UNA ZONA CLAVE

EE.UU. despliega más tropas frente a la “amenaza” de Irán

Envía soldado adicionales a Arabia Saudita y pide a Europa proteger barcos.

Foto: EFE
Foto: EFE

Estados Unidos enviará tropas adicionales, así como equipamiento militar, a Arabia Saudita con el fin de fortalecer su política de “disuasión” en la región del golfo Pérsico ante “la aparición de amenazas creíbles”, informó el Pentágono, en clara referencia a la escalada de tensión con Irán.

“Por invitación y en coordinación con el Reino de Arabia Saudita, el secretario de Defensa ha autorizado el envío de personal y recursos a Arabia Saudita”, anunció en un comunicado el Mando Central de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos (CentCom).

“Esta acción -añade la nota- nos dota de una mayor capacidad de disuasión y garantiza nuestra capacidad de defender a nuestras tropas y nuestros intereses en la región ante la aparición de amenazas creíbles”.

De acuerdo con el CentCom, que no dio cifras específicas, esta maniobra dará una mayor “profundidad” a sus redes operacionales y logísticas.

Hace dos días la cadena CNN aseguró que la cartera de Defensa estaba preparando el envío de 500 soldados a la base aérea Príncipe Sultán, en Arabia Saudita, para reforzar su presencia militar en la región ante la escalda de tensión con Irán.

Fuentes del Pentágono consultadas por Efe no quisieron confirmar dicha información, pero señalaron que el Ejército “trabaja constantemente en la gestión” de las tropas estadounidenses en la región.

El CentCom sostuvo que trabajacon las autoridades sauditas para determinar las “localizaciones apropiadas”.

La tensión entre Irán y Estados Unidos ha aumentado a raíz de que la Casa Blanca anunció, en mayo del año pasado, su decisión de abandonar el denominado Plan Integral de Acción Conjunta” (Jcpoa, por sus siglas en inglés), como se conoce técnicamente al acuerdo multilateral nuclear con Irán que fue impulsado por el gobierno del presidente Barack Obama.

En las últimas semanas el Pentágono ha reforzado su presencia militar en la zona con el envío del portaaviones USS Abraham Lincoln, el buque de asalto anfibio USS Arlington, un sistema de misiles Patriot y cuatro aviones bombarderos B-52 con capacidad nuclear.

Esta ha sido la respuesta estadounidense a distintos actos de sabotaje registrados en aguas del golfo Pérsico y a la amenaza del gobierno de Irán de bloquear el estratégico estrecho de Ormuz, por el que cruza un tercio de los suministros de petróleo para el mundo y un quinto del gas natural.

Coordina. 

El CentCom reveló que “a la luz de los recientes eventos que han tenido lugar en la región del golfo Pérsico, está desarrollando una acción marítima multinacional, la Operación Centinela, para incrementar la vigilancia y la seguridad en rutas marítimas clave de Oriente Medio y así garantizar la libre navegación”.

La nota agrega que “en estos momentos funcionarios estadounidenses trabajan para coordinar con socios y aliados en Europa, Asia y Medio Oriente los detalles y recursos necesarios” para poner en marcha dicha operación. “El objetivo de la Operación Centinela es promover la estabilidad marítima, asegurar el paso franco y reducir la escalada de tensión en aguas del golfo Pérsico, los estrechos de Ormuz y de Bab el-Mandeb, del golfo de Omán”, detalla el comunicado.

Estados Unidos ha reforzado su presencia militar en el Golfo, tras acusar a Irán de estar detrás de actos de sabotaje contra cuatro buques-cisterna cerca del estrecho de Ormuz en mayo pasado, y de dos ataques de origen desconocido a mediados de junio contra dos petroleros -uno japonés y otro noruego- frente a las costas iraníes en el golfo de Omán. Irán niega estas acusaciones.

“Reino Unido hace piratería marítima”

“Reino Unido hace piratería marítima”

Mientras las autoridades de la Organización de Puertos y Navegación de Irán abrieron una investigación al petrolero británico Stena Impero, capturado en el estrecho de Ormuz y al que acusan de no respetar las nomas de la navegación, el ministro de Relaciones Exteriores, Mohamed Yavad Zarif, exigió al Reino Unido “dejar de ser cómplice del terrorismo económico” contra su país.

“A diferencia de la piratería en el estrecho de Gibraltar, nuestra acción en el golfo Pérsico es defender las normas marítimas internacionales”, subrayó Zarif, quien conversó ayer con su par británico, Jeremy Hunt.

A su vez, el vocero del Consejo de Guardianes, Abasali Kadjodaí, consideró que la captura del Stena Impero es una acción “correcta y conforme al derecho internacional para hacer frente a una guerra económica ilegal y a la incautación de petroleros”, en alusión a las sanciones de Estados Unidos contra Irán y a la detención en Gibraltar del petrolero iraní Grace 1, el 4 de julio por sospecha de que transportaba crudo a Siria, un país que está bajo sanciones de la Unión Europea. La retención fue calificada de “acto de piratería marítima” por el líder supremo de Irán, Ali Jamenei, quien advirtió de una respuesta al Reino Unido “en el momento y lugar apropiados”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados