VENEZUELA

Embargo petrolero de EE.UU. tendría un efecto catastrófico

Venezuela obtiene el 96% de sus ingresos por venta de crudo.

La empresa nacional de petróleo de Venezuela está en el centro de una acción del gobierno contra la corrupción. Foto: AFP
Foto: AFP

Venezuela sufriría un impacto catastrófico si Estados Unidos concreta la amenaza de sancionar sus exportaciones petroleras, sin que ello garantice cambios políticos, advierten analistas. El eventual embargo fue evocado por el secretario de Estado, Rex Tillerson, quien dijo analizar opciones para "mitigar" sus posibles secuelas. Ya Washington aplicó sanciones contra el presidente Nicolás Maduro y altos funcionarios del régimen, y prohibió a ciudadanos y empresas estadounidenses negociar deuda de Venezuela y su estatal petrolera Pdvsa.

Estados Unidos es el principal cliente de Venezuela, que obtiene el 96% de sus ingresos del crudo y cuya industria enfrenta una severa caída de la producción y dificultades financieras. Según la Agencia de Energía estadounidense, recibió de Venezuela unos 600.000 barriles diarios en 2017, lo cual equivale a un tercio de las ventas del país sudamericano.

Pero ello representa 75% del "flujo de caja" de Venezuela, por lo que un embargo sería "el peor" escenario, opina el economista César Aristimuño. Añade que un tercio de la producción —de 1,6 millones de barriles diarios según la OPEP— se destina a pagar deuda con China y Rusia y a acuerdos de cooperación con el Caribe. Otra fracción alimenta el consumo interno, con gasolina casi regalada: un dólar del mercado negro compra 214.000 litros.

Además, Venezuela importa desde Estados Unidos unos 160.000 barriles diarios de crudo liviano para procesar su petróleo pesado, que podría obtener de Argelia o Nigeria aunque a mayor costo, observa el experto Orlando Ochoa.

Según los últimos datos de Pdvsa, la producción venezolana experimenta su peor derrumbe en 30 años (excluido un paro petrolero entre diciembre de 2002 y febrero de 2003). Hoy extrae la mitad de lo que obtenía hace una década. "Su flujo de caja se deteriorará aún más" por esa caída y posibles nuevas sanciones, estima la consultora Eurasia Group.

Aunque los precios se recuperan, con su crudo rondando 60 dólares por barril, Venezuela y Pdvsa fueron declaradas en default parcial. En recesión desde 2014, el país tiene una deuda externa de unos 150.000 millones de dólares, 30% correspondiente a Pdvsa.

La consultora Ecoanalítica proyecta en 24.800 millones de dólares los ingresos petroleros en 2018, con compromisos de deuda por 8.000 millones.

Un 8% de las compras de crudo de Estados Unidos proviene de Venezuela.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)