REFUERZAN MEDIDAS

España se blinda ante peligro del terrorismo

Despliegan efectivos adicionales y colocan protecciones.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Hay un incremento del despliegue policial en las ciudades. Foto: EFE

El atentado con un camión en Berlín la pasada semana, similar al perpetrado en Niza (Francia) el 14 de julio, hizo saltar las alarmas en el Ministerio del Interior de España. Con la vista puesta en las grandes aglomeraciones que se registrarán a fin de año, en las principales ciudades del país se ha diseñado un plan especial para reforzar la seguridad. En la capital habrá un dispositivo adicional de vigilancia en "fechas" y puntos "clave".

"Los últimos ataques en Europa hacen que se refuercen las medidas adoptadas por los cuerpos de seguridad del Estado", reconocen fuentes de Interior, que explican cómo en muchas ciudades habrá "dispositivos de seguridad específicos, diseñados por las delegaciones del Gobierno en colaboración con los Ayuntamientos". "No obstante, quiero subrayar que no hay ninguna amenaza concreta en este momento", ha matizado Concepción Dancausa, delegada del Ejecutivo de Madrid.

España se encuentra en el nivel 4 de alerta terrorista —el más alto desde los atentados del 11-M— desde junio de 2015. Entonces, Interior decidió elevar el estado de alarma tras los ataques que sacudieron Túnez, Francia y Kuwait. Esta decisión se ha mantenido desde esa fecha y ha implicado un aumento de la vigilancia de las infraestructuras críticas —como aeropuertos, centrales nucleares y estaciones—, así como la activación de todas las fuerzas de seguridad dedicadas a la prevención, investigación e información de la lucha antiterrorista. Además, Interior reforzó la presencia policial en la calle. A toda esta batería de medidas se suman despliegues adicionales

Operativo.

En Cataluña, Barcelona ocupa el centro de las preocupaciones de los Mossos dEsquadra y la Guardia Urbana, que desplegarán un dispositivo especial para la noche de Fin de Año. Ambos cuerpos han acordado no ofrecer demasiados detalles sobre el dispositivo —no facilitan, por ejemplo, el número de agentes que trabajará en la ciudad— para evitar dar pistas. El objetivo prioritario, en cualquier caso, es proteger que la capital catalana sea escenario de un atentado de carácter terrorista. "Se trabaja en la misma línea que el año pasado", apuntan fuentes de los Mossos.

En la Comunidad Valenciana, a su vez, también se prevé incrementar la plantilla policial durante los actos multitudinarios. "Pero creo que difundir todas las medidas de seguridad no es lo más apropiado", ha sentenciado este martes la edil de Seguridad de Valencia, Anas Menguzzato.

"La seguridad absoluta no se puede garantizar. Pero tenemos la garantía y la confianza de que nuestras fuerzas de seguridad trabajan sin descanso para protegernos. Y eso, sin duda, es un motivo de tranquilidad para todos", ha insistido Dancausa, que ha precisado que este año, como "novedad", se colocarán en Madrid "elementos arquitectónicos" —como maceteros, bolardos o vehículos policiales— para bloquear los accesos a determinadas calles, con el objetivo de evitar ataques con camión similares a los perpetrados en Berlín y Niza.

Refuerzan.

En esta línea, la propia Policía Nacional pidió la semana pasada a los Ayuntamientos que extremen las "medidas de protección con elementos físicos que impidan ataques" con camión como los de Francia y Alemania.

Y, de hecho, Málaga ya ha seguido las recomendaciones de Interior y ha colocado maceteros en cuatro puntos del centro sensibles por la acumulación de gente.

El dispositivo adicional de 1.900 agentes en Madrid supone un aumento de efectivos del 52% respecto a 2015, cuando con el mismo estado de alerta se desplegaron 1.250 policías.

Según Interior, 800 policías controlarán la Puerta del Sol durante las Campanadas y sus ensayos, el 30 y 31 de diciembre. Esto supone 300 efectivos más que el año pasado, cuando esta misma labor se encargó a 500 agentes. Pero es que, además, entonces, ya se elevó en un 15% el número de componentes del despliegue respecto a 2014. "Este enclave también estará controlado por un helicóptero", subrayan fuentes policiales, que prevén que 25.000 personas llenen Sol.

Lograron frustrar seis atentados en Bélgica.

La policía de Bélgica, país que este año sufrió ataques terroristas en el metro y el aeropuerto de Bruselas que causaron 32 muertos, ha frustrado seis atentados en los últimos dos años, dijo el jefe del departamento judicial de la policía federal, Eric Jacobs, en entrevista con el diario local "La Dernière Heure". "Constatamos que, en algunas cosas, nos faltaba experiencia y llamamos a policías extranjeros. Para el análisis de explosivos y procesar rápido ciertas informaciones", comentó. "Desde los atentados de Bruselas, llegamos a recibir hasta 600 informaciones al día", agregó. Bélgica no tiene suficiente anticipación sobre los terroristas, y las fuerzas de seguridad trabajan en solucionar ese problema, derivado en parte de la falta de efectivos. Fuente: EFE

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados