Faltó tiempo para preparar la seguridad de Obama, explican

Estados Unidos admite críticas por faltar a la marcha

La Casa Blanca dio ayer la razón a quienes criticaron el hecho de que ni el presidente Barack Obama ni ningún otro alto funcionario estadounidense participara en la marcha contra el terrorismo de este domingo en París, al admitir que "debería haber enviado a alguien de más alto perfil".

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Obama fue criticado por no viajar a París para participar de la marcha. Foto: Reuters

El fiscal general de Estados Unidos, Eric Holder, había viajado a París para asistir a un encuentro ministerial sobre yihadismo y antiterrorismo, y pese a que se esperaba que asistiese a la cabeza de la manifestación, no estuvo presente.

El portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, reaccionó ayer así a las críticas que ha suscitado el hecho de que la embajadora estadounidense en Francia, Jane Hartley, fuera la encargada de representar a esta nación en la marcha, a la que asistieron mandatarios y líderes de unos 50 países.

"Es justo decir que deberíamos haber enviado a alguien de más alto perfil (que la embajadora estadounidense)", dijo Earnest en su conferencia de prensa diaria.

El portavoz aseguró que a Obama "le habría gustado tener la oportunidad de estar allí (en París)" para la multitudinaria marcha en rechazo al terrorismo y en defensa de la libertad de expresión, tras el atentado contra el semanario satírico Charlie Hebdo y los otros actos terroristas perpetrados en Francia la semana pasada.

No obstante, recordó que la planificación para la marcha "comenzó el viernes" pasado y que la asistencia de Obama o del vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, a un acto multitudinario al aire libre requiere de tales medidas de seguridad que habría causado grandes molestias en la organización de la marcha.

"Si el presidente o el vicepresidente hubieran asistido, eso habría impactado significativamente la capacidad de participar en la marcha de aquellos ciudadanos que querían asistir", afirmó Earnest.

El portavoz subrayó que la ausencia de Obama y otros altos funcionarios no resta "el compromiso de Estados Unidos con la seguridad de Francia y con sus valores", y recordó que los dos gobiernos se han mantenido en "coordinación constante" desde que se produjo el ataque contra el semanario francés.

Mensaje.

"Queremos mandar un mensaje claro de que EE.UU. está hombro con hombro con Francia, y enviar a alguien de más alto perfil (a la marcha) habría enviado ese mensaje", reconoció.

Medios estadounidenses y líderes de opinión, sobre todo del opositor Partido Republicano, han criticado a la Administración de Obama por no haber enviado un representante de alto nivel, ni siquiera al secretario de Estado, John Kerry, que se encuentra de gira por India y Pakistán.

El senador republicano Ted Cruz destacó que esa ausencia "es un símbolo de la falta de liderazgo de Estados Unidos en el mundo", lo que calificó de "peligroso".

"El ataque a París, como los atentados previos a Israel y otros aliados, es un ataque a los valores que compartimos", dijo.

Otros republicanos como Marcos Rubio calificaron la falta de representación de alto nivel como un "error" y recordaron que, aún descartando a Obama por motivos de seguridad, "hay muchas personas a las que se podía haber enviado".

Kerry anunció ayer que hará una parada no anunciada en París este jueves de camino a Washington para reunirse con el presidente Hollande y el ministro de Exteriores francés, Laurent Fabius.

El secretario de Estado rechazó desde la India las críticas "triviales" a la ausencia de altos funcionarios estadounidenses y del presidente Obama en París.

Obama habló por teléfono con Hollande tras el ataque y visitó la embajada francesa en Washington para presentar sus condolencias al pueblo francés.

El embajador de Francia en Estados Unidos, Gérard Araud, se reunirá hoy con la asesora contra el terrorismo de Obama, Lisa Monaco, aseguró Earnest.

"Cibercalifato" piratea al Comando Central

La cuenta en Twitter del Comando Central de Estados Unidos, que supervisa las operaciones militares en Oriente Medio, fue hackeada ayer por supuestos simpatizantes del grupo insurgente Estado Islámico, objetivo de los bombardeos estadounidenses en Irak.

El hecho se registró mientras el presidente Barack Obama daba un discurso sobre ciberseguridad,

Funcionarios estadounidense dijeron que las cuentas del CentCom en Twitter y YouTube fueron suspendidas tras haber quedado comprometidas.

Dos funcionarios de Defensa de Estados Unidos, que hablaron bajo condición de anonimato, afirmaron que la acción era algo embarazoso, pero que no parecía ser una amenaza a la seguridad.

La Casa Blanca aseguró que está analizando la importancia del incidente.

"En nombre de Alá, el más misericordioso, el cibercalifato continúa su ciberyihad", decía un mensaje en la cuenta de Twitter del CentCom pirateada. En el encabezamiento se mostró además una figura con un pañuelo blanco y negro y las palabras "Cibercalifato" y "Te amo ISIS", usando un acrónimo para el grupo estado Islámico.

En la cuenta de YouTube había videos publicados por el Ejército estadounidense de ataques contra objetivos del EI en Siria e Irak. Aparentemente, fue pirateado para agregar dos videos titulados "Llamas de guerra. Video del ISIS" y "Los Soldados de la Verdad avanzan".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)