PANDEMIA

España e Italia comienzan a salir de sus cuarentenas

España prolongó la cuarentena hasta el 9 de mayo. El presidente Pedro Sánchez presentará mañana martes un plan para suavizar las medidas a partir de mediados de mayo.

Coronavirus en España. Foto: AFP.
Coronavirus en España. Foto: AFP.

Europa tenía motivos para festejar ayer domingo. En varios países se registraron las cifras de muertos más bajas en muchas semanas por la pandemia del nuevo coronavirus, que ya provocó 200.000 decesos y tres millones de contagios en el mundo.

Pareciendo presentir estos datos positivos, varios países empezaron a suavizar las medidas de confinamiento a las que está sometida la mitad de la población mundial, como España, que desde ayer domingo permite a los niños -encerrados en sus casas desde hace seis semanas- salir a pasear y jugar en la calle.

España en las últimas 24 horas registró el balance más bajo de fallecidos diarios desde el 20 de marzo con 288 nuevos muertos. Con un total 23.190 fallecidos, es el tercer país más afectado en el mundo por la pandemia iniciada en China a finales de 2019, por detrás de Estados Unidos (53.000) e Italia (26.644), y seguido de Francia (22.614) y Reino Unido (20.319).

La tendencia a la baja desde hace varios días, llevó a varios gobiernos a planear medidas de desconfinamiento gradual, pero sin bajar la guardia.

Es que el desconfinamiento es un rompecabezas para las autoridades, a la espera de hallar una vacuna o un remedio que, lo único que permitirá contener la pandemia.

España prolongó la cuarentena hasta el 9 de mayo. El presidente Pedro Sánchez presentará mañana martes un plan para suavizar las medidas a partir de mediados de mayo, pero, si siguen disminuyendo los contagios, a partir del día 2 se permitirá a los adultos pasear o hacer ejercicio.

En Francia, su homólogo Edouard Philippe desvelará también mañana su “estrategia nacional del plan de desconfinamiento”, que debe comenzar el 11 de mayo, con la reapertura de las escuelas.

En Londres, el primer ministro Boris Johnson, quien estuvo hospitalizado a causa del virus, retomará sus actividades hoy lunes. Los británicos esperan el anuncio de sus planes para salir del confinamiento

De cara a un desconfinamiento, algunos países emprenden campañas de pruebas serológicas, como Italia, que a partir del 4 de mayo realizará test a 150.000 personas para intentar saber más sobre la pandemia. Sin embargo, la OMS recordó que “no hay ninguna prueba en este momento de que las personas que se curaron de la COVID-19 y que tienen anticuerpos estén inmunizadas frente a una segunda infección”. Y advierte sobre la amenaza de una segunda ola mortal de la pandemia.

Coronavirus en España. Foto: AFP.
Coronavirus en España. Foto: AFP.

Italia, fase 2

Además de los niños españoles, los más esperanzados ayer eran los italianos.

Italia registró ayer domingo la menor cifra diaria de muertos por COVID-19 en seis semanas, al contabilizar 260 fallecidos. El nuevo coronavirus ha provocado 26.644 decesos en Italia y desde el 14 de marzo nunca hubo un día con menos de 300 fallecidos, mientras que los picos orillaron las 1.000 defunciones diarias. No obstante, el número de personas que dieron positivo al coronavirus aumentó, tras seis días consecutivos registrando un descenso, alcanzando los 106.103 (256 más que el sábado).

La región más afectada, Lombardía, registró la mitad de los decesos ocurridos en el país (13.325), seguida por Emilia-Romaña, con 3.386 fallecidos.

El Gobierno italiano permitirá además las visitas a familiares y abrirá parques y jardines públicos desde el 4 de mayo.

Ese día también reanudarán la actividad el sector manufacturero, la construcción y el comercio mayorista, que deberán garantizar protocolos de seguridad a sus trabajadores para evitar nuevas infecciones. Se permitirá la apertura de restaurantes solo para comprar comida para llevar, que tendrá que ser consumida en los hogares.

Pero el 4 de mayo no llegará todavía la total libertad de movimiento, las personas no podrán cambiar de región, pero sí desplazarse dentro de ella, con motivos justificados de tipo laboral, sanitario o de necesidad.

“Ahora se inicia la fase de convivencia con el virus. Debemos comprender que en esta fase 2 la curva de contagios puede volver a subir. Ese riesgo existe, debemos afrontarlo con responsabilidad”, señaló el primer ministro, Giuseppe Conte.

Todas las medidas de distanciamiento social estarán en vigor durante dos semanas, hasta el 18 de mayo, pues después habrá una nueva flexibilización de las normas y podrán abrir el comercio minorista, los museos y las bibliotecas.

A partir del 18 de mayo se permitirán los entrenamientos deportivos de equipo en este país. Conte, sin embargo, no se atrevió a dar una fecha sobre cuándo se reanudará el campeonato de fútbol y las competiciones de otros deportes.

El 1 de junio habrá nuevas aperturas: los bares y restaurantes quitarán el cartel de cerrado y también los establecimientos de cuidado personal como peluquerías, centros de estética, de masaje y barberías.

Los colegios no abrirán en lo que queda de curso escolar y la idea es que se reanude la actividad docente en septiembre.

Coronavirus en España. Foto: Reuters.
Coronavirus en España. Foto: Reuters.

Los niños españoles se adueñaron de las calles

Los niños volvieron ayer domingo a las calles de los pueblos y ciudades españolas tras 43 días de encierro en sus hogares debido a la pandemia del coronavirus. “No sé quién tenía más ganas de esto, si ellos o yo”, reconocieron muchos de los padres consultados por EFE que aprovecharon para pasear con sus hijos en la primera jornada de permiso concedida por el Gobierno desde que el 4 de marzo decretara el estado de alarma, y con ello el confinamiento de la población. Los niños podrán salir desde las nueve de la mañana durante una hora hasta las nueve de la noche. “Ha sido duro, sí, sobre todo teletrabajar con ellos en casa y con tanta energía acumulada”, explicó Celia, una madre que no sabía cómo reaccionaría la más pequeña de sus hijos, de solo 11 meses, a este contacto con una realidad casi nueva para ella.

Wuhan dio de alta a todos los pacientes

Wuhan, cuna de la pandemia de coronavirus, ha dado de alta a todos los pacientes hospitalizados por el virus, aseguró ayer domingo el portavoz de la Comisión Nacional de Sanidad, Mi Feng. Horas antes, en su parte diario, la Comisión Nacional de Sanidad de China había cifrado en 12 los pacientes infectados “activos” que quedaban en Wuhan hasta la media noche del sábado.

La información publicada ayer por la prensa estatal china no precisó si continúa habiendo contagiados con síntomas leves que no requieren de hospitalización en la ciudad.

El pasado viernes, las autoridades sanitarias registraron el último paciente en estado grave en Wuhan quien, a tenor de la información divulgada por Mi, habría sido también dado de alta.

Wuhan no ha vuelto a registrar casos graves desde el viernes, y lleva al menos desde el pasado día 14 sin registrar decesos por la resultante neumonía COVID-19.

La urbe, capital de la provincia centro-oriental de Hubei, ha certificado hasta la fecha al menos 3.869 fallecimientos por la COVID-19 entre los 50.333 pacientes diagnosticados de los 4.632 decesos registrados oficialmente en China. Aunque los primeros casos de coronavirus se detectaron en Wuhan, ahora el principal foco se encuentra en la provincia nororiental de Heilongjiang, fronteriza con Rusia.

Regresa hoy Boris Johnson, recuperado

El primer ministro británico, Boris Johnson, regresó ayer domingo a su residencia de Downing Street, en Londres, tras más de dos semanas de convalecencia por el nuevo coronavirus. Johnson retomará hoy lunes las riendas del gobierno, tras haberse recuperado de la enfermedad en su residencia campestre, Chequers, al noroeste de la capital.

Durante su ausencia, Johnson fue reemplazado al frente del ejecutivo por el canciller, Dominic Raab.

El Reino Unido mantendrá “durante un tiempo” las medidas de distanciamiento para frenar la pandemia de coronavirus, afirmó Raab ayer domingo, ante la presión que afronta el Ejecutivo para suavizar el confinamiento en aras de la economía. Las últimas cifras oficiales divulgadas ayer por el ministro británico de medioambiente, George Eustice, indican que los fallecidos en hospitales del Reino Unido por COVID-19 son 20.732, tras sumarse otros 413 en veinticuatro horas, la cifra diaria más baja registrada desde marzo. Raab alertó de que el brote sigue siendo “delicado y peligroso”. Por ello, se actuará “con cautela”, con el objetivo de evitar una segunda oleada. Y vaticinó que es probable que no haya una vacuna “hasta bien entrado el próximo año”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados