El Reino Unido se va

España logra triple blindaje sobre Gibraltar y vota Brexit

Negociación directa y anuencia española a acuerdos de UE sobre el peñón.

Pedro Sánchez. Foto: Reuters
El presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, llega a la sala de prensa del Palacio de la Moncloa para explicar el acuerdo. Foto: Reuters

En el último minuto, como sucede casi todo en la Unión Europea (UE), España ha logrado las garantías que exigía y desbloquea la cumbre del Brexit, que amenazaba con suspenderse. El presidente del gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado ayer sábado que España ha alcanzado un acuerdo sobre Gibraltar y, por tanto, hoy domingo levantará el veto en la reunión de líderes comunitarios y votará a favor del texto que establece la salida del Reino Unido de la UE. En una comparecencia en el palacio de La Moncloa sin preguntas, Sánchez ha explicado que ha comunicado al Rey esta decisión. El presidente asegura que Bruselas y Londres “han aceptado las exigencias que había marcado España”.

La decisión final se tomó tras una conversación ayer al mediodía entre Sánchez y Donald Tusk, presidente del Consejo Europeo, en la que este le confirmó que tanto Londres como la Comisión Europea como él mismo firmarían las garantías que España exigía. Hasta ese momento, España estaba dispuesta a bloquear el acuerdo y la cumbre estaba en el aire. Poco después de esa conversación, Tusk la convocó oficialmente.

Sánchez aseguró que su gobierno ha logrado un “triple blindaje histórico” sobre Gibraltar, con las garantías escritas exigidas por España en unas negociaciones “difíciles”, pero “fructíferas”.

Tusk y el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, han garantizado en una carta remitida a Sánchez que los acuerdos independientes sobre la colonia británica a los que pueda llegarse tras el Brexit requerirán la “conformidad previa” de España.

España había manifestado su descontento por la falta de claridad en lo pactado entre la UE y el gobierno británico sobre el futuro de la colonia, pues quería mantener la última palabra en cualquier negociación.

En concreto, el artículo 184 del borrador del acuerdo para la salida británica de la UE había generado críticas de España por considerar que no proporciona suficientes garantías jurídicas para sus intereses sobre esta cuestión.

Theresa may afirma que la soberanía no cambiará

“La posición británica sobre la soberanía de Gibraltar no ha cambiado y no cambiará”, aseguró la primera ministra del Reino Unido, Theresa May, tras reunirse en Bruselas con el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker. Reiteró que Londres “siempre negociará en nombre de toda la familia del Reino Unido, incluida Gibraltar”.

A su vez, el líder del Partido Popular de España, Pablo Casado, calificó de “cesión y fracaso” el acuerdo y estimó que Pedro Sánchez “ha malogrado una oportunidad para conseguir la cosoberanía del Peñón” y que la declaración lograda no resulta jurídicamente vinculante.

El Peñón de Gibraltar, cedido a los británicos en 1713, es la última colonia en suelo europeo y España no reconoce ese territorio como parte del Reino Unido, además de que también niega que en esa cesión se incluyeran las aguas marítimas circundantes y el istmo en el que posteriormente se construyó un aeropuerto.

Gibraltar by ElPaisUy on Scribd

Sánchez sostuvo que se dio “un paso decisivo” para resolver un conflicto que dura más de 300 años. Después de que el Reino Unido salga de la UE, “la relación política, jurídica e incluso geográfica de Gibraltar con la UE pasará por España”, enfatizó.

Sánchez subrayó el “valor transcendental” que supone “este reconocimiento por escrito” y que “España logra un triple blindaje histórico con el que puede abordar con Reino Unido el futuro de Gibraltar”.

Por primera vez en la historia, valoró, se ha logrado una declaración conjunta de la Comisión y del Consejo en la que se descarta que “el artículo en discordia sea aplicable al contenido de la relación de futuro, incluido el ámbito territorial”.

Destacó que la declaración política de las instituciones europeas refuerza la posición de España con vistas a las negociaciones futuras. “Son las más transcendentales -enfatizó- que vamos a tener porque tendremos que hablar de la cosoberanía (de Gibraltar) y de otras muchas cosas”. Agregó que al excluir a Gibraltar de la negociación general entre la UE y el Reino Unido, “permitirá a España tener una negociación directa”. Otro de los puntos importantes es que, para la negociación de cualquier acuerdo de la UE que se aplique a Gibraltar, se exigirá “el acuerdo previo de España, con lo que se garantiza que los ámbitos de negociación futura sean de nuestro interés -dijo Sánchez- y acordes con nuestra política con Gibraltar. Es un tema de Estado”.

Vínculo con el mercado europeo dependerá de Madrid y Londres

(Fuente: El País de Madrid)

La Declaración de los 27 miembros de la UE y de la Comisión Europea supone un antes y un después para el peñón. El texto afirma que “Gibraltar no será incluido en el ámbito territorial de los acuerdos que se concluyan entre la UE y el Reino Unido”. Es una absoluta novedad, porque delimita el terreno de juego en los términos reclamados por España. Si la UE quiere firmar un acuerdo con Gibraltar tendrá que ser por separado del Reino Unido, incluso si los términos de los dos textos fueran idénticos. Y “esos acuerdos separados requerirán el acuerdo previo del Reino de España”, señala la declaración. España logró arrancar un compromiso que apunta al final de la privilegiada situación de Gibraltar en la UE. Cuando se consume el Brexit, en marzo de 2019, las autoridades gibraltareñas dependerán tanto de España como del Reino Unido para mantener sus vínculos con el mercado europeo. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)