SIGUE LA INCERTIDUMBRE

España más cerca de ir a terceras elecciones

Presidente en funciones no logra apoyo de ningún sector.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El líder del PP, Mariano Rajoy, no lográ conformar el gobierno. Foto: AFP

El presidente del Gobierno español en funciones, Mariano Rajoy, aseguró ayer que se ve con posibilidades de formar Gobierno tras la reunión mantenida con los liberales, a quienes ofreció una negociación "leal, abierta y sin límites" y que confía en que sea el "primer paso" de una "larga caminata".

Pese a este optimismo del jefe del Ejecutivo, el líder de los liberales Ciudadanos, Albert Rivera, aseguró hoy que no cambiará el sentido de su voto (abstención), pero accedió a abrir una "línea directa" de diálogo cuando exista un Gobierno para acordar cuestiones relativas a la fijación del techo del gasto y los presupuestos.

Este pequeño cambio, que no facilita su investidura pero sí facilitaría un Gobierno posterior, ha incrementado el optimismo de Rajoy, que ayer mismo comparecía advirtiendo del peligro de unas terceras elecciones si el socialista PSOE no facilitaba su investidura.

Los socialistas no han cambiado su decisión de rechazar la investidura del jefe del Ejecutivo en funciones.

"Si tú no puedes gobernar, hay que permitir que alguien gobierne", dijo Rivera, en alusión al "no" expresado ayer por el líder socialista, Pedro Sánchez.

Tanto Rivera como Rajoy desplazaron ayer toda la presión del bloqueo de la formación de Gobierno hacia los socialistas, cuyo líder instó a "las derechas" a ponerse de acuerdo para alcanzar un acuerdo de Gobierno y pidió respeto a su voto.

Primera ronda.

Con la reunión de ayer, Rajoy cierra una primera y reducida ronda de consultas para conseguir el apoyo de los grupos y obtener el quórum parlamentario suficiente para su investidura, tras recibir la semana pasada el encargo de Felipe VI para formar Gobierno.

El Ejecutivo español está en funciones desde diciembre de 2015, tras dos comicios —el pasado 20 de diciembre y el 26 de junio— que han dejado un Parlamento muy fragmentando y sin ningún partido con mayoría suficiente para gobernar.

Pese a que en la cita de diciembre las fuerzas de izquierda obtuvieron un buen resultado en conjunto, en la de junio retrocedieron y el conservador PP fue el único que obtuvo un refuerzo (subió 17 escaños) hasta los 137 diputados, todavía insuficientes para que su líder tenga posibilidades de ser reelegido en un Congreso formado por 350 diputados.

"La más larga caminata comienza siempre con un primer paso. Y nadie ha dicho que esto iba a ser ni fácil ni rápido", remarcó el líder del PP ayer en el Congreso tras la reunión con los liberales.

Pese a su optimismo, el jefe del Ejecutivo español también reconoció en su comparecencia de hoy que si el PSOE no pasa del "no" a la abstención, es imposible que haya una investidura exitosa.

En esta primera ronda de contactos, el conservador PP ha instado a socialistas y liberales a aprobar antes de final de septiembre unos "mínimos urgentes" en materia económica, como el déficit o los presupuestos de 2017.

El próximo Gobierno español, si lo hubiera, debería aprobar los presupuestos del Estado antes del próximo 30 de septiembre, si no se cumpliera este plazo, deberían de prorrogar los del este año, y no incluiría el recorte de gasto fijado por Bruselas para evitar la correspondiente multa por sobrepasar el techo de déficit.

Rajoy insistió en que unos nuevos comicios serían una "vergüenza" y minarían la imagen internacional de España, también negó tajantemente que se plantee acudir a una investidura sin los apoyos necesarios: "Hacer un debate de investidura siendo imposible que se pueda conformar un Gobierno no tiene sentido".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)