PARLAMENTO

Escocia es el primer país del mundo en ofrecer gratis productos menstruales

El proyecto de ley impone la obligación de establecer un plan a nivel nacional para garantizar un acceso universal de tampones y compresas.

Tampon tax: impuesto al tampón. Foto: Faustina Bartaburu
El costo de la medida está estimado en unos US$ 13 millones al año. Foto: Faustina Bartaburu

Escocia se convirtió este martes en el primer país del mundo en ofrecer acceso gratuito universal a los productos menstruales. El parlamento votó por unanimidad a favor de un proyecto de ley que establece el derecho legal a tener acceso a tampones y compresas.

La primera ministra escocesa, Nicola Sturgeon, celebró la decisión. "Orgullosa de votar por esta ley revolucionaria, que convierte a Escocia en el primer país en el mundo que provee productos menstruales gratuitos a todas aquellas que lo necesitan".

"Una política importante para mujeres y niñas", añadió.

"Todos estamos de acuerdo en decir que nadie debería preocuparse por sus próximos tampones o protecciones reutilizables", declaró en el parlamento la diputada laborista escocesa Monica Lennon, que propuso el texto.

Los tampones y compresas son gratis para estudiantes de secundaria y universidad en Escocia, pero el proyecto de ley impone ahora a los ministros la obligación de establecer un plan a nivel nacional para garantizar un acceso universal.

Escuelas, colegios y universidades también deben poner a disposición una gama de productos para la menstruación en sus baños. El gobierno escocés podrá obligar a organismos públicos a proveer gratuitamente estos productos.

Aileen Campbell, secretaria para las comunidades y el gobierno local, dijo que la ley envía un "importante mensaje sobre el tipo de país que Escocia quiere ser".

"Es una Escocia [...] donde nadie tiene que pasar por a indignidad de utilizar materiales inadecuados para ocultar su periodo o estirar aún más el presupuesto familiar para comprar productos a sus hijos [...] una Escocia donde nadie tiene que esconder un tampón bajo la manga", declaró.

El costo de la medida está estimado en unos US$ 13 millones al año.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error