EFECTOS DEL BREXIT

Escocia amenaza con un bloqueo a salida de la UE

Se reaviva el debate independentista en el Reino Unido.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La primera ministra de Escocia no votará la salida de al UE. Foto: Reuters

Escocia hará todo lo posible para permanecer en la Unión Europea, incluyendo un potencial bloqueo legislativo a la salida de Reino Unido del bloque, aseguró ayer su primera ministra Nicola Sturgeon.

Escocia, una nación de cinco millones de personas, votó a favor de permanecer en la UE con un 62% de los votos en el referendo del jueves, en un claro desacuerdo con Reino Unido, que optó con un 52% a favor del Brexit.

Sturgeon ha dicho en los últimos días que es "muy probable" un nuevo referendo sobre la independencia escocesa de Reino Unido, si esta es la mejor opción para mantener a su país en el bloque regional.

"Habrá consecuencias profundamente negativas y dolorosas del proceso de tratar de sacar a Reino Unido de la UE. Quiero intentar proteger a Escocia de eso", manifestó Sturgeon a la BBC.

Los escoceses votaron en contra de la independencia de Reino Unido con un mayoritario 55 por ciento de los votos en un referendo el 2014, después de una campaña en la que la permanencia en la UE se presentó como una razón clave para seguir en Reino Unido.

El diario escocés Sunday Post publicó una encuesta realizada el viernes por la firma de investigación ScotPulse, que sugirió que el apoyo a la independencia había aumentado al 59% después del Brexit.

Sturgeon dijo que el Brexit constituye un cambio en las reglas del juego que legitima cualquier plan de Escocia para volver a analizar el tema de la independencia.

"El contexto y las circunstancias han cambiado radicalmente. El Reino Unido por el que Escocia votó a favor de permanecer dentro en 2014, ya no existe", sostuvo Sturgeon.

Un referendo a favor de la independencia terminaría con una unión de 300 años entre Escocia e Inglaterra.

Terremoto político.

El Brexit provocó una enorme crisis interna en los dos principales partidos británicos, el Conservador y el Laborista.

Según la prensa, la cúpula del Partido Conservador busca un candidato alternativo al exalcalde de Londres, Boris Johnson, para suceder al primer ministro y líder "tory", David Cameron, que el viernes anunció su dimisión tras perder la histórica consulta.

El periódico The Sunday Telegraph señala que Johnson, abanderado de la victoriosa campaña a favor de abandonar la UE, se postulará esta semana para sustituir a Cameron, lo que impulsaría una competición por el liderazgo que culminaría en el congreso anual de la formación, en octubre.

Sin embargo, muchos diputados conservadores se oponen a que sea el líder, pues lo ven como un político oportunista preocupado por su carrera, aunque reconocen que cuenta con apoyo popular, y tratan de promover a la actual ministra del Interior, Theresa May.

Mientras los "tories" se debaten sobre el liderazgo, el pueblo británico sigue a la espera de que las cabezas visibles del bando del Brexit, como Johnson, den indicaciones sobre el futuro del Reino Unido y las negociaciones con los países de la Unión Europea.

Paralelamente, el Partido Laborista está inmerso en el caos después de la dimisión de nueve miembros del equipo de la oposición en protesta por la falta de liderazgo de Jeremy Corbyn, a quien acusan de haber tenido un pobre papel en la campaña por la permanencia en el referendo del pasado 23 de junio, que ha marcado un antes y un después en Europa.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados