COMICIOS

Elecciones en Irak: partidos pro iraníes denuncian fraude

La segunda fuerza en el Parlamento saliente, la Alianza de la Conquista, que representa a los exparamilitares del Hashd al-Shaabi, pasó de 48 escaños a tan solo una decena.

Partidarios celebran el triunfo del líder chiita Moqtada al-Sadr en Irak. Foto: AFP
Partidarios celebran el triunfo del líder chiita Moqtada al-Sadr en Irak. Foto: AFP

Varios partidos chiitas proiraníes de Irak denunciaron un “fraude” en las legislativas del pasado fin de semana, desconocen el triunfo del líder chiita Moqtada al-Sadr.

La segunda fuerza en el Parlamento saliente, la Alianza de la Conquista, que representa a los exparamilitares del Hashd al-Shaabi, pasó de 48 escaños a tan solo una decena.

“Vamos a apelar los resultados” preliminares anunciados por la comisión electoral el lunes porque “los rechazamos”, indicó en un comunicado la dirección que aglutina a varios partidos chiitas, entre ellos la Alianza de la Conquista y los partidarios del ex primer ministro Haider al-Abadi (2014-2018).

“Tomaremos todas las medidas disponibles contra la manipulación de los votos”, añadió.

El lunes por la noche, portavoces del movimiento de Moqtada al-Sadr aseguraron que eran la primera fuerza del nuevo Parlamento, en el que estimaron que tendrán más de 70 de los 329 escaños.

Las elecciones han sido “el mayor fraude que ha sufrido el pueblo iraquí en la historia reciente”, acusó ayer martes Abu Ali Al-Askari, portavoz de las Brigadas del Hezbolá.

Las del domingo fueron las quintas elecciones legislativas organizadas en el país desde el derrocamiento de Sadam Husein en 2003, a raíz de la invasión estadounidense, y estuvieron marcadas por una abstención récord. La participación fue de apenas el 41%.

La misión de la Unión Europea vio en esta tendencia una “señal política clara” y afirmó que esperaba que “la élite política” se haga eco de ella. Al ser preguntada sobre las acusaciones de fraude, la responsable de la misión de observación de la UE, Viola von Cramon, dijo que “nada en el plano técnico, en la mayoría de colegios electorales observados (...), confirmaba esta afirmación”.

Si se confirmara la victoria del movimiento de Moqtada al-Sadr, este tendrá un fuerte peso en las negociaciones para designar a un nuevo primer ministro.

En principio, las elecciones del domingo estaban previstas para 2022, pero fueron adelantadas para aplacar el movimiento de protesta nacido en octubre de 2019. (Con información de AFP)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error