LA CARRERA HACIA LA CASA BLANCA

El encanto de Michelle al servicio de la campaña de Hillary Clinton

Primer acto juntas buscando el voto femenino para el 8 de noviembre.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Hillary Clinton dijo que en estas elecciones está en juego al dignidad de las mujeres. Foto: Reuters

Michelle Obama desplegó ayer jueves todo su carisma y popularidad para apoyar a Hillary Clinton, y sostuvo que la candidata demócrata tiene "más experiencia que cualquier otro", incluyo que los esposos de ambas, el presidente Barack Obama y el ex mandatario Bill Clinton. "Y sí, es mujer", afirmó Michelle.

"Hillary está lista para ser Comandante en Jefe desde el primer día", agregó la primera dama de Estados Unidos, que ayer apareció por primera vez en un acto electoral junto a la candidata demócrata en Carolina del Norte.

"No quisiera decir esto, pero están en juego la dignidad y el respeto por las mujeres y por las jóvenes en estas elecciones", dijo por su parte Hillary.

Es necesaria la voz de Michelle Obama "más que nunca" en estas elecciones, agregó la candidata, que subrayó que además está en juego la herencia del gobierno de Obama.

"No dejemos que sea aniquilado el progreso alcanzado por la presidencia de Obama", agregó la candidata demócrata, que explicó que "en estas elecciones está en juego todo aquello que tenemos, y Michelle Obama nos recuerda que hay que trabajar duro y permanecer fiel a nuestros valores".

Hillary agradeció la presencia de Michelle Obama, a la que se refirió como "la más extraordinaria de las primeras dama", ante el largo aplauso de gente en Winston-Salem, Carolina del Norte, uno de los Estados cruciales para ganar las elecciones.

Más popular que su marido, Michelle Obama ha sido una contundente fuerza en la campaña electoral, con poderosos discursos contra el candidato republicano, Donald Trump, y a favor de Clinton.

Abogada, de 52 años, no ha dudado en atacar la retórica estridente del magnate y lo que ha llamado su "intolerable" conducta sexual hacia las mujeres.

En la recta final de la campaña, Clinton busca capitalizar el pedigrí de una de las figuras más populares de la política estadounidense.

La ex secretaria de Estado marcha adelante en las encuestas, con una ventaja de 5,4 puntos frente a Trump, según el último promedio de encuestas de Real Clear Politics.

"Me siento realmente bien, llena de energía, trabajando duro", dijo Clinton a los periodistas a bordo de su avión el miércoles, cuando cumplió 69 años.

El encuentro entre las dos primeras damas era casi impensable hace ocho años: las primarias demócratas de 2008, que enfrentaron a Barack Obama y Hillary Clinton, habían sido amargas y tensas.

Pero las cicatrices se cerraron y las dos mujeres, ambas nativas de Chicago, vieron servido en bandeja de plata, por Donald Trump, un tema en común: la defensa de las mujeres, en el marco de las declaraciones misóginas y degradantes del republicano. Michelle se convirtió en "nuestra arma no tan secreta", reconoció Brian Fallon, portavoz de Clinton.

En tanto, Barack Obama, según el último sondeo de CNN y ORC, tiene un 55% de aprobación hacia su gobierno. A comienzos de septiembre pasado, el índice de aprobación de Obama alcanzaba el 51%, mientras que hace un año era de 44%. De esta forma, Obama supera a Ronald Reagan, uno de los expresidentes más populares, quien en 1988 alcanzó el 51% de popularidad, aunque se mantiene todavía alejado de Bill Clinton, que en el 2000 tenía el 57%.

"¡OH!": Trump anuncia más discursos de su esposa.

Melania Trump dará dos o tres discursos en los últimos días de la campaña presidencial, afirmó el candidato republicano Donald Trump en una entrevista televisiva, sorprendiendo al parecer a su esposa. La pareja apareció en una entrevista grabada de la cadena ABC que fue emitida ayer jueves. Melania, que ha permanecido la mayor parte del tiempo alejada de la carrera presidencial, fue consultada sobre si iba a hacer campaña por su marido en la recta final del camino a la Casa Blanca. "Ya veremos", respondió. "Mi prioridad es mi hijo Barron (de 10 años) y apoyo (a mi esposo) al cien por cien y puede contar conmigo cada vez que me necesite". No obstante, Trump aseguró que el momento es ahora. "De hecho, va a dar dos o tres discursos", interrumpió el candidato, provocando un "¡Oh!" de su esposa. REUTERS

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)