LAS FILTRACIONES EN FACEBOOK

Tiene la espalda contra la pared

Facebook vale US$ 50.000 millones menos que antes del escándalo de las filtraciones.

Facebook enfrenta una situación adversa como consecuencia del escándalo de filtración de datos. Foto: AFP
Facebook enfrenta una situación adversa como consecuencia del escándalo de filtración de datos. Foto: AFP

¿Muy ingenuo o un lobo muy malo? A los 33 años, el creador de Facebook, Mark Zuckerberg, enfrentado a la mayor crisis de la historia de la red social, encadena los mea culpa y las promesas que no logran atenuar las críticas.

Facebook "fue creado para acercar a la gente", se vanagloriaba en enero pasado el joven multimillonario que fundó la empresa hace 14 años.

Hoy las críticas se multiplican contra el grupo y su jefe luego de que la consultora británica Cambridge Analytica (CA) fuera acusada de haber usado datos de 50 millones de usuarios de la red social para la campaña electoral de Donald Trump.

Luego de días de silencio, que le fueron vivamente reprochados, Zuckerberg terminó por disculparse en la noche del miércoles: "Se trata de un abuso de confianza muy importante y estoy realmente preocupado", declaró el mayor dirigente de las redes sociales.

Facebook, que cuenta con 2.000 millones de usuarios, tenía todavía la semana pasada una capitalización bursátil de 500.000 millones de dólares, pero unos 50.000 millones menos en la noche del jueves.

Esta confesión no es la primera. El joven multimillonario de rulos pelirrojos, con rostro de niño, ya en los últimos meses admitió errores, en medio de polémicas que sacudieron al grupo, acusado de propagar información y "noticias falsas", de amenazar la democracia, de provocar una adicción que atrofia el intelecto, etc.

Pero con esa sucesión de polémicas, promesas, excusas, "parece alguien que no sabe adónde va", afirma Bob Enderle, analista del sector.

"Yo inicié Facebook y al fin y al cabo, soy responsable de lo que pase", dijo Zuckerberg el miércoles, colocándose aún más la mira de los analistas, expertos y políticos.

Zuckerberg, que continúa vistiendo camiseta y jeans pese a una fortuna valuada en unos 70.000 millones de dólares, "no supo atacar el problema de fondo", estima la revista Wired, que en su último número lo muestra lleno de moretones, como si hubiera recibido una paliza.

Acusado de reaccionar demasiado tarde, de pensar que puede arreglar todo sin ayuda exterior, el egresado de Harvard, iniciado desde los 11 años en la programación informática, refleja a su pesar la imagen de ejecutivo inexperimentado y un poco arrogante de la que supo desmarcarse hasta estos últimos meses, al punto de que la prensa le atribuyera intenciones presidenciales.

"Su falta de experiencia se muestra nuevamente", estimó Enderle, quien afirmó que Zuckerberg debió haber buscado ayuda para manejar las crisis. "No es el héroe que mucha gente veía en él, su reputación y su imagen se han visto fuertemente afectadas", consideró el analista, que agregó que "si Facebook fuera una empresa tradicional (...) ya habría partido".

"Creo que es sincero y motivado por su deseo de acercar (a la gente) pero aparentemente cada vez más frustrado por las inesperadas consecuencias de su ingenua ambición", escribió el autor y periodista Devin Coldewey en la revista TechCrunch. "Pienso solamente que se llegó a un punto en el que la mejor forma de que logre lo que ambiciona es partir".

Para muchos, Facebook de algún modo escapó al control de su creador, que muy joven lanzó lo que entonces no era más que una foto grupal de universidad y luego se convirtió en la fórmula mágica que lo haría riquísimo: los datos personales de los usuarios. Ese modelo económico, de una eficacia temible, atrae anunciantes publicitarios en masa, ávidos de detectar las características de los integrantes de la red.

Pero el modelo es frágil: se basa en la confianza, ahora puesta en duda. La empresa perdió muchas plumas en la Bolsa en los últimos días, delatando la inquietud de los inversores.

Los primeros años de Facebook ya habían sido agitados, con Zuckerberg a la defensiva, tras ser acusado por dos excamaradas de haberles robado la idea de Facebook, un episodio abordado en el filme The Social Network (David Fincher, 2010).

Al congreso.

Ahora Zuckerberg no solo tiene que darle explicaciones a sus usuarios y accionistas, sino que está llamado a convparecer ante el Congreso de Estados Unidos.

Legisladores estadounidenses pidieron formalmente el viernes a Zuckerberg que explique en una audiencia en Washington cómo los datos de 50 millones de usuarios pasaron a manos de la consultora política Cambridge Analytica.

"La audiencia examinará la recolección y venta de información personal de más de 50 millones de usuarios de Facebook, potencialmente sin su notificación o consentimiento y en violación de la Política de Facebook", escribieron en una carta el republicano Greg Walden y el demócrata Frank Pallone, integrantes de la Comisión de Energía y Comercio de la Cámara de Representantes. Otros legisladores también firmaron.

La comisión no dijo cuándo planeaba realizar la audiencia, pero no será hasta que el Congreso regrese de un receso de dos semanas.

Un portavoz de Facebook confirmó que la compañía había recibido la carta y la estaba revisando, aunque no aclaró si Zuckerberg aceptaría testificar o no.

En picada.

Mozilla y Commerzbank suspendieron anuncios en Facebook y el hashtag #DeleteFacebook está teniendo cada vez más popularidad. La página de Facebook verificada de la compañía de cohetes SpaceX desapareció el viernes, minutos después de que su fundador, el multimillonario de Silicon Valley Elon Musk, prometió en Twitter que la eliminaría cuando un usuario lo desafió.

Los inversores seguía vendiendo acciones de Facebook, aunque no al ritmo de principios de la semana. Después de una apertura al alza, cayeron 1,4% a 162 dólares. Los papeles de la red social se han hundido alrededor de un 12% en la última semana y la compañía ha perdido más de 50.000 millones de dólares de su valor de mercado desde que surgió la acusación.

Zuckerberg dijo esta semana que estaría dispuesto a testificar si es la persona adecuada en la compañía para hablar con los legisladores. Varios senadores demócratas de Estados Unidos también están buscando el testimonio del empresario, que además enfrenta demandas de usuarios y accionistas.

MARK ZUCKERBERG - CEO DE FACEBOOK
"Nos dieron certificación falsa de que no usaban los datos"
Mark Zuckerberg

—Llevó varios días para que surgiera su respuesta. ¿Eso obedeció a que evaluaba los tres puntos para la acción que mencionó en su mensaje?

—En primer lugar, quería realmente estar seguro de que teníamos una comprensión completa y precisa de todo lo que pasó. Sé que había mucha presión para que hablara antes, pero mi evaluación fue que era más importante que lo que dijéramos fuera totalmente preciso. En segundo lugar, lo más importante es que arreglemos este sistema para que hechos como este no ocurran de nuevo. Eso no significa que no tengamos que arreglar otras cosas. Pero, cuando hay un determinado problema, tenemos una responsabilidad para, al menos, asegurar que solucionamos el problema. Lo primero que hacemos es reducir de manera dramática el volumen de datos a los que tienen acceso los desarrolladores. Las acciones más importantes las hicimos hace tres o cuatro años. Cuando analizamos los sistemas esta semana, vimos que debíamos cerrar otras cosas. Aunque uno resuelva el problema hacia adelante, continúa el tema de si ¿hay otras Cambridge Analyticas y otros Alexander Kogan (desarrolló la app para el test de personalidad) cuando la plataforma funcionó de una determinada manera en el pasado? ¿Hay apps que pudieron tener acceso a más información y potencialmente la vendieron sin nuestro conocimiento o hicieron algo que violó la confianza de la gente? Debemos asegurar de tener todo eso bajo control. Por eso, pasamos tanto tiempo descifrando. Bueno, debemos hacer lo siguiente para investigar a fondo cada app que tuvo acceso a gran cantidad de información antes de cambiar las políticas de la plataforma para reducir el acceso a los datos que tenían los desarrolladores: por cada app que descubramos con actividad sospechosa, debemos hacer una auditoría forense y asegurarnos que tenemos la capacidad de hacerlo, para que otros desarrollaores no hagan lo mismo que Kogan. En tercer lugar, es muy importante que la gente conozca las apps que autorizó. Mucha gente ha estado en Facebook desde hace cinco o diez años, ha entrado a una app hace mucho tiempo y puede haberse olvidado de eso. Por tanto, uno de los pasos que damos es que las apps ya no puedan tener acceso a datos después que una persona no las usó durante tres meses.

—¿Facebook va a notificar a los 50 millones de usuarios cuyos datos fueron compartidos con Cambridge Analytica?

—Sí. Vamos a decírselo a todos cuyos datos pudieron haber sido compartidos.

—¿Tiene una estimación preliminar de cuántas apps investigará?

—Serán miles.

—¿Hay informaciones de que en 2015 Cambridge Analytica tenía acceso a esos datos. ¿Por qué no la suspendió en ese momento?

—Tuvimos conocimiento al respecto, creo que fue a fines de 2015. Algunos periodistas de The Guardian establecieron contacto con nosotros y nos dijeron lo que usted acaba de decir. No era solo sobre Cambridge Analytica, sino sobre este desarrollador, Aleksandr Kogan, que había compartido datos con ellos. En ese momento, actuamos de inmediato. Vedamos la app de Kogan de la plataforma, y exigimos que Kogan y Cambridge Analytica, así como un par más con los que Kogan había compartido datos, certificaran legalmente que no tenían los datos y no los estaban usando en ninguna de sus operaciones. Nos dieron esa certificación formal. En aquel momento, nos dijeron que nunca tuvieron acceso a datos crudos de Facebook, por lo que tomamos esa decisión.

—En retrospectiva ¿desearía haber exigido pruebas de que esos datos fueron borrados?

—Sí. Nos dieron una certificación formal y legal, y a esta altura parece que fue falsa.

—¿Le preocupa la campaña #DeleteFacebook (#BorrarFacebook) que ha comenzado?

—Creo que no hemos visto que un número significativo de personas actuaran por eso, pero, usted sabe, no es bueno. Creo que es una señal clara de que, para la gente, este es un gran tema de confianza. Y, lo entendemos. Si la gente borra su app a causa de esto o no se siente bien usando Facebook, ese es un gran tema que creo tenemos la responsabilidad de rectificar.

—¿Piensa que, dado los riesgos que conocemos, todavía funciona el modelo económico básico de Facebook, por el cual los usuarios proveen datos que Facebook usa para ayudar a avisadores y desarrolladores apuntar a clientes potenciales?

—Sí, esta es una cuestión realmente importante. Lo importante del modelo publicitario que alinea con nuestra misión es que nuestra misión es construir una comunidad para todos en el mundo y acercar al mundo cada vez más. Una parte realmente importante de eso es dar un servicio accesible a la gente. Mucha gente —una vez que se pasan las mil millones de personas—, no puede pagar mucho. Por tanto, hacerlo gratuito y tener un modelo de negocios que es sostenido por avisos termina siendo realmente importante y alineado. A lo largo del tiempo, ¿puede haber maneras para que las personas que están en condiciones, paguen de una manera diferente? Lo hemos pensado desde hace tiempo. Sin embargo, no creo que el modelo de avisos vaya a desaparecer, pero estimo fundamentalmente que es importante tener un servicio como este que puedan usar todos en el mundo. La única manera de hacerlo es que sea muy barato o gratuito.

—¿Usted siente culpabilidad por el papel que Facebook esta jugando en el mundo?

—Es una buena pregunta. Creo que estamos haciendo algo que no tiene antecedentes, en términos de construir una comunidad para que la gente alrededor del mundo pueda compartir lo que a ella le importa y se conecte a través de las fronteras. Creo que estamos viendo nuevos desafíos que estimo nadie había anticipado. Si usted me preguntaba cuando comencé con Facebook y si hubiéramos hablado en 2004 cuando estaba en la universidad, que uno de los temas centrales que debía abordar ahora es prevenir que los gobiernos interfirieran en las elecciones del otro, no había manera que imaginara que estaría haciendo eso.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º