REVUELO

Escándalo en México por dinero público recibido por periodistas 

El gobierno de Peña Nieto en la mira por manejo de publicidad. 

El expresidente Enrique Peña Ñieto en la mira por fondos a medios. Foto: Reuters
El expresidente Enrique Peña Nieto en la mira por fondos a medios. Foto: Reuters

Según el canon de Julio Scherer García, el maestro del periodismo mexicano moderno, un periodista nunca es noticia. La máxima sobre el oficio se hizo trizas esta semana, cuando fue filtrada a los medios una lista de comunicadores que recibieron dinero público durante el mandato de Enrique Peña Nieto (2012-2018). La lista con 41 nombres, entre los que figuran algunos de los informadores con más peso de México, causó un gran revuelo y ha encendido el debate sobre la perversa relación entre el periodismo y el poder.

La lista asegura que los periodistas recibieron 1.080 millones de pesos (56 millones de dólares) por conceptos de “comunicación social y otros servicios” entre los años 2013 y 2018. A la cabeza se encuentra Joaquín López Dóriga, quien fue durante 16 años el titular del informativo nocturno se Televisa, el principal canal de televisión del país.

La afirmación fue rechazada por el comunicador, quien dijo nunca haber recibido un peso del Gobierno. “Registro el mensaje de la oficina del presidente López Obrador, que es difamar para callar”, dijo López Dóriga, quien recogió en abril pasado el premio Rey de España por su trayectoria periodística.

La polémica también tocó a Enrique Krauze, historiador y uno de los intelectuales más influyentes del país. El documento filtrado a los periodistas asegura que las empresas de Krauze, las editoriales Vuelta y Clío, recibieron 144 millones de pesos mexicanos (7,5 millones de dólares).

Si bien una parte corresponde al concepto publicidad, el resto habría sido pagado por documentales sobre el centenario de Octavio Paz, José Revueltas y el poeta Efraín Huerta, entre otros, realizados para la Secretaría de Cultura.

Krauze consideró la información “tendenciosa” e “infundada” y explicó que el dinero fue recibido por sus compañías editoriales y no por él. “Letras Libres no modifica su línea editorial por presiones. En nuestro portal pueden consultarse decenas de textos y portadas críticas con los gobiernos anteriores”, explicó el historiador al diario Reforma, el primero en publicar la información y quien publica a Krauze.

La reacción de otros periodistas que aparecen en el listado ha sido similar. “¿Por qué solo dieron a conocer medios propiedad de periodistas? ¿Por qué no otros, como Milenio, que se llevaron más de 1.000 millones de pesos? ¿Por qué no lo recibido por las grandes televisoras, los periódicos,...?”, se preguntaba Federico Arreola, quien confirmó que SDP, el medio que posee en sociedad, recibió 153 millones de pesos (ocho millones de dólares) de la Administración del PRI.

Los argumentos de algunos de los comunicadores es que sus nombres aparecen en una lista que pretende ser bochornosa, pero que en realidad representa una mínima fracción de lo que el Ejecutivo de Peña Nieto inyectó a los medios de comunicación. A lo largo de seis años, la presidencia del PRI invirtió 60.000 millones de pesos (3.000 millones de dólares) en publicidad oficial. No está claro si los 1.081 millones de la lista forman parte de ese rubro o si fueron pagados en diferentes partidas. La filtración obstaculiza la transparencia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)