Publicidad

El acuerdo del Brexit se cerraría en esta Navidad

Brexit: el próximo 1 de enero el Reino Unido inaugurará una nueva relación con la Unión Europea. Foto: AFP

LA SALIDA BRITÁNICA DE LA UNIÓN EUROPEA

El Reino Unido y la Unión Europea enviaron señales de que están cerca de cerrar el acuerdo sobre su nueva relación comercial.

Esta Navidad puede traer finalmente el acuerdo entre el Reino Unido y la Unión Europea (UE) sobre su relación comercial a partir del 1 de enero. El bloque comunitario dijo ayer miércoles que el acuerdo sobre la relación tras el Brexit con el Reino Unido está “cerca” de cerrarse.

Desde su salida oficial de la Unión Europea el 31 de enero, el Reino Unido ha estado negociando un acuerdo de libre comercio con el bloque en un intento de facilitar su salida del mercado único y la unión aduanera a finales de este año.

Un acuerdo aseguraría que bienes que constituyen la mitad del comercio anual entre la UE y el Reino Unido, por casi un billón de dólares, permanezcan libres de aranceles y cuotas.

El ministro británico de Comunidades, Robert Jenrick, admitió sentirse “razonablemente optimista” sobre las perspectivas de que su país pueda alcanzar un acuerdo con la UE.

“Las serias áreas de desacuerdo son las mismas, ya sea sobre pesca o sobre competencia justa. Estamos trabajando sobre esos problemas, nuestros negociadores continuarán (los contactos)”, declaró Jenrick a la cadena Sky News.

El diario Financial Times informó ayer que el primer ministro británico, Boris Johnson , y la presidenta de la Comisión Europea (UE), Ursula von der Leyen, trabajaban para cerrar el acuerdo. Si bien las dos partes esperan continuar las conversaciones después de Navidad, quieren anunciarlo antes, añadió el diario.

El primer ministro irlandés, Micheál Martin, aseguró que los líderes de la UE están en “modo de espera”.

Después de que el Parlamento Europeo (PE) haya dado por imposible ratificar un posible convenio antes de fin de año, los 27 socios de la UE apuestan por la aplicación provisional del acuerdo, si finalmente se consigue, hasta que la Eurocámara dé su consentimiento en las primeras semanas de enero.

Sin embargo, antes de dar paso a la aplicación provisional, son necesarios una serie de trámites, como el análisis del texto por parte de los Gobiernos o la traducción, que requieren algunos días.

Así, si el Reino Unido y la UE no cierran un convenio en las próximas horas, podría ser imposible aplicarlo el primer día de 2021 y habría un breve periodo en el año nuevo en el que, sin pacto, tendrían que negociar según las normas de la Organización Mundial del Comercio (OMC) o encontrar algún remedio provisional.

Si la negociación continúa en 2021, el periodo sin acuerdo sería más prolongado.

En última instancia, las dos partes podrían dar por imposible un pacto.

El martes, el negociador comunitario, Michel Barnier, aseguró a los embajadores de los Estados miembros que están dispuestos a seguir conversando con el equipo británico hasta el final de 2020 e incluso más allá.

Boris Johnson, primer ministro británico. Foto: Reuters
Boris Johnson, primer ministro británico. Foto: Reuters

No obstante, algunos países en esa reunión advirtieron que no lograr el acuerdo en 2020 y seguir dialogando el año próximo podría ser arriesgado, pues no hay certidumbre sobre si el Reino Unido permanecería en la mesa de negociación o se retiraría durante un tiempo. En particular, el secretario francés de Asuntos Europeos, Clément Beaune, no se mostró partidario de continuar con el diálogo el año próximo.

El principal obstáculo ayer para fijar un acuerdo sobre la nueva relación comercial tras el Brexit seguía siendo la pesca.

El primer ministro irlandés Martin recordó que la UE ha planteado reducir un 25% las cuotas pesqueras de la flota comunitaria en las aguas británicas tras una transición de seis años.

El Reino Unido, por su parte, respondió con otra propuesta que defiende recortar las cuotas pesqueras un 35% sin tener en cuenta las especies pelágicas (aquellas que nadan cerca de la superficie) y hasta un 60% si se incluyen esas especies tras una transición de tres años.

Anoche, fuentes diplomáticas francesas dijeron que los británicos aceptaron hacer “concesiones enormes” en las negociaciones posbrexit.

Los responsables del Reino Unido cedieron en puntos importantes relativos a la pesca, según esta fuente, es decir sobre el último punto que estaba bloqueando estas negociaciones, dijo la fuente francesa.

Comienzan a liberar a miles de camiones
Miles de camiones continuaban anoche demorados en el puerto británico de Dover. Foto: AFP

Reino Unido comenzó a salir del aislamiento provocado por la nueva cepa del coronavirus , con una reanudación del tráfico en el canal de la Mancha. De todos modos demorará días en normalizarse el tránsito.

Ayer miércoles en Dover, al sureste de Inglaterra, enormes carteles anunciaban el inicio de las pruebas de detección de COVID-19 para los camioneros, impacientes desde que el martes por la tarde se anunció un acuerdo para reanudar el tráfico hacia Francia bajo la condición de presentar un test negativo.

Varados desde el domingo, sin acceso a un baño ni comida caliente, algunas decenas de conductores tuvieron tensos y breves enfrentamientos con la policía ayer miércoles. Ahora comienza una carrera contrarreloj, que el ejército ayudará a librar para practicar miles de tests rápidos a los camioneros y permitir que la cadena de suministro británica vuelva a la velocidad máxima antes de que haya escasez de productos frescos.

“Nos llevará unos días salir de esta situación”, advirtió el ministro de Colectividades Locales, Robert Jenrick.

Según el gobierno, unos 5.000 vehículos pesados estaban varados el miércoles en Kent, alrededor de la zona del puerto, de los cuales unos 3.800 se encontraban en un aeropuerto fuera de servicio en Manston, donde los conductores se pueden realizar la prueba.

Aspectos a tener en cuenta
Brexit. Foto: Pixabay

El Parlamento británico levantó sus sesiones para el periodo navideño, pero prevé volver a llamar a los diputados de forma urgente si es necesario aprobar una ley que traslade a la legislación británica lo acordado con la UE.

El primer ministro Boris Johnson cuenta con una mayoría absoluta para ratificar un acuerdo con la UE. El Partido Laborista baraja votar a favor o abstenerse, lo que complicaría aún más que la cámara vetara el pacto.

El ala más euroescéptica del Partido Conservador británico, el llamado Grupo de Investigaciones Europeas, alertó ayer que un acuerdo sobre el Brexit con la Unión Europea debe salvaguardar la “soberanía” del Reino Unido.

El dólar cayó ayer miércoles, después de subir en tres sesiones consecutivas, mientras el apetito por el riesgo crecía ante la expectativa de un inminente acuerdo comercial posterior al Brexit entre Reino Unido y la UE.

Las bolsas europeas subieron ayer ante la inminencia de un acuerdo. La bolsa de Madrid ha subido un 1,76%, Milán un 1,31%, Fráncfort un 1,26%, París un 1,11% y Londres un 0,66%. El índice Eurostoxx50 ascendió un 1,19%.

Temas relacionados

Unión EuropeaReino UnidoBrexit

Publicidad

Publicidad