Publicidad

EE.UU. pide “aumentar la presión” sobre China

Kamala Harris. Foto: AFP
US Vice President Kamala Harris delivers remarks during the official launch of the CDC Southeast Asia Regional Office in Hanoi on August 25, 2021. (Photo by EVELYN HOCKSTEIN / POOL / AFP)
EVELYN HOCKSTEIN/AFP

KAMALA HARRIS EN VIETNAM

Harris se reunió con el presidente de Vietnam, Nguyen Xuan Phuc, y anunció que “la marina estadounidense mantendrá una fuerte presencia” en el mar de China Meridional.

La vicepresidenta estadounidense, Kamala Harris , de visita en Vietnam, pidió ayer miércoles “aumentar la presión” sobre el régimen comunista chino para que renuncie a sus “abusivas” reivindicaciones en el mar de China Meridional.

China reclama la soberanía de casi todo el mar de China Meridional, por el que transita la mitad del comercio mundial, pese a que también se lo disputan Taiwán y cuatro países del sudeste asiático, incluido Vietnam.

Harris se reunió con el presidente de Vietnam, Nguyen Xuan Phuc, y anunció que “la marina estadounidense mantendrá una fuerte presencia” en ese mar, ante el despliegue militar chino.

El martes desde Singapur, donde inició su gira asiática, Harris ya acusó a China de “intimidación” en la región.

La visita a Vietnam, la primera para una vicepresidenta de Estados Unidos, llega en un momento en que la caída de Kabul y las caóticas evacuaciones desde la capital afgana despertaron el trauma de la guerra de Vietnam y el recuerdo de la salida en 1975 de los estadounidenses de Saigón.

Vietnam es estratégica y económicamente importante para Estados Unidos, en un momento en que China le disputa la influencia política y la dominación naval en la región indo-pacífica.

Las relaciones sino-estadounidenses se han deteriorado por una serie de temas, desde la ciberseguridad hasta los derechos humanos en Hong Kong y Xinjiang.

En Singapur, Harris buscó aplacar los temores de que las tensiones entre las dos potencias obligarían a tomar partido a países que tienen fuertes vínculos con ambas. Vietnam ha buscado forjar su propio camino y el primer ministro, el comunista Pham Minh Chinh, se reunió el martes con el embajador chino para decirle que “no se alinearán con un país contra el otro”.

La llegada de Harris a Vietnam se retrasó tres horas el martes por la noche por un “incidente anómalo de salud” en Hanói. Estados Unidos utiliza esta expresión generalmente para hacer referencia al llamado “síndrome de La Habana” que aqueja a diplomáticos en varios países, incluidos China y Rusia.

No está claro lo que provoca el síndrome, que ha motivado denuncias sin pruebas de que Rusia u otros países usan aparatos electrónicos de alta intensidad para causar daño a diplomáticos estadounidenses. (AFP)

Publicidad

Publicidad