LA LUCHA CONTRA EL COVID-19

EE.UU. presenta el primer antiviral contra la pandemia del coronavirus

Se trata del remdesivir. en opinión del gobierno de Donald Trump, ha mostrado tener un buen efecto en la recuperación de los pacientes infectados con el virus.

Remdesivir: es del grupo estadounidense Gilead y acelera el proceso de recuperación de los pacientes de COVID-19. Foto: AFP
Remdesivir: es del grupo estadounidense Gilead y acelera el proceso de recuperación de los pacientes de COVID-19. Foto: AFP

La carrera por encontrar una cura contra el nuevo coronavirus se centró esta semana en un antiviral que, en opinión del gobierno de Donald Trump, ha mostrado tener un buen efecto en la recuperación de los pacientes.

Se trata del remdesivir. Según un estudio divulgado ayer miércoles y que el principal asesor médico de la Casa Blanca, Anthony Fauci, estimó como un claro efecto de la droga, los pacientes con COVID-19 que fueron tratados con remdesivir se recuperaron 31% más rápido que otros que recibieron un placebo. “Los datos muestran que el remdesivir tiene un claro, significativo y positivo efecto en la disminución del tiempo de recuperación”. Esto prueba “que una droga puede bloquear este virus”, dijo Fauci, quien supervisó el estudio.

Fauci comparó el hallazgo con el desarrollo de los primeros antivirales contra el HIV a finales de la década de 1980.

En comparación con los pacientes que recibieron un placebo, los tratados con remdesivir, del laboratorio Gilead, sanaron en una media de 11 días en lugar de 15.

En cuanto a los efectos sobre la mortalidad, los resultados no son significativos. Sin embargo, el grupo tratado con remdesivir sufrió una mortalidad de 8%, contra 11% en el grupo que recibió el placebo.

Esta es la primera vez que se ha demostrado que un medicamento tiene efecto contra la COVID-19. El estudio, que comenzó el 21 de febrero, involucró a 1.063 pacientes, de 47 en Estados Unidos y otros 21 en Europa y Asia.

Peter Horby, un epidemiólogo de la Universidad de Oxford que no tuvo participación en el estudio, dijo que aún resta conocer los resultados completos. “Si se confirma esto podría ser un resultado fantástico y una gran noticia para la lucha contra el COVID-19”, dijo Horby.

Scott Gottliebb, excomisionado de la FDA, la agencia federal de medicamentos de Estados Unidos, escribió en Twitter que los datos alcanzan como para justificar que se considere una “autorización para uso de emergencia”. Esto permitiría a los médicos recetar el remdesivir fuera del contexto de los ensayos clínicos.

En todos el mundo se hacen pruebas para obtener una vacuna contra el COVID.19. Foto: Reuters
En todos el mundo se hacen pruebas para obtener una vacuna contra el COVID.19. Foto: Reuters

El remdesivir, que había sido probado sin éxito contra el ébola, pertenece a una clase de medicamentos que actúan directamente sobre el virus. La droga consigue ser absorbida por el genoma del virus, y de esa manera impide que el patógeno se siga replicando.

En las últimas semanas se habían conocido distintas y contradictorias noticias sobre este antiviral intravenoso.

El grupo estadounidense Gilead Sciences dijo ayer miércoles que el remdesivir alivió los síntomas de pacientes de COVID-19 cuando se utilizó en etapas más tempranas de la hospitalización, en comparación con quienes fueron tratados más adelante con el medicamento. El 62% de los pacientes tratados anticipadamente fueron dados de alta de los hospitales, en comparación con el 49% que recibieron el fármaco más adelante en la fase de la enfermedad.

“El estudio demuestra el potencial de algunos pacientes para ser tratados con un régimen de cinco días, lo que podría ampliar significativamente la cantidad de pacientes que podrían ser tratados con nuestro suministro actual de remdesivir”, dijo Merdad Parsey, directora médica de Gilead.

Sin embargo, un borrador del resumen del estudio publicado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) la semana pasada dijo que el remdesivir no logró mejorar la condición de los pacientes ni reducir la presencia del patógeno en el torrente sanguíneo.

Otro estudio realizado en hospitales de la ciudad de Wuhan, China, y publicado ayer miércoles por la revista científica The Lancert, dice que el antiviral remdesivir “no está asociado con beneficios clínicos significativos” en pacientes de COVID-19. Sin embargo, los autores advierten que la interpretación de sus resultados es limitada, porque la prueba tuvo que detenerse al no poder reclutar suficientes pacientes.

Por eso, concluyen en un comunicado, hacen falta más evidencias de otros ensayos clínicos en marcha para “entender mejor si el remdesivir puede proporcionar beneficios clínicos significativos”.

Aunque “es seguro y se tolera de manera adecuada, el remdesivir no produjo beneficios significativos frente a un placebo”, señaló el responsable de la investigación, Bin Cao, del Hospital de la Amistad China-Japón en Pekín.

El estudio se desarrolló del 6 al 12 marzo, con 237 mayores de edad, aunque el objetivo eran 435. El ensayo no mostró “diferencias estadísticas significativas” en el tiempo de mejora clínica: 21 días de media para los del medicamento, frente a 23 con el placebo. La mortalidad durante los 28 días del estudio fue similar, 14% de los pacientes con remdesivir y 13% del placebo.

Bin Cao explicó que no pudieron reclutar a todos los enfermos previstos, debido al control de brote en Wuhan, la ciudad china donde se cree surgió el virus a fines de 2019.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados