Anuncio de Obama

EE.UU. no retirará sus tropas de Afganistán

El presidente de EE.UU., Barack Obama, anunció ayer una nueva prolongación de la misión militar de su país en Afganistán, que contempla mantener a 5.500 soldados al final de su mandato, en enero de 2017, y olvidarse de dejar la Casa Blanca con la promesa cumplida de cerrar una guerra que ya dura 14 años.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Obama dijo que los ataques aéreos de Rusia van a ser "contraproducentes". Foto: Reuters

Obama defendió su decisión en una comparecencia en la Casa Blanca y dijo que cree que esa extensión es "lo correcto", pero lo cierto es que supone un nuevo revés para un presidente que inició su mandato en 2009 con la promesa de poner fin a las guerras en Afganistán e Irak. "Las fuerzas afganas no son todavía tan fuertes como deberían", admitió Obama en su discurso al subrayar también que la situación de seguridad sigue siendo "muy frágil", con recientes avances de los talibanes, una presencia residual de Al Qaeda y esfuerzos de reclutamiento de los yihadistas del Estado Islámico (EI). La estrategia actual contemplaba la reducción de los 9.800 soldados presentes en Afganistán a partir de mayo de 2016, con el mantenimiento de una fuerza residual en 2017 de unos 1.000 militares cuyo objetivo principal iba a ser garantizar la seguridad de la embajada estadounidense en Kabul.

Bajo el nuevo plan presentado por Obama, esos 9.800 soldados se quedarán hasta finales de 2016 en Afganistán y se reducirán después a 5.500, un contingente que estará en Kabul y en algunas bases en el resto del país que incluyen Bagram, Jalalabad y Kandahar.

El presidente enfatizó que la "naturaleza" de la misión estadounidense en Afganistán no ha cambiado ni va a cambiar, al recordar que las tropas ya no están "en rol de combate", y sus objetivos principales tampoco: la lucha contra grupos terroristas como Al Qaeda y seguir entrenando a las fuerzas afganas. "Como comandante en jefe, no permitiré que Afganistán sea utilizado como refugio por los terroristas para atacar de nuevo a nuestra nación", remarcó Obama.

Pero aclaró: "Yo no apoyo la idea de una guerra sin fin y he argumentado repetidamente contra intervenir en conflictos militares abiertos que no sirvan a nuestros intereses de seguridad nacional esenciales", explicó. EFE

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados