EJEMPLO DE SUPERACIÓN

Efraín, el niño que conmueve a Argentina

Es el primero de su familia en terminar la educación primaria.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Efraín junto a su abuelo Ángel y el director del colegio, Foto: Anita Artaza (docente)

Efraín es un chico de 13 años que esta semana terminó la primaria en una escuela rural de la provincia de Chaco, en Argentina. Una foto de la ceremonia de graduación, que muestra al alumno junto a su abuelo Ángel Delgado y al director de la escuela, Hugo Baricheval, se viralizó en las redes sociales. La imagen muestra a los tres emocionados, durante la entrega del diploma. El niño y su abuelo se cubren la cara con las manos para que no se les vean las lágrimas, mientras el docente los observa y abraza al chico. No es para menos: Efraín es el primero de su familia en terminar la escuela.

"Efraín es un chico excelente, muy dedicado. No faltó ni un día a clases este año, y eso que tiene que caminar seis kilómetros, todos los días, para llegar a la escuela", contó el director Baricheval, que además fue maestro de Efraín en tercer grado, al diario La Nación.

La historia también fue muy compartida en redes sociales. Y muchas personas se contactaron con la escuela de Efraín, la N° 239 del paraje rural Pampa Chica, en la provincia de Chaco, para ayudar al chico, ya que el año que viene se anotó en un secundario que queda a siete kilómetros de su hogar.

"Quisiera comprarle una bicicleta para que se pueda movilizar e ir al colegio con más comodidad. La historia de vida de Efraín me llegó al corazón. Su ejemplo es increíble, me parece un chico adorable", dijo, por ejemplo, María Inés Masellis, de la provincia de Córdoba. María ya se comunicó con el director Baricheval para coordinar la donación. También se contactaron con la escuela desde otras provincias, como Buenos Aires y Santa Fe, para ayudar a los alumnos chaqueños.

Más allá del caso de Efraín, la escuela rural del paraje Pampa Chica necesita donaciones, al igual que muchas escuelas rurales. "Nosotros tenemos gente que patrocina chicos, por ejemplo hasta hay una organización de argentinos en Estados Unidos que hace donaciones. Tenemos un comedor, pero siempre faltan bicicletas, útiles, y también ropa. Tenemos muchos chicos huérfanos que necesitan muchas cosas", contó Baricheval.

El protagonista de esta historia también habló. "Sí, me emocioné porque logré lo que quería desde hace mucho, terminar la primaria. Y fui abanderado porque tuve las mejores notas del curso", contó Efraín al diario Clarín.

Efraín vive con su abuelo, un tío y una hermana, Celeste, de 10 años, con quien camina los seis kilómetros hasta el colegio. "Su abuelo y yo no pudimos terminar la primaria. En mi caso sólo pude llegar hasta segundo grado. Por eso Ángel se emocionó tanto, porque con lo poco que tenemos su nieto logró hacerlo. Es el primero de la casa", dice, orgulloso, su tío Sergio, que vive de changas y que sueña con un futuro mejor para su sobrino. Y cómo se ve Efraín en ese futuro: "De grande quiero ser policía", dice.

(En base a LA NACIÓN Y CLARÍN)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados