RESULTADO ELECTORAL 

Elecciones en Israel: Netanyahu y Gantz, empate y obligados a negociar gobierno

Lieberman, el tercero más votado, llama a formar una coalición.

Elecciones Israel. Foto: EFE
La participación superó el 63% de los habilitados. Foto: EFE

La batalla por la supervivencia política del primer ministro israelí Benjamin Netanyahu podría extenderse por días o hasta semanas, después de que las encuestas a boca de urna mostraran ayer martes un resultado electoral muy estrecho.

Las encuestas de canales de televisión israelíes le daban al derechista Likud de Netanyahu entre 31 a 33 de los 120 escaños del Parlamento, frente a los 32 a 34 para el movimiento centrista Azul y Blanco, liderado por el general retirado Benny Gantz.

Los resultados apuntaban a que Avigdor Lieberman, exaliado de Netanyahu, podría determinar quién gobierna, con el respaldo de su partido de extrema derecha Yisrael Beitenu, muy crítico de la coalición gobernante.

“Netanyahu perdió, pero Gantz no ha ganado”, dijo Udi Segal, un destacado presentador de noticias de la televisión israelí.

Sin el apoyo de Lieberman, el Likud podría formar una coalición de derecha con hasta 57 escaños, mientras que Azul y Blanco no pasaría de formar un bloque con 58 legisladores, lo que significa que ninguno alcanzarían los 61 necesarios para una mayoría gobernante.

Se pronostica que Lieberman obtendrá de ocho a 10 escaños, el doble de los que ya tiene, lo que lo convierte en la bisagra que abre la puerta del gobierno.

La elección se convocó porque Netanyahu, de 69 años, fracasó en sus esfuerzos por armar una coalición después de una elección en abril en la que Likud y Azul y Blanco terminaron en un punto muerto, cada uno con 35 escaños

Lieberman pidió un gobierno de “unidad nacional” que incorpore a su partido y a los de Netanyahu y de Gantz. “Solo hay una opción para nosotros y es la formación de un amplio gobierno de unión nacional y liberal con Israel Beitenou (su partido)”, dijo Lieberman.

Pepsi o Coca.

El jefe de gobierno palestino, Mohamad Shtaye, dijo que la diferencia entre Benny y Bibi -por Gantz y Netanyahu- “no es mayor que la diferencia entre Pepsi Cola y Coca Cola”.

El gobierno palestino aseguró que no tendrá en consideración los resultados que saldrán de los comicios de ayer porque ninguno de los candidatos tiene en su programa “el fin de la ocupación” israelí.

“Desafortunadamente, la sociedad israelí se está moviendo más hacia la derecha. Sin embargo, queremos que quien lidere el gobierno en Israel dé un paso y diga al mundo que están listos para terminar con la ocupación, y que el presidente Mahmoud Abás tendrá un socio” para negociar la paz”, declaró Shtaye.

Israel cerró hoy los puestos de control en territorio cisjordano, como suele hacer en jordanas especiales o festividades.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados