el presidente Tabaré Vázquez también expresó su rechazo a cualquier opción militar en Venezuela.

Dirigiéndose a Macri, Pence le aseguró que su país "seguirá trabajando con los países libres en el hemisferio hasta que la democracia sea restaurada para el pueblo de Venezuela".

"Necesitamos una Venezuela sólida y estable para todo el continente", enfatizó Pence.

Los vices: Michetti y Pence en la Casa Rosada. Foto: Reuters
Los vices: Michetti y Pence en la Casa Rosada. Foto: Reuters

Argentina "audaz".

Pero la visita de Pence a Buenos Aires no solo sirvió para hablar de Venezuela. El vicepresidente estadounidense aprovechó para elogiar la gestión de Macri, que el domingo en las internas para las legislativas de octubre próximo recibió un fuerte respaldo del electorado a nivel nacional.

Pence elogió "el liderazgo de Argentina" y felicitó a Macri por "restaurar la imagen del país en el mundo" con sus reformas económicas y políticas en sus 19 meses de gobierno. "Estoy aquí para felicitarlo por sus audaces programas de cambio para transformar la economía", dijo. Y agregó que la situación en Argentina es la cara opuesta del "colapso que estamos viendo en Venezuela".

Pence insistió en que Argentina "es de muchas maneras una inspiración para todos los países del continente y también a nivel mundial". Sostuvo que desde la asunción del gobierno de Macri, en diciembre de 2015, "ha comenzado un renacimiento económico y político, y lo felicitamos por la reformas que ha hecho".

En ese sentido agregó que bajo el liderazgo de Macri, "Argentina tiene un socio sólido en Estados Unidos". Argentina será sede de la conferencia ministerial de la Organización Mundial de Comercio (OMC) en diciembre y del G20 en 2018.

En la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, Pence pidió a los países de la región "redoblar sus esfuerzos para terminar con el flagelo de la corrupción y del crimen internacional". También afirmó que Estados Unidos y Argentina "están muy cerca" de sellar un acuerdo para la exportación de carne de cerdo. "Estados Unidos quiere más comercio con América Latina y con el resto del mundo", dijo Pence. "No sólo tendremos libre comercio, tendremos comercio justo", indicó.

Constituyente.

Mientras en Buenos Aires Pence cerraba su visita y se preparaba para cruzar la cordillera hasta Santiago de Chile, en Caracas la Asamblea Constituyente que responde a Maduro siguió tomando medidas para arrinconar a la oposición. Ayer recibió un planteo del presidente del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), Maikel Moreno, para aumentar el máximo de las penas de prisión para varios delitos, limitadas en la Carta Magna a 30 años, entre los que están los de "traición a la patria" y "terrorismo", de los que el régimen ya ha acusado a líderes de la oposición.

A su juicio, quienes cometan tales faltas "deben cumplir más de 50 años" de prisión.

Frente a los más de 500 integrantes de la Constituyente, Moreno también remarcó que la corrupción administrativa "merece el castigo severo de la ley" para impedir que los "enemigos de la patria se enriquezcan de manera desmedida y luego quieran legitimar sus capitales en otros países".

Minutos después de la comparecencia de Moreno, la Constituyente, integrada exclusivamente por militantes chavistas, ratificó ayer a los 13 magistrados del TSJ que fueron destituidos por el Parlamento opositor e impugnados por la fiscal general Luisa Ortega, cesada por el gobierno.

También ordenó ayer a la Justicia pasar los casos de manifestantes detenidos este año del fuero militar al civil, tras reclamos de organismos de derechos humanos y de la ONU. Pero la decisión no fue en reacción a estos reclamos, sino a una orden de Maduro. "Hemos recibido una comunicación del presidente de la República Nicolás Maduro solicitando que sean declinados los casos llevados ante la jurisdicción militar (y) sean llevados ante la jurisdicción ordinaria", admitió la presidenta de la Constituyente, Delcy Rodríguez.

Los vices.

Donald Trump felicitó a Mauricio Macri por los resultados de las elecciones primarias del domingo. Lo hizo a través de su vice, Michael Pence. Así lo reveló la vicepresidenta, Gabriela Michetti: "El presidente Trump le envió saludos a Macri y a mí, y felicitaciones. Dijo que tal vez como una cábala yo debería volver en octubre", señaló Michetti al ser consultada sobre si Pence se pronunció respecto a las PASO. En tanto, indicó que Pence "no dijo nada" acerca de la expresidenta Cristina Kirchner, y aclaró: "Comentó las elecciones".

PRONUNCIAMIENTOS.

Salida de Maduro - María Corina Machado - Dirigente opositora venezolana.

Afirmó que el único escenario de negociación con el gobierno de Venezuela es la salida de Nicolás Maduro. "No es bueno darle unos beneficios a un sector del país a cambio de que tú (Maduro) te quedes. Eso no existe", dijo en entrevista con EFE.

Presos políticos - Lenin Moreno - Presidente de Ecuador.

Expresó su preocupación por la cantidad de presos políticos en Venezuela. "Es conocida y preocupante la situación por la que atraviesa (...) Venezuela (...). No deja de preocuparnos también la cantidad de presos políticos", afirmó Moreno.

CONSECUENCIAS DE LA CRISIS.

Continúa el éxodo de aerolíneas.

Cada vez menos aviones vuelan a Venezuela. El éxodo de las aerolíneas comenzó en 2014 cuando los precios del petróleo, fuente del 96% de divisas del país, empezaron a derrumbarse. Imposibilitadas de repatriar sus ganancias, la mayoría dejó de vender pasajes en bolívares en 2016. Entre 2014 y 2015 salieron del país Air Canada, Aeroméxico, Alitalia, Lan, Tam, Tiara y Gol; en 2016 Dynamic y Lufthansa; y este año United, Delta y Avianca.

Hoy hay 121 frecuencias semanales y unos 19.000 asientos, frente a 57.000 de 2013. Esto aumenta tiempos y costos. Mientras un pasaje Caracas-Miami cuesta 860 dólares, un boleto Bogotá-Miami sale 390 dólares con Copa. A ello se suman reparos técnicos.

Diputados, un año sin cobrar.

Ayer martes hizo un año que los diputados venezolanos recibieron su último salario, debido a una de las medidas del chavista Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) contra el Parlamento, de mayoría opositora. El Poder Judicial, que ha declarado al Legislativo en desacato, también ordenó en enero suspender cualquier asignación presupuestaria al Parlamento, dejándole sin ninguna partida. "El argumento es el desconocimiento de la Asamblea Nacional por parte del Poder Ejecutivo y el Poder Judicial", dijo José Rivero, secretario del sindicato de funcionarios del Parlamento.

Incluyendo a los 167 diputados, el Parlamento venezolano agrupa a 4.500 empleados, de los cuales 1.435 están jubilados, y todos se han visto afectados de alguna manera por las acciones del Tribunal Supremo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)