TERRORISMO

EE.UU. ofrece recompensa de US$ 1 millón para encontrar a hijo de Bin Laden

Estados Unidos lo catologó como un "líder clave" del grupo extremista.

Hamza Bin Laden. Foto: Reuters
Hamza Bin Laden. Foto: Reuters

A Osama Bin Laden, el líder de la red terrorista Al Qaeda y principal responsable de los atentados del 11 de septiembre de 20011, se le contabilizan una veintena de hijos. Uno de ellos, Hamza, está ahora en la mira de Estados Unidos.

El gobierno del presidente Donald Trump ofrece una recompensa de un millón de dólares por información sobre Hamza bin Laden, considerado “líder clave” del grupo extremista.

Por años se ha especulado sobre el paradero de este hijo de Bin Laden. Reportes de los servicios de inteligencia lo han ubicado en Pakistán, Afganistán o bajo arresto domiciliario en Irán.

Según el Departamento de Estado, que promete el dinero a cambio de información “para identificarlo o ubicarlo en cualquier país”, es un “líder emergente” de Al Qaeda.

“Desde al menos agosto de 2015 ha estado publicando mensajes de audio y video en Internet pidiendo ataques contra Estados Unidos y sus aliados occidentales, y ha amenazado con ataques contra Estados Unidos en venganza por la muerte de su padre, asesinado en mayo de 2011 por soldados estadounidenses”, dice un comunicado del Departamento de Estado.

Según especialistas en grupos islamistas, Hamza, de 30 años de edad, está a cargo del grupo Ansar al-Fourqan, que ha estado reclutando durante algunos meses en Siria a los combatientes más adoctrinados de Al Qaeda o del grupo yihadista Estado Islámico (ISIS).

El gobierno estadounidense considera que Bin Laden pasó años preparando a Hamza para asumir el liderazgo de la organización criminal, que encabeza en la actualidad el egipcio Ayman al Zawahiri.

Hamza bin Laden es a menudo visto como el “príncipe heredero de la yihad”: hay documentos, entre ellos las cartas reveladas por AFP en mayo de 2015, que muestran que Bin Laden pretendía que tuviera éxito al frente de la yihad global antioccidental.

Entre los archivos de Bin Laden incautados durante el operativo estadounidense de 2011, cuando fue muerto en Pakistán, y desvelados a fines de 2017 por la CIA, también se encuentra un video del matrimonio de su hijo Hamza, aparentemente en Irán. Se ignora si todavía está en Irán, Siria o Afganistán.

El coordinador de la estrategia antiterrorista del Departamento de Estado, Nathan A. Sales, alertó que no se debe menospreciar la amenaza que aún representa Al Qaeda, pese a que en los últimos años ha estado a la sombra de ISIS. “En los últimos tiempos, comprensiblemente, la atención del mundo ha estado centrada en la amenaza de ISIS, mientras Al Qaeda permanecía relativamente tranquila, pero eso era una pausa estratégica, no una rendición”, advirtió el funcionario estadounidense.

Sales aseguró que Al Qaeda mantiene “la capacidad y la intención” de continuar su lucha contra Estados Unidos y sus aliados.

Apátrida

 Hamza bin Laden, que no volvió a ver a su padre luego de los atentados del 11 de septiembre de 2001, fue despojado de la nacionalidad saudí el pasado 22 de febrero, informó ayer viernes el gobierno de Arabia Saudita. El Ministerio del Interior aprobó la revocación de la nacionalidad del hijo de Bin Laden dentro de un proceso que comenzó en noviembre con un real decreto, según el periódico estatal Um Alqura.

Las Naciones Unidas y Estados Unidos reconocieron esta semana el papel clave de Hamza dentro del movimiento yihadista internacional.

El comité de sanciones de la ONU contra los grupos terroristas ISIS y Al Qaeda añadió el nombre de “Hamza Osama Muhamad Bin Laden” a la lista de personas con haberes internacionales congelados y prohibición de viajar.

Hamza nacido el 9 de mayo de 1989 en Yedá, ciudad saudita a orillas del Mar Rojo.

“Fue designado (en agosto de 2015) por el jefe actual de Al Qaeda, el egipcio Ayman al-Zawahiri “como miembro oficial” de esta red terrorista y “es considerado como su sucesor más probable”, señaló la ONU.

Hamza es el hijo número 15 de los cerca de 20 que tuvo Bin Laden. Lo tuvo con su tercera esposa, la saudita Khairiah Sabar, y desde su infancia ha sido preparado para seguir los pasos de su padre.

Aprendió muy joven a utilizar armas y fue visto desde pequeño en videos publicados en internet insultando a los estadounidenses, a los judíos y a los “cruzados”.

El rostro de Hamza apareció también junto al de su padre, envuelto en llamas frente a las Torres Gemelas, en un foto-montaje puesto en línea por los propagandistas de Al Qaeda por el 16º aniversario de los atentados de Nueva York y Washington.

“Lo están preparando para ocupar responsabilidades en la organización que fundó su padre”, asegura Ali Soufan, un exagente del FBI especialista en Al Qaeda, en un informe publicado por el Centro de Lucha contra el Terrorismo. “Como miembro de la dinastía Bin Laden” sería acogido favorablemente” por los yihadistas de base, agrega este especialista.

Sin contar que ahora que el “califato” de ISIS se está derrumbando, “Hamza aparece como el más indicado para reunificar al movimiento yihadista mundial”, apunta. Varios elementos hacen pensar que Hamza sería un “líder temible”, asegura Soufan.

Ataque al último reducto de ISIS en Siria

Las Fuerzas de Siria Democrática (FSD) anunciaron ayer viernes que han comenzado la operación para despejar el último reducto del Estado Islámico (ISIS) en la localidad de Al Baguz, en la oriental provincia siria de Deir al Zur. “Tras evacuar a miles de civiles y a nuestros camaradas tomados rehenes en Baguz, la operación para despejar el último reducto del ISIS ha comenzado”, indicó en Twitter el comandante de las FSD Mustafa Bali, portavoz de la alianza militar encabezada por las milicias kurdas y apoyada por la coalición que lidera Estados Unidos.

La operación comenzó alrededor de las 18.00, hora local (11.00 en Uruguay), precisó el comandante de las FSD, quien afirmó que ya solo quedan “terroristas” en la zona. En los últimos días miles de civiles, entre ellos mujeres y niños familiares de los yihadistas y personas que habían sido secuestradas por el ISIS han ido saliendo de Baguz. Las FSD han ido reubicando a todas las mujeres y los niños en tres campamentos en las provincias limítrofes bajo control de los kurdos y a los hombres sospechosos de ser miembros o simpatizantes del ISIS en centros de detención.

Bali dijo a EFE que no comenzarían la operación militar hasta que no evacuaran a todos los civiles. El jueves las FSD también liberaron a 24 de sus milicianos capturados por los extremistas hace un mes. Las milicias difundieron un vídeo en internet con imágenes de los milicianos liberados, en el que se les puede ver con aspecto demacrado, delgados y pálidos, algunos de ellos de muy joven edad.

Las FSD han liderado la batalla contra el ISIS en el norte y el este de Siria, arrebatando a los yihadistas en los territorios al este de río Éufrates.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)