FRANCIA

Enfrentamientos entre Policía y manifestantes en protestas contra Macron

Las reformas laboral y educativa del mandatario francés son resistidas por un sector de la población,

VEA LA FOTOGALERÍA | Protestas contra la reforma laboral de Macron
Protestas en Francia contra la reforma laboral de Macron. Foto: AFP.
Protestas en Francia contra la reforma laboral de Macron. Foto: AFP.
Protestas en Francia contra la reforma laboral de Macron. Foto: AFP.
Protestas en Francia contra la reforma laboral de Macron. Foto: AFP.
Protestas en Francia contra la reforma laboral de Macron. Foto: AFP.
Protestas en Francia contra la reforma laboral de Macron. Foto: AFP.
Protestas en Francia contra la reforma laboral de Macron. Foto: AFP.
Protestas en Francia contra la reforma laboral de Macron. Foto: AFP.
Protestas en Francia contra la reforma laboral de Macron. Foto: AFP.

Casi 120.000 personas, incluyendo numerosos ferroviarios, protestaron el jueves en 133 movilizaciones en toda Francia contra el presidente, Emmanuel Macron, según datos del Ministerio de Interior.

"Macron, presidente de los ricos" o "Macron, arrogante" eran algunos de los lemas que podían leerse en las pancartas o que coreaban los manifestantes de Montpellier, donde un millar de personas salió a la calle, según la policía.

En total, 119.500 personas se manifestaron por toda Francia, según el ministerio de Interior, mientras que la CGT afirmó que hubo 300.000 manifestantes. Una cifra inferior a la de la última movilización de los ferroviarios y funcionarios del 22 de marzo, cuando el sindicato registró 500.000 manifestantes y la policía, 323.000.

En la manifestación de París, convocada -como el resto- por los sindicatos CGT y Solidaires, participaron 15.300 personas, según un recuento del gabinete Occurrence, que desfilaban tras una pancarta que rezaba: "Público + privado + estudiantes, juntos, paremos los retrocesos sociales".

El 22 de marzo, 47.000 personas participaron de la protesta en París, según Occurrence.

Protesta contra la reforma laboral de Macron. Foto: Reuters.
Protesta contra la reforma laboral de Macron. Foto: Reuters.

En la capital, el secretario general de la CGT, Philippe Martinez, pidió al Gobierno que "deje de tomarnos por imbéciles y nos diga qué quiere".

En la tarde estallaron enfrentamientos entre los participantes de la marcha y la Policía, que respondió con gases lacrimógenos cuando algunos manifestantes les lanzaron proyectiles. Un grupo de encapuchados vandalizaron la fachada de un hotel y varios escaparates y mobiliario urbano.

Entrevistado por medios de comunicación al margen de su viaje a Berlín, Emmanuel Macron aseguró que tenía "un mandato de los franceses [...] que trato de mantener".

Por su parte, un 22,7% de los trabajadores de la compañía de ferrocarriles francesa SNCF -incluyendo al 66,4% de los maquinistas- hicieron huelga contra la reforma de su sector, que pone fin a la garantía del empleo para los nuevos contratados. Una treintena de ferroviarios bloquearon el tráfico en la estación de Lille por la mañana.

Horas antes, la intersindical CGT-CFDT-Sud-Unsa de la SNCF anunció que suspendía el diálogo con la ministra de Transporte, Élisabeth Borne, a la espera de que el primer ministro Édouard Philippe se ocupe del asunto.

La movilización afectó al sector de la energía, a algunos centros educativos, a los transportes públicos de Niza y la región parisina y al sector del audiovisual público.

Además, cuatro universidades de unas 70 están bloqueadas, en protesta contra la reforma educativa que está preparando el Ejecutivo que, según los manifestantes, instaurará una "selección" para entrar en la universidad.

Un manifestante contra la reforma laboral de Macron. Foto: AFP.
Un manifestante contra la reforma laboral de Macron. Foto: AFP.

Reforma educativa

La policía francesa evacuó esta mañana a docenas de estudiantes que ocupaban la universidad parisina de Tolbiac, un sitio emblemático de la movilización estudiantil contra una reforma educativa impulsada por el presidente Emmanuel Macron.

Un centenar de agentes de policía ingresaron a las 5 de la mañana hora local en el centro, un edificio de 22 plantas al sur de París que estaba ocupado por docenas de estudiantes desde el 26 de marzo.

Algunos estudiantes salieron voluntariamente de la universidad, mientras otros arrojaron botellas y otros objetos a la policía, constató una periodista de la AFP. Una persona fue detenida por desacato y rebelión, indicó la prefectura de policía de París.

La intervención de las fuerzas del orden había sido solicitada por el rector de la universidad, Georges Haddad, quien decía estar preocupado por la situación dentro del centro tras el hallazgo de cócteles molotov en su interior.

Estudiantes reunidos fuera de la Universidad de Tolbiac. Foto: Reuters.
Estudiantes reunidos fuera de la Universidad de Tolbiac. Foto: Reuters.

La prefectura de policía de París indicó que el operativo trascurrió "sin incidentes".

"No resistimos", confirmó a la AFP un manifestante enmascarado que explicó que el centenar de estudiantes que ocupaban el sitio desde hace semanas estaban "cansados por el estrés de no saber cuándo serían evacuados".

Tras la evacuación, el rector de la universidad denunció que las tres semanas de ocupación causaron "varios cientos de miles de euros" de daños en el establecimiento.

"Los daños son enormes. Van a costar muy caro a la universidad y al contribuyente. Es dinero del Estado despilfarrado", agregó Georges Haddad en una conferencia de prensa en París.

Policía ingresa a desocupar la Universidad de Tolbiac. Foto: Reuters.
Policía ingresa a desocupar la Universidad de Tolbiac. Foto: Reuters.

Estudiantes franceses comenzaron a ocupar universidades de todo el país en marzo para protestar por una reforma que busca implementar nuevos criterios de selección para hacer frente a la saturación en algunas carreras.

Hasta ahora, cuando no había suficientes plazas, se seleccionaba a los estudiantes por sorteo. Con esta reforma, los estudiantes serán elegidos en función de su expediente. Pero los sindicatos de estudiantes ven esta reforma como una violación del derecho a la educación para todos.

El ministro del Interior, Gerard Collomb, dijo que la evacuación fue un "éxito". Anunció que la universidad permanecerá cerrada por "motivos de seguridad" y de "rehabilitación tras los daños causados por los ocupantes".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados