EL VIRUS EN EUROPA

España descarta una “segunda ola” pese a los nuevos brotes de COVID-19

El 60% de los casos de coronavirus que surgen son asintomáticos, en su mayoría de jóvenes que se detectan rápidamente por las autoridades sanitarias.

Las playas catalanas están a full este verano europeo, pese a la propagación del virus. Foto: Reuters
Las playas catalanas están a full este verano europeo, pese a la propagación del virus. Foto: Reuters

España está enfrentando cientos de nuevos brotes de coronavirus, pero para el gobierno del socialista Pedro Sánchez no se trata de una “segunda ola” y la situación no reviste gravedad, pese a que los casos subieran hasta su mayor cifra en más de tres meses.

España registró 1.229 casos ayer jueves, frente a los 1.153 de un día antes, la cifra más alta en algo más de tres meses, y las regiones de Aragón y Madrid son las que registran más contagios nuevos. España tiene actualmente 483 brotes activos con 5.700 casos.

Con estas cifras, el total de contagios llega a 285.430, y los fallecidos suman 28.443, dos más que el miércoles y diez más que en la última semana.

A pesar de este aumento de casos, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, descartó que el país se encuentre en una segunda ola” de la pandemia como la que tuvo lugar en marzo y abril, cuando España fue uno de los países más afectados de todo el mundo.

Illa aseguró, en una comparecencia en el Congreso, que la mayoría de los brotes “son muy reducidos y están localizados” y que el 60% de los nuevos casos conocidos son asintomáticos, lo que muestra la mejora de los rastreos y del seguimiento de contactos.

Simón reconoció que en algunos puntos la transmisión del virus “ha superado lo esperado”, pero incidió en que los casos asintomáticos son en general de jóvenes que se detectan “mucho antes”, con lo que se previene mejor la propagación de los contagios.

Gente caminando con tapaboca en Barcelona. Foto: Reuters
Gente caminando con tapaboca en Barcelona. Foto: Reuters

“Si pueden venir segundas olas más adelante, no lo sé. Si esto lo es, desde luego no me parece. Si lo fuera estaríamos en una situación muy diferente”, aseguró Simón.

“Lo que más podemos llegar a definir como una segunda ola sería el momento en que tuviéramos transmisión comunitaria descontrolada amplia”, añadió.

“Ahora mismo en España no podemos ni siquiera pensar en esa situación, ni en España ni en la mayor parte de Europa”, expuso.

Mientras tanto, la ministra de Exteriores, Arancha González Laya, aseguró que tanto ella como la titular de Turismo, Reyes Maroto, se están “volcando” para mostrar que España “es un país seguro” para los turistas.

Añadió que en España hay brotes, como en “todos los demás países europeos, pero que “están controlados, gestionados, identificados y aislados”.

Ayer jueves entraron en vigor nuevas medidas profilacticas en la región de Madrid, como la obligatoriedad de usar mascarillas en cualquier circunstancia.

Numerosos países europeos, entre ellos la vecina Francia, desaconsejaron a sus ciudadanos viajar a España ante las cifras de contagios. Gran Bretaña anunció la imposición de una cuarentena para los viajeros que regresen de España.

Impacto económico

La fuerte paralización económica causada por el confinamiento de gran parte de la población, causó una reducción sin precedentes de los beneficios de las mayores empresas españolas.

Ocurrió con los dos principales grupos bancarios del país, Santander y BBVA, ambos también con una fuerte presencia en Latinoamérica y Estados Unidos.

Santander perdió 10.798 millones de euros tras actualizar el valor contable de sus filiales en Estados Unidos, Reino Unido y Polonia, mientras que BBVA perdió 1.157 millones tras destinar 2.000 millones a cubrir la pérdida de valor de su filial en Estados Unidos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados