ESPAÑA

"No escucho que te ahogues": joven español murió tras charla con médico que no lo asistió

En España se divulgó la diálogo entre un médico, un joven y su madre, que llamó a pedir ayuda luego de ver que su hijo no podía respirar. El médico no le creyó y no envió la asistencia de urgencia.

Carmen Ruiz escuchó un ruido mientras estaba en la cocina, fue a ver qué había pasado y se encontró con su hijo en el piso, tirado, sudando frío y sin poder respirar. Llamó al médico y le contó la situación: "Le ha dado un síncope", fue lo primero que le dijo el hombre cuando escuchó el relato, "respira perfectamente", le dijo después, tras hablar con el joven. Sin embargo su hijo tenía un trombo en el pulmón y murió, informó El Mundo.

El hecho ocurrió en enero de 2018 pero fue esta semana que se dio a conocer el audio en el que se escucha la conversación entre el médico, la madre y el hijo en el llamado de emergencia, durante una conferencia realizada por la Asociación del Defensor del Paciente. 

- Madre: Mire, es que se ha levantado el chico y se ha mareado al levantarse. Yo estaba en la cocina y le he sentido caerse

- Médico:

- Madre: Y entonces un sudor enorme... Ahora se ha quedado más bien frío, pero con un sudor enorme.

- Médico: ¿Él está en tratamiento de algo?

- Madre: No, no.

- Médico: Ha tenido un síncope entonces.

- Madre: Y está como, como... Dice que no puede respirar.

- Médico: Vale. Pásemelo al teléfono, por favor.

- Madre: A quién: ¿al chico?

- Médico: Claro.

- Madre: No puedo, no puedo.

- Médico: Es que tiene que hablar con el médico. ¿No tiene un móvil, y la llamo yo?

- Madre: ¡Si él no puede, si él está en la...!

- Médico: Señora, si estuviera en el hospital ahora mismo un médico allí, ¿tendrá que hablar con él o no?

- Madre: Bueno, pero usted...

- Médico: Da igual que sea por teléfono o lo que sea, tiene que hablar con el médico.

- Madre: Él dice que no puede respirar y que...

- Médico: Bueno, ya, pero yo necesito evaluarlo, señora, porque él puede necesitar una UVI, puede necesitar un ingreso hospitalario o puede necesitar un médico...

- Madre: Mira, que dice el médico que tienes que hablar con él, que a ver lo que te pasa...

- Médico: Dígame, qué te ocurre, cuéntame un poquito.

- Aitor: Me ahogoooo...

- Médico: Yo no te escucho que te ahogues. ¿Has estado nervioso o algo?

- Aitor: Noooo [sin poder vocalizar]...

- Médico: Entonces, ¿estás en tratamiento de alguna cosa?

- Aitor: No puedooo... Me ahogoooo...

- Médico: A ver, pásame a tu mamá.

- Aitor:
No puedooo...

- Médico: Pásame a tu mamá.

- Madre: Mire usted como está.

- Médico: No, respira perfectamente. ¿Está a tratamiento psiquiátrico de algo?

- Madre: No, no, de nada [se oye de fondo a Aitor gritar: "Me ahogoooo, no puedoooo"].

- Médico: ¿De nada? ¿Ha tomado alguna ... Alguna...?

- Madre: No, mire, si ayer ni salió ni nada, estuvo aquí en casa metido todo el día...

- Médico: Bueno, irá un médico a verlo y tendrá lo que sea, no lo sé, pero ¿no puede ser que haya tomado algo?

- Madre: No, no...

- Médico: ¿Algún medicamento o algo?

- Madre: No.

- Médico: Pues respira perfectamente, ¿eh? Que respira perfectameeente...

- Madre: Pues él dice que no puede respirar.

- Médico: Él dice lo que quiera, pero respira perfectamente porque habla perfectamente, ¿vale?

- Madre: Pues mire usted yo no sé lo que...

- Médico:
Bueno, irá un médico a verlo, pero él sí respira...

- Madre: Yo no sé...

- Médico: Sí, respira. Venga. Hasta luego. Parece más bien que está tocado de algo. No sé. Vamos a ir a verlo. Venga, hasta ahora.

Ambulancia de Madrid. Foto: Wikipedia
Ambulancia de Madrid. Foto: Wikipedia | archivo.

Pasaron 23 minutos y una llamada más hasta que llegó la UVI a la casa, momento en que el joven tenía muerte cerebral. Aite falleció cuatro días después no por culpa del trombo en sus pulmones sino por la muerte cerebral, según dicen sus padres y su representante legal. 

Bartolomé, el padre de Aitor, indicó: "Nosotros no podemos estar seguros de que mi hijo se pudiera haber salvado, pero lo que seguro que se perdió fue la oportunidad de que viviera".

Los padres reclamen 175.000 euros como indemnización por la muerte de su hijo. La Comunidad de Madrid aseguró a El Mundo todo se hizo correctamente, y que la conversación con el primer médico no determinaba en absoluto que el joven estuviera realmente ahogándose.

La inspección médica concluyó en un primer momento, a petición de los padres, eso mismo, que todo se había hecho conforme a los protocolos, "pero solicitamos los audios", explicaron sus padres.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)