germanwings

Encontraron la segunda caja negra, pero está muy dañada

La primera caja negra hallada yafue enviada a un centro especializado en París para ser analizada. Se han encontrado algunos "datos utilizables". Hallaron también la segunda pero está muy dañada, al parecer la tarjeta de memoria se habría separado y todavía no aparece.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Así quedó la caja negra del A320 de Germanwings. Foto: AFP

El gobierno francés confirmó que la segunda caja negra del Airbus de la Germanwings fue hallada pero está "dañada seriamente". Está muy dañada y parte de su contenido, al parecer el chip de la memoria, sigue siendo buscado.

La primera caja negra, hallada ayer entre los restos del avión está dañada, pero de todos modos es posible analizarla. Esta caja es la que graba los sonidos y conversaciones de los pilotos en la cabina.

El secretario de Estado francés de Transporte, Alain Vidaliés, manifestó que la caja negra fue enviada a un centro especializado en París y será analizada esta semana.

Asimismo, dijo que "la recuperación de los cuerpos de las víctimas" podría demorarse y advirtió que "el trabajo es muy complejo".

Los investigadores pudieron extraer "datos utilizables" de esta primera caja negra hallada, pero por ahora no hay "la menor explicación" sobre los orígenes de la catástrofe, indicó el miércoles la Oficina de Investigaciones y Análisis (BEA) de la aviación civil francesa.

"Hemos logrado extraer datos utilizables del CVR (Cockpit Voice Recorder, grabador audio de cabina)", anunció el director de la BEA, Rémy Jouty, en conferencia de prensa.

No obstante, Jouty agregó que, hasta el momento, la BEA "no tiene la menor explicación" sobre las causas del accidente, así como por qué los controladores no pudieron contactarlo, y "no cierra ninguna hipótesis".
Solo pudo confirmar que no hubo una explosión y que el avión "voló hasta el final".

La segunda caja negra, hallada recientemente, es la que registra los datos del vuelo, indispensable para esclarecer qué sucedió con el Airbus A320 de Germanwings que se estrelló con 144 pasajeros y 6 tripulantes a bordo.

Los helicópteros de la gendarmería francesa reanudaron esta mañana los vuelos a la zona del accidente para recuperar los cuerpos de las víctimas y los restos del avión.

Los helicópteros salen del campo base de Seyne-Les-Alpes, en Alta Provenza, cerca de la frontera con Italia, y para llegar a la zona del accidente, en los pliegues de la montaña, son necesarios unos diez minutos de vuelo.

La zona es escarpada, de difícil acceso, por lo que las operaciones son complejas, explicó un gendarme.

"Estamos llevando todo el material necesario para efectuar las distintas actividades y para completar el traslado serán necesarios aún muchos vuelos", sostuvo.

El avión que se estrelló ayer cuando volaba de Barcelona (España) a Dusseldorf (Alemania) se desintegró en el impacto y los restos quedaron dispersos en una zona de más de dos hectáreas, a unos 2.000 metros de altitud.

Ocho helicópteros fueron desplegados en la zona del accidente, indicó el coordinador de las labores de socorro, Xavier Roy, hablando con los periodistas en el campo base.

Germanwings canceló hoy un vuelo al negarse a volar la tripulación tras el accidente del avión.

La compañía alemana, filial low cost de Lufthansa, expresó "comprensión" por el estado emotivo de sus empleados, profundamente afectados por la pérdida de "queridos amigos".

Las banderas de la Comisión Europea ondean hoy a media asta en señal de luto por las 150 víctimas mortales del accidente aéreo.

"Las banderas en los edificios de la Comisión ondearán a media asta durante tres días, Europa está de luto", indicó el vocero comunitario Margaritis Schinas.

El personal de Lufthansa y Germanwings en todo el mundo dispuso un minuto de silencio a las 10.53, la hora en que perdió contacto ayer el Airbus A320.

El canciller británico, Philip Hammond, dijo hoy que son al menos tres los ciudadanos de su país muertos en el accidente del avión de Germanwings.

El premier japonés, Shinzo Abe, sostuvo que su gobierno trabaja para confirmar la presencia de dos ciudadanos de su país en el vuelo del Airbus 320.

La emisora BMF TV reportó que la cancillería de Kazakistán ratificó que tres ciudadanos de ese país se encontraban a bordo del avión en el que viajaban 150 personas. El ministerio, manifestó esa fuente, dijo que Erbol y Adil Imankoulov, nacidos en 1965 y 1989, y Aijan Isengalieva, nacido en 1966, murieron en el accidente.

Entre los residentes británicos que estaban en el vuelo se identificó a Marina Bandres Lopez-Belio, de Manchester, como también a su hijo Julian.

Un ciudadano israelí residente en España figura entre las 150 víctimas del accidente aéreo, confirmó hoy el ministerio de Exteriores israelí: se trata de Eyal Baum, de 39 años, quien vivía en Barcelona con su esposa.

El Ceo de Lufthansa, Carsten Spohr, en declaraciones reportadas por L'Express, dijo que el accidente del Airbus A320 es "inexplicable", ya que el avión "no tenía problemas técnicos, estaba en perfectas condiciones, y el piloto era experto y estaba entrenado".

La identificación de las personas muertas comenzará mañana, dijo hoy Laurent Jaunetre, capitán de los equipos de socorristas de la policía de Grenoble.

Los médicos se encuentran en la zona desde ayer y están "efectuando las actividades preparatorias de los trabajos de identificación", sostuvo en diálogo con periodistas.

El ministro de Defensa alemán, Thomas De Maiziere, dijo hoy que "no existen indicios de peso" que permitan sostener que la caída del avión haya sido provocada "intencionalmente por terceros".

El funcionario manifestó que no quiere sumarse a las "especulaciones y conjeturar sobre las causas del desastre".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados