MADRID

España salda deuda con los ciudadanos que fueron al exilio

Carmen Calvo ya había adelantado su intención de completar y actualizar la ley de memoria histórica que se aprobó en España durante el mandato de Zapatero.

“La democracia española tiene una deuda pendiente con el exilio", dijo Carmen Calvo (der). Foto: AFP
“La democracia española tiene una deuda pendiente con el exilio", dijo Carmen Calvo (der). Foto: AFP

La vicepresidenta primera del Gobierno de España, Carmen Calvo, anunció ayer sábado “de forma inminente” la presentación de una ley para saldar la deuda que la democracia española tiene con el exilio posterior a la Guerra Civil.

“La democracia española tiene una deuda pendiente con el exilio que va a saldar con una ley de inminente presentación”, aseguró Calvo en la localidad francesa de Aÿ-Champagne, en el este del país, donde presidió un homenaje a Juan Romero, el último superviviente de los españoles que pasaron por el campo de concentración nazi de Mauthausen. No dio más detalles sobre la ley que se va a presentar.

Calvo ya había adelantado su intención de completar y actualizar la ley de memoria histórica que se aprobó en España durante el mandato de José Luis Rodríguez Zapatero.

La vicepresidenta consideró importante hacer justicia con los hombres y mujeres que tuvieron que partir al exilio por la defensa de los valores democráticos, una iniciativa que personificó en Juan Romero, que en abril pasado cumplió 101 años.

“No se puede olvidar todo aquello”, afirmó a Efe Romero, én el homenaje del gobierno español en Aÿ Champagne, la localidad en la que rehizo su vida después de escapar del infierno del campo nazi de Mathausen.

Calvo puso la vida de Romero como espejo en el que debe mirarse la democracia española, “el hilo conductor que supone el exilio para recordar el rumbo que hay que mantener”. Citando a María Zambrano, Calvo aseguró que muchos españoles perdieron en Mauthausen y en el resto de los campos de concentración la vida, pero otros, como Romero, perdieron el lugar. “Para todos ellos, los demás tenemos la obligación de mantener la memoria (...) que es el único elemento que permite a una sociedad sana reconocer su rumbo”, indicó.

Mirándole a los ojos, paisanos ambos de Córdoba, Calvo aseguró al centenario: “Tu vida es de las pocas que tienen pleno sentido. Has tenido el valor de saber cuál era tu lugar en el mundo y con eso nos has ofrecido a los demás un reguero de horizonte y de orientación importantísimo. Eres un ejemplo admirable para muchos españoles que hoy nos miramos en ti”.

Romero sobrevivió a la masacre y tras la liberación del campo se instaló en Francia. Como muchos otros compatriotas, encontró una vida en la Champaña, donde conoció a su esposa y donde trabajó para una de las grandes casas del conocido espumoso.

Allí se refugiaron otros republicanos españoles, hasta el punto de formar una nutrida comunidad que, poco a poco, se ha ido diezmando. “He ido perdiendo a los amigos españoles, me quedo el último”, asegura Romero. (Con información de EFE)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados