LIBERACIÓN

El EPP, la guerrilla paraguaya, libera a dos menonitas

Opera en la frontera con Brasil, en la zona de Concepción.

Dos colonos menonitas, Franz Hiebert (32) y Bernard Blatz (22), ambos de origen mexicano, fueron liberados ayer lunes en el norte de Paraguay tras permanecer varios meses secuestrados por el Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), un grupo guerrillero que opera en la frontera con Brasil. La liberación se produjo en la estancia Luisa, en el departamento de Concepción, a 400 km de Asunción.

Cornelio Penner, portavoz de la colonia menonita Manitoba, no quiso detallar si las familias pagaron una suma por su puesta en libertad, como afirman algunos medios locales, que cifran en 1.250.000 dólares. Sin embargo, recordó que el pasado diciembre los familiares repartieron toneladas de alimentos en varias comunidades del país, lo que se cree era una exigencia de la guerrilla para su inmediata liberación de los dos menonitas.

El EPP reivindicó el secuestro y los familiares de las víctimas habrían cumplido con sus exigencias.

La liberación se produce días después del hallazgo en la misma zona del cadáver de Abraham Fehr, otro colono menonita secuestrado por el mismo grupo.

"Están bastante bien, tienen rastros de que no estuvieron en condiciones óptimas, pero dentro de todo están bien de salud ya que son personas jóvenes", dijo el fiscal Joel Cazal.

Hiebert desapareció a finales de agosto de 2017 en el norte de Paraguay cuando estaba trabajando con un tractor en una finca y fue llevado por seis desconocidos. Y Blatz fue secuestrado a principios de septiembre, también en el norte, después de que tres desconocidos dispararan con fusiles a la camioneta en la que viajaba.

Durante los cerca de cinco meses que permanecieron secuestrados, los dos colonos estuvieron separados y no se vieron hasta unos días antes de la liberación, según apuntó Penner.

Hiebert fue trasladado a Asunción para recibir atención médica a causa de su estado de salud. "Está muy bajo de defensas y tiene pequeñas heridas", relató el portavoz de la colonia menonita.

Por el contrario, Blatz "está muy bien", agregó.

El propio Blatz grabó un vídeo, difundido en los medios locales, en el que da las gracias a todas las personas que lo apoyaron.

Todavía hay otros dos secuestrados por la guerrilla del EPP: el policía Evelio Morínigo y el ganadero Félix Urbieta, aunque éste último estaría en manos de otro grupo.

El EPP es señalado por las autoridades como responsable de ataques a puestos militares y policiales, y del asesinato de decenas de civiles y agentes de seguridad en la última década.

Su desarticulación es una materia pendiente del gobierno de Horacio Cartes, quien entregará el poder a su sucesor en agosto tras las elecciones prevista para abril.

Los orígenes del EPP pueden rastrearse desde 1992 cuando se crea una organización guerrillera como brazo armado clandestino del partido Patria Libre. La primera acción fue el intento de robo a un banco en 1997.

El nombre EPP se adoptó en 2008, y se estima que tiene entre 150 y 350 militantes.

Nuevo ministro.

La liberación de los dos menonitas coincidió con la asunción ayer del nuevo ministro del Interior de Paraguay, Ariel Martínez.

El nuevo titular de Interior sustituye a Lorenzo Lezcano, quien pasa a ocupar el cargo de Secretario Nacional de Inteligencia, según los cambios dispuestos por el presidente Cartes y anunciados el pasado 2 de febrero. Martínez se ha marcado como objetivo para este semestre "trabajar mucho y ser duros con el crimen y con las causas del crimen".

Martínez, hasta ahora viceministro de Asuntos Políticos, es el tercer miembro de su familia que ocupa el cargo de ministro en el gobierno de Cartes, junto a su hermano, Ever Martínez, titular de Justicia, y a su padre, Diógenes Martínez, ministro de Defensa.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)