Un artículo de impacto

Escándalo: Trump reclama entreguen autor de infidencia

Alto funcionario describe en The New York Times “amoralidad” del presidente.

Reacción: en un acto realizado en la Casa Blanca, el presidente Donald Trump le restó importancia al artículo y después lo atacó en Twitter. Foto: EFE
Reacción: en un acto realizado en la Casa Blanca, el presidente Donald Trump le restó importancia al artículo y después lo atacó en Twitter. Foto: EFE

"Muchos de los altos funcionarios de su propia administración están trabajando diligentemente desde dentro para frustrar partes de su agenda y sus peores inclinaciones. Yo lo sé. Yo soy uno de ellos", afirma un alto jerarca del gobierno, en un artículo de opinión publicado en The New York Times bajo el título "Soy parte de la resistencia bajo la administración de Trump". En el texto el alto funcionario, cuya identidad se mantiene en reserva —el diario reconoce que es un paso que ha dado muy pocas veces en su página de opinión— sostiene que en privado existe "incredulidad diaria ante los comentarios y acciones del comandante en jefe. La mayoría trabaja para aislar sus operaciones de sus caprichos".

Trump reaccionó anoche en su cuenta de Twitter, calificando de cobarde al autor del artículo, si es que existe, y le reclama al diario que lo entregue al gobierno.

El artículo surge 48 después de conocer el anticipo de un libro escrito por Bob Woodward.

El funcionario, que describe un clima nunca visto en la Casa Blanca a lo largo de la historia desde la primera presidencia de George Washington hasta la de Barack Obama, sostiene que "la nuestra no es la resistencia popular de la izquierda. Queremos que la administración tenga éxito y pensamos que muchas de sus políticas ya han hecho a Estados Unidos más seguro y próspero. Pero, creemos que nuestro primer deber es con este país, y el presidente sigue actuando de una manera que va en detrimento de la salud de nuestra república. Es por eso que muchos de los designados por Trump hemos prometido hacer lo que podamos para preservar nuestras instituciones democráticas mientras frustramos los impulsos más equivocados del Sr. Trump hasta que esté fuera de la presidencia".

Pensaron en invocar la norma para destituirlo

"Dada la inestabilidad que muchos presenciaron, hubo susurros dentro del gabinete sobre invocar la 25a Enmienda, que iniciaría un complejo proceso para destituir al presidente. Pero, nadie quiso precipitar una crisis constitucional", relata el alto funcionario. "Así que haremos lo que podamos para dirigir a la administración en la dirección correcta hasta que —de una forma u otra— se acabe". Agrega que "la mayor preocupación es lo que como nación le hemos permitido (a Trump) que nos haga".

Poca afinidad.

"La raíz del problema es la amoralidad del presidente", afirma. "Cualquiera que trabaje con él sabe que no no está sujeto a principios fundamentales que guíen su toma de decisiones. Aunque fue elegido como un republicano, el presidente muestra poca afinidad por los ideales largamente defendidos por los conservadores: mentes libres, mercados libres y personas libres. En el mejor de los casos, ha invocado estos ideales en escenarios guionados. En el peor de los casos lo ha atacado directamente".

Reacción: el presidente Donald Trump señaló un sesgo político. Foto: Reuters
Reacción: el presidente Donald Trump señaló un sesgo político. Foto: Reuters

"Además de su difusión masiva de la noción de que la prensa es el "enemigo del pueblo", los impulsos del presidente Trump son generalmente anticomercio y antidemocráticos. No me malinterpreten. Hay puntos brillantes que la cobertura negativa casi ininterrumpida de la administración no logra captar: desregulación efectiva, reforma tributaria histórica, un ejército más robusto", señala. "Pero estos éxitos han llegado a pesar, y no a causa, del estilo de liderazgo del presidente, que es impetuoso, de confrontación, mezquino e ineficaz".

El funcionario describe que "las reuniones con él se desvían del tema y se salen de los carriles, se dedica a despotricar repetidamente, y su impulsividad resulta en decisiones a medias, mal informadas y ocasionalmente imprudentes que hay que tomar de nuevo. Literalmente no se sabe si cambiará de opinión de un minuto a otro", me dijo recientemente un alto funcionario, exasperado por una reunión de la Oficina Oval en la que el presidente se desquitó por una importante decisión política que había tomado apenas una semana antes.

Dos vías.

"El comportamiento errático sería más preocupante si no fuera por los héroes no reconocidos en y alrededor de la Casa Blanca. Algunos de sus ayudantes han sido considerados villanos por los medios de comunicación. Pero en privado, han hecho todo lo posible para mantener las malas decisiones contenidas en el Ala Oeste, aunque claramente no siempre son exitosas".

Sostiene que hay una presidencia de dos vías: "Por ejemplo, la política exterior: En público y en privado, el Presidente Trump muestra una preferencia por los autócratas y dictadores, como el Presidente Vladimir Putin de Rusia y el líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, y muestra poco aprecio genuino por los lazos que nos unen a naciones aliadas de ideas afines. Observadores astutos, sin embargo, han señalado que el resto de la administración está operando por otro camino, uno en el que países como Rusia son interpelados por entrometerse y castigados en consecuencia, y en el que los aliados de todo el mundo son tomados como pares en lugar de ser ridiculizados como rivales.

Sobre Rusia, por ejemplo, el presidente era reacio a expulsar a tantos espías del Sr. Putin como castigo por el envenenamiento de un ex espía ruso en Gran Bretaña".

La publicación del artículo tuvo amplia repercusión en medios de todo el mundo y en el ámbito político, así como suscitó numerosos comentarios de los lectores.

El presidente afirma que "si el autor existe, es un cobarde"

"¿Existe realmente el llamado alto funcionario del gobierno, o es es solo el fracasado The New York Times con otra fuente falsa?", señala el presidente Donald Trump en la reacción que tuvo al artículo de opinión. "Si el cobarde anónimo realmente existe, el Times, por razones de Seguridad Nacional ¡debe entregarlo a él /ella de inmeidato al gobierno!".

Primero, Trump posteó un tweet en el que solo señala en mayúscula: "¿TRAICIÓN?".

Poco antes de postear los tweets, el presidente Trump, en un acto en la Casa Blanca había minimizado la importancia del artículo publicado por el diario, señalando que el autor es "alguien anónimo dentro del gobierno, que probablemente está fracasando y probablemente está aquí por las razones equivocadas".

Asimismo, calificó el texto de "columna cobarde", luego enumeró los logros de su gobierno y pronosticó que "nadie se va a acercar siquiera"a derrotarlos en las elecciones presidenciales de noviembre de 2020.

Poco después del acto, emitió los fuertes mensajes en su cuenta de Tweeter.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º