VISITA OFICIAL

EE.UU. reitera apoyo a Israel previo a las elecciones de abril

Netanyahu se reunirá el lunes con Trump en la Casa Blanca.

Mike Pompeo ayer con el ministro Netanyahu. Foto: EFE
Mike Pompeo ayer con el ministro Netanyahu. Foto: EFE

El secretario de Estado, Mike Pompeo, reiteró ayer miércoles el apoyo sin fisuras de Estados Unidos a Israel y acordó con su primer ministro, Benjamin Netanyahu, que ninguna "agresión" iraní quedará sin respuesta, durante una visita que coincide con la campaña electoral israelí.

La presión estadounidense contra el régimen iraní ésta funcionando y "tenemos que aumentarla", declaró Netanyahu tras el encuentro. "Estados Unidos e Israel cooperan en estrecha coordinación para contrarrestar los actos de agresión iraníes en la región y en el mundo", dijo.

Donald Trump retiró a Estados Unidos del acuerdo de 2015 sobre el programa nuclear iraní negociado por las potencias internacionales.

La visita de Pompeo fue ampliamente interpretada como un signo de apoyo al jefe de gobierno israelí, que aspira a renovar su mandato en las elecciones del 9 de abril. Aún más cuando no hay ningún encuentro planificado con los adversarios de Netanyahu.

Pompeo llegó a Jerusalén proveniente de Kuwait, como parte de una gira por Oriente Medio destinada a reforzar la ofensiva antiiraní.

El objetivo estadounidense con los países árabes de la región es la creación de una Alianza Estratégica.

Pompeo y su homólogo kuwaití, jeque Sabah al Jaled al Sabah, insistieron que para ello debe finalizar la crisis entre Catar y Arabia Saudita.

Reunión con Trump.

El presidente Trump se reunirá el próximo lunes con el primer ministro Netanyahu, quien visitará Washington. También cenarán juntos el martes 26, informó la Casa Blanca en un comunicado.

"El presidente y el primer ministro conversarán sobre los intereses compartidos de sus dos países y sus acciones en Oriente Medio durante su encuentro de trabajo", indica la breve nota.

Netanyahu tenía previsto visitar Washington la semana que viene para participar en la conferencia anual del principal grupo de presión proisraelí en Estados Unidos, AIPAC, y aprovechará por tanto su viaje para reunirse con Trump.

En 2015, Netanyahu también viajó a Washington en una fecha muy próxima a las elecciones israelíes para dar un discurso en AIPAC, y el entonces presidente Barack Obama decidió no reunirse con él para no dar la impresión de que la Casa Blanca tenía preferencias o quería influir en las elecciones.

Trump no parece compartir esa preocupación, a juzgar por las declaraciones de Pompeo en Israel. "Siempre hay unas elecciones a la vista. Nosotros tenemos elecciones dentro de un año, ellos dentro de menos de un mes. Pero voy a Israel por la relación tan importante que tenemos", afirmó Pompeo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados