MEDIDA

EE.UU. le bloquea los microprocesadores a Huawei

El presidente Donald Trump defendió ayer la campaña contra Huawei: “No queremos su equipo en Estados Unidos porque nos espían”.

Huawei. Foto: AFP
EE.UU. dice que Huawei es una amenaza para su seguridad. Foto: AFP

Estados Unidos sigue apretando las tuercas a Huawei, una de las empresas tecnológicas chinas de más proyección internacional pero que el gobierno de Donald Trump considera un brazo del ejército y del Partido Comunista Chino (PCC). Estados Unidos le impuso ayer lunes nuevas medidas que dificultarán la capacidad de Huawei para conseguir microprocesadores.

Estas medidas impiden que microprocesadores u otros componentes producidos por otras empresas pero realizados en parte o totalmente con software o hardware estadounidense sean adquiridos por Huawei.

En la práctica, esto supone que los principales productores de chips de Europa y Asia, como la holandesa NXP Semiconductors, la taiwanesa MediaTek o la coreana Samsung Electronics, solo pueden vender sus productos a Huawei si Estados Unidos lo autoriza.

Un alto funcionario del Departamento del Comercio de Estados Unidos durante una conferencia telefónica con medios de comunicación, las medidas indican que no cesará la presionar sobre Huawei.

El propio presidente Trump defendió ayer la campaña contra Huawei en una entrevista en la cadena de televisión Fox, durante la que declaró: “No queremos su equipo en Estados Unidos porque nos espían”.

La presión no cesa desde que en mayo de 2019, Trump incluyó a la empresa china en la lista de entidades que pueden suponer una amenaza para la seguridad nacional de Estados Unidos.

Eso cortó el suministro de software y hardware producido por empresas estadounidenses al gigante chino.

Con anterioridad, en diciembre de 2018, Washington ya había abierto otro frente contra la empresa al solicitar a Canadá el arresto y extradición de la directora financiera de Huawei, Meng Wanzhou, a la que acusa de fraude bancario para evadir las sanciones comerciales impuestas contra Irán.

Meng, hija del fundador de la compañía y una de las mayores fortunas de China, está en libertad bajo fianza en Canadá a la espera de que los tribunales del país resuelvan si es extraditada a Estados Unidos.

En el campo diplomático, Estados Unidos presiona a diario a sus aliados para que prohíban la instalación de los equipos de Huawei en las redes de telecomunicaciones nacionales, especialmente las nuevas de tecnología 5G.

Y en el terreno tecnológico, Estados Unidos intenta que la compañía china se quede sin los preciados microprocesadores y otros componentes de alta tecnología que integra en sus productos.

Además de impedir que Huawei pueda adquirir microprocesadores realizados con tecnología estadounidense, Washington ha incluido a 38 afiliadas de Huawei en 21 países de todo el mundo en la lista de entidades que pueden suponer una amenaza para la seguridad nacional de Estados Unidos.

El secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, señaló en un comunicado que Huawei y sus afiliados extranjeros “han aumentado sus esfuerzos para obtener semiconductores avanzados desarrollados o producidos con software y tecnología estadounidense para cumplir los objetivos del Partido Comunista Chino (PCC)”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados