EXPECTATIVA

Elecciones en Perú: Fujimori toma ventaja en un final apretado con Castillo

El nuevo presidente asumirá el 28 de julio, la jornada en que Perú conmemora el bicentenario de su independencia, en reemplazo del mandatario interino centrista Francisco Sagasti.

Keiko Fujimori. Foto: AFP
Keiko Fujimori. Foto: AFP

La candidata presidencial derechista Keiko Fujimori obtuvo ayer domingo el 50,3% de los votos frente al 49,7% de su rival izquierdista Pedro Castillo, según un sondeo a boca de urna de la firma Ipsos que fue divulgado al cierre de los centros electorales en Perú.

El sondeo de Ipsos definió como “empate estadístico” este resultado preliminar tras 12 horas de votación.

“Tenemos un empate estadístico, dentro del margen de error, un empate muy ajustado. No hay manera de declarar un ganador en este momento”, dijo el director de Ipsos Perú, Alfredo Torres, al canal América.

La difusión del sondeo causó desazón entre partidarios de Castillo en su región natal, Cajamarca (norte), donde el ambiente festivo dio paso a la preocupación.

“Hay que mantener la calma, hay que ser prudentes. Llamo a la más amplia cordura, lo que hemos escuchado no es nada oficial”, dijo Castillo, de 51 años, al hablar con un altavoz ante centenares de partidarios congregados delante del local de su partido en el pueblo de Tacabamba.

Por su parte, Keiko, de 46 años no comentó el sondeo preliminar, y una fuente de su entorno dijo a la AFP que solo hablará después de que se divulguen los primeros resultados oficiales. Pero Keiko, miembros de su familia y colaboradores se abrazaron al difundirse el sondeo, según imágenes divulgada por el canal estatal TV Perú.

Elecciones Perú 2021. Foto: AFP
Pedro Castillo, saluda a sus partidarios después de emitir su voto en Tacabamba. Foto: AFP

Fujimori y Castillo prometieron que respetarán el resultado de una de las elecciones más ajustadas de la historia de este país, golpeado por la pandemia, la recesión económica y una feroz crisis política.

Los dos candidatos pidieron a sus partidarios que se abstengan de festejar hasta que se confirmen los resultados por el escrutinio oficial.

Con proyectos económicos antagónicos, el maestro de escuela rural y la hija del encarcelado expresidente Alberto Fujimori libraron una campaña marcada por la incertidumbre y la exacerbación de los miedos.

Mujer vota en las elecciones presidenciales de Perú, el domingo 6 de junio de 2021. Foto: AFP
Mujer vota en las elecciones presidenciales de Perú, el domingo 6 de junio de 2021. Foto: AFP

Castillo encabezó por la mañana un desayuno familiar en su chacra del caserío de Chugur y luego acudió a votar, seguido por centenares de campesinos, a Tacabamba, donde se quedó a esperar los resultados.

Su rival participó en un desayuno sobre las faldas de un cerro en un barrio pobre de Lima.

Voto externo

La votación, a la que estaban convocados 25 millones de ciudadanos, se desarrolló con tranquilidad en las ciudades y pueblos de la sierra andina, la selva amazónica y la costa, donde está Lima.

Para el correcto desarrollo de los comicios hay acreditados 150 observadores internacionales, de los que más de una treintena son de la misión de observación electoral de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Asimismo, la Asociación Civil Transparencia ha desplegado en el territorio peruano a 1.400 observadores e invocó en un comunicado a esperar con prudencia y responsabilidad a un avanzado porcentaje de los resultados oficiales.

Durante la última semana hubo ataques con noticias falsas contra los organismos electorales, lo que fue alertado por organismos nacionales e internacionales.

Un aspecto clave de las elecciones es el voto de los peruanos residentes en el exterior. Un millón de ciudadanos se habían registrado para votar en el exterior, desde Chile hasta Japón, pasando por España y Estados Unidos.. Entre los países donde votaron figura Japón, donde tienen sus raíces los Fujimori. En Chile vive la mayor comunidad peruana en América Latina.

Gane quien gane, Perú seguirá manteniendo un perfil con el rechazo de los dos candidatos a legislar sobre el aborto, el matrimonio homosexual y la identidad de género.

El balotaje se celebró en plena pandemia. Perú pasó a tener la mayor tasa de mortalidad del mundo por COVID-19, tras ajustar las cifras, y acumula casi dos millones de contagios y más de 180.000 decesos.

Una mujer vestida con el atuendo típico regional emite su voto en una mesa electoral en la comunidad andina de Ollaytantambo, cerca de Cusco. Foto: AFP
Una mujer vestida con el atuendo típico regional emite su voto en una mesa electoral en la comunidad andina de Ollaytantambo, cerca de Cusco. Foto: AFP

Castillo concentra apoyo en las áreas rurales de las provincias del interior de Perú, como Cajamarca, mientras que Fujimori es la favorita de empresarios y sectores de la clase media, así como de algunos políticos e intelectuales de pasado antifujimorista, como el premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa.

El nuevo presidente deberá tomar medidas urgentes para superar la pandemia, la recesión económica y la inestabilidad política, lidiando con un Congreso fragmentado, la corrupción y la deficiente gestión pública.

“Si Keiko finalmente es elegida, no hay que olvidar que este 50% no es la adhesión real que tiene, sino una reacción del electorado que tiene miedo a lo que representa su adversario”, dijo la politóloga Jessica Smith.

“Calma, no se puede confirmar el triunfo de ninguno, cualquier candidato puede ganar” con ese margen entre ambos, declaró el analista Hernán Chaparro al canal por internet TV República.

Perú ha visto pasar cuatro presidentes desde 2018, tres en apenas cinco días en noviembre de 2020.

El nuevo presidente asumirá el 28 de julio, la jornada en que Perú conmemora el bicentenario de su independencia, en reemplazo del mandatario interino centrista Francisco Sagasti, quien exhortó a sus compatriotas “a respetar escrupulosamente la voluntad expresada en las urnas”.

México
Presidente se juega la mayoría en el Congreso
Andrés Manuel López Obrador. Foto: AFP

Las elecciones intermedias en México, consideradas las más grandes de la historia del país, concluyeron tras una jornada en relativa calma pese a algunos hechos de violencia en varios puntos del país.

Hasta el cierre de esta información no se habían difundio resultados de estos comicios intermedios que se han vivido como un plebiscito a los proyectos de transformación del presidente Andrés Manuel López Obrador y en los que más de 93 millones de mexicanos estaban llamados a renovar a más de 20.000 cargos.

Entre estos, los 500 legisladores de la Cámara de Diputados, 15 de 32 gobernadores, 30 congresos locales y 1.923 ayuntamientos.

En los comicios está en juego si el oficialista Movimiento Regeneración Nacional (Morena) consigue retener la mayoría absoluta en la Cámara de Diputados para seguir con sus planes de transformación del país, lo que determinará la segunda parte de su sexenio.

“Que viva la democracia”, dijo López Obrador tras emitir su votoen un colegio electoral cerca del Palacio Nacional y exhibir su dedo pulgar pintado con la tinta indeleble que probaba que votó en los comicios.

Cuando cerraron los colegios electorales en el centro y este del país, se confirmó la instalación de más del 99% de las mesas, de un universo de 162.570.

Por ello, el presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova, celebró tras emitir su sufragio que se dio una “gran fiesta democrática” más allá de lo que “muchos temíamos” tras una campaña marcada por la violencia.

En esta campaña electoral han sido asesinados 91 políticos desde septiembre, 36 de los cuales eran candidatos. Además se reportaron 910 agresiones contra políticos y candidatos, superándose de largo la cifra récord de 774 agresiones de 2018, cuando hubo elecciones presidenciales, federales y locales.

Durante la jornada hubo un despliegue federal de 100.000 efectivos de la Guardia Nacional, que han trabajado en coordinación con fuerzas de seguridad estatales y locales. (Con información de EFE)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados