EL CONFLICTO ENTRE RUSIA Y UCRANIA

Escándalo por periodista que simuló su muerte

Los servicios de Ucrania idearon una trama para frenar un supuesto plan ruso contra opositores a Putin.

La foto de Babchenko en el memorial de los periodistas asesinados en Moscú. Foto: AFP
VEA EL VIDEO. Foto: AFP

"Tres balas por la espalda acabaron con la vida del ruso Arkadi Babchenko, soldado, escritor, corresponsal de guerra y periodista opositor que había decidido exiliarse en Kiev, porque en Rusia se sentía amenazado por criticar la política belicosa del Kremlin".

Así informaba la agencia AFP ayer miércoles temprano de la muerte el martes de Babchenko. Minutos después, daba cuenta que el periodista estaba vivo y que iba a dar una conferencia de prensa. Todo se había tratado de una simulación para desbaratar un supuesto complot ruso para asesinar al propio Babchenko y a otras 30 personas que no simpatizan con el presidente Vladimir Putin.

Los servicios de seguridad ucranianos (SBU), al reconocer ayer la simulación junto al periodista, anunciaron además haber detenido al hombre que planeaba el homicidio de Babchenko. El supuesto atacante habría recibido 40.000 dólares de los "servicios especiales rusos" para preparar el asesinato.

"Gracias a esta operación fuimos capaces de desbaratar un complot cínico y aportar pruebas de cómo el servicio de seguridad ruso estaba urdiendo este crimen", sostuvo Vasil Gritsak, jefe del SBU.

"Aún sigo vivo, se han quedado con las ganas", dijo por su lado el periodista, de 41 años.

El presidente de Ucrania, Petró Poroshenko, felicitó al SBU por "la brillante operación para salvaguardar la vida (...) de Arkadi Babchenko". "Dudo de que Moscú se calme. He ordenado proporcionar seguridad las 24 horas al día a Arkadi y su familia", escribió el mandatario ucraniano en Facebook.

Babchenko aseguró que su asesinato debía ejecutarse en vísperas de la final de Liga de Campeones entre Real Madrid y Liverpool, que se celebró el pasado domingo en Kiev.

La noticia de la "muerte" de Babchenko había provocado una serie de acusaciones entre Ucrania y Rusia, así como una gran conmoción entre sus compañeros y decenas de periodistas se habían reunido ante la sede de la embajada rusa en Kiev.

Las autoridades ucranianas, entre ellas el primer ministro Volodimir Groisman, habían acusado a Rusia de estar detrás de la muerte de Babchenko.

"Arkadi Babchenko fue asesinado, abatido en la escalera de su edificio y el primer ministro ucraniano responsabiliza a los servicios especiales rusos (...) Es muy triste", había contestado el ministro ruso de Relaciones Exteriores, Serguéi Lavrov.

Babchenko participó en Rusia en las dos guerras de Chechenia como soldado, antes de convertirse en un periodista muy crítico con el Kremlin. Contó su experiencia en esta república rusa del Cáucaso en el libro El color de la guerra. Después de viajar al este de Ucrania, donde el conflicto entre el ejército ucraniano y los separatistas prorrusos provocó más de 10.000 muertos en cuatro años, denunció el papel de Rusia en la guerra, apoyando la tesis según la cual Moscú apoya militarmente a los rebeldes.

Babchenko abandonó Rusia en febrero de 2017 denunciando una "campaña espantosa" de "acoso". Al principio vivió en República Checa y en Israel, antes de instalarse en Kiev.

La simulación de su muerte se la creyó el gobierno ruso y hasta la UE. "Condenamos firmemente ese asesinato. Esperemos que haya una investigación auténtica, no para la galería", dijo Dmitri Peskov, portavoz del Kremlin. Y agregó que, "lamentablemente, Ucrania se ha vuelto un lugar muy peligroso para el trabajo de los periodistas".

El martes, día de su falsa muerte, Babchenko comentaba en Facebook un episodio ocurrido hace cuatro años: un general ucraniano le impidió subir a un helicóptero a comienzos de la guerra contra los separatistas del este. El helicóptero fue derribado y hubo 14 muertos. "Fui afortunado...", escribió.

"Penoso. Hubo una mentira de Estado"

La simulación del asesinato del periodista ruso Arkadi Babchenko por parte de las autoridades ucranianas es "penosa", juzgó el secretario general de Reporteros Sin Fronteras (RSF), Christophe Deloire. Si bien la reaparición del periodista supone "un gran alivio", es "penoso y lamentable que los servicios ucranianos hayan jugado con la verdad, independientemente de cuál sea el motivo", dijo Deloire a la agencia AFP.

Para Deloire, "esto no hace avanzar la libertad de prensa. Basta una sola simulación para sembrar la duda sobre todos los asuntos de asesinatos políticos". "Hubo una mentira de Estado, aunque fuera breve", lamentó el secretario general de RSF, que vela por la libertad de prensa en el mundo.

Por su parte, el ministerio ruso de Relaciones Exteriores ruso calificó de "provocación antirrusa" la simulación del asesinato de Babchenko.

"Este montaje es por supuesto una nueva provocación antirrusa", declaró el ministerio en un comunicado. "Estamos encantados de que ese ciudadano ruso siga vivo", añadió.

"Ahora ya se empiezan a conocer los auténticos motivos de la puesta en escena, que a todas luces es una nueva provocación antirrusa", dijo la cancillería rusa.

Babchenko explicó ayer que los servicios secretos ucranianos habían escenificado su muerte para abortar un supuesto complot ruso que incluía su asesinato y el de otras treinta personas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)