CASO AMIA

No encontraron vestigios de pólvora en las manos del fiscal Nisman

La fiscal Viviana Fein aseguró que "dio negativo" el resultado del barrido electrónico realizado sobre las manos del fallecido.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Alberto Nisman investiga el atentado desde hace 10 años.

La fiscal Viviana Fein, a cargo de la causa por la muerte del fiscal argentino Alberto Nisman que investigaba el atentado contra la AMIA, informó esta mañana que el barrido electrónico realizado sobre las manos del fallecido "dio negativo": no se encontraron vestigios de pólvora.

"Eran muy pocas las partículas de residuos que se levantaron en el lugar. Igual, esto no descarta que él se haya disparado (...) No es un resultado inesperado", sostuvo la funcionaria del ministerio público.

En declaraciones a la radio argentina Mitre, Fein concluyó que no obstante el resultado, la pericia "no descarta que él se haya disparado" y, en ese sentido, aseguró que la autopsia "lo ha confirmado de manera categórica".

"Eran muy pocas las partículas de residuos que se levantaron en el lugar. Además al ser un calibre .22 y no un arma de guerra, usualmente esto provoca que el barrido electrónico no arroje resultados positivos", argumentó la fiscal.

Nisman, a cargo de la Unidad Fiscal AMIA desde 2004, se mató con un arma que recibió horas antes de dispararse en la cabeza. Tras la autopsia, la fiscalía confirmó que el decano de la morgue judicial comunicó que "no hubo intervención de terceras personas".

El peritaje sobre el cuerpo de Nisman determinó suicidio, aunque la fiscal Fein dejó abierta la posibilidad de que esa decisión de Nisman pudiese haber sido "instigada".

La puerta de su residencia estaba cerrada. Su madre, alertada por la numerosa custodia personal de Nisman —una decena de agentes de la Policía Federal lo custodiaba en forma permanente por reiteradas amenazas— llamó a un cerrajero para abrir la puerta. No había carta. Dentro del apartamento tampoco había desorden. La puerta de servicio estaba cerrada por dentro.

Nisman debía presentarse ayer ante la Comisión de Legislación Penal de la Cámara de Diputados y dar cuenta de la grave denuncia que había hecho pública la semana pasada. Según elementos que se desprendían de su investigación el primer nivel del Gobierno argentino, comenzando por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, estaban implicados en un intento de encubrimiento de los autores iraníes del atentado contra la AMIA consumado en 1994.

Pero nunca llegó al Congreso, donde según había anunciado la diputada oficialista Diana Conti pensaban "salir con los tapones de punta" contra el fiscal.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)