ARMAS

EE.UU. debate su “otra pandemia”

En lo que va de 2021 se produjeron 150 tiroteos masivos; el presidente Joe Biden pide que exista un mayor control de armas.

Polémica en Estados Unidos por portación de armas. Foto: EFE.
Polémica en Estados Unidos por portación de armas. Foto: EFE.

Estados Unidos vive una "epidemia" de violencia con armas de fuego, como la ha descrito el presidente Joe Biden, tras los tiroteos del último mes, el más reciente ayer domingo con seis fallecidos, sin una solución clara a la vista, debido a la ajustada mayoría demócrata en el Senado.

El país se levantó ayer con las noticias de un ataque en un bar de Kenosha (Wisconsin), donde tres personas perdieron la vida y otras dos resultaron heridas la pasada madrugada.

El Departamento del Sheriff del Condado de Kenosha precisó en un comunicado que el suceso tuvo lugar en el bar Somers House Tavern sobre las 1:00 de la madrugada.

El autor de los disparos, que ha sido identificado como un varón de raza negra, está siendo buscado por las autoridades, que han calificado el incidente de "específico y aislado".

Horas más tarde, un poco después del mediodía, otras tres personas fallecían por disparos en la ciudad de Austin (Texas, EE.UU.)

La Policía local de Austin indicó en Twitter que había "un incidente de tiroteo activo" en Great Hills Trail y Rain Creek Parkway, sin ofrecer más detalles.

Acumulado

Según cifras de Gun Violence Archive (GVA), un proyecto sin ánimo de lucro que sigue la violencia con armas de fuego en el país norteamericano, en lo que va de 2021 se han registrado 150 tiroteos masivos, que los define como aquellos en los que al menos cuatro personas mueren o resultan heridas por disparos de balas, exceptuando al autor del ataque.

Durante todo el 2020, hubo un total de 610 incidentes de ese tipo en EE.UU., frente a los 417 de 2019, de acuerdo con esa fuente.

Tan solo en el último mes ha habido 45 "tiroteos masivos" desde el pasado 16 de marzo, indicó la cadena de televisión CNN.

Los ataques con armas de fuego de las últimas semanas han provocado que numerosas voces entre los demócratas, entre ellas la del propio Biden, exijan un cambio en la legislación para que haya un mayor control de este tipo de armamento.

Este fin de semana, las autoridades informaron de que el autor del tiroteo en Indianápolis (Indiana), Brandon Hole, quien mató a disparos a ocho personas el jueves, compró de manera legal dos rifles de asalto meses antes del ataque, pese a que estaba siendo investigado por el FBI.

Meses antes Hole estuvo recluido temporalmente en un centro de detención psiquiátrico y se le incautó un arma de fuego en aquel entonces, reveló el FBI .

El joven abrió fuego el jueves por la noche de manera indiscriminada en un almacén de la empresa de servicios postales FedEx en Indianápolis, donde mató a ocho personas y ocasionó heridas a cinco, antes de quitarse la vida de un disparo.

El viernes Biden reclamó al Senado que refuerce el control de las armas de fuego y que deje de "aceptar" un tipo de violencia que "se ha convertido en algo demasiado normal" y causa 106 víctimas mortales al día en este país.

Pero es prácticamente imposible que las medidas legislativas para un mayor control de este tipo de armamento salgan adelante en la Cámara Alta, donde los demócratas tienen una mayoría tan estrecha que necesitarían convencer a al menos diez republicanos para aprobarlas.

Más armas que habitantes

La epidemia de la violencia armada en Estados Unidos no desapareció durante la pandemia. En 2020, 19.380 personas fueron víctimas mortales en un país que tiene más armas que habitantes, 393 millones para 328 millones. Solo en enero de 2021 se compraron 4.1 millones de pistolas, el mayor número para un mes desde 1998, año en que se inició el registro.

ARMAS SIN CONTROL

Una guerra interior

El uso sin control de armas de fuego, algo inconcebible en cualquier otra democracia, ha dejado en los últimos años una media de más de 100 muertos al día. En lo que va de 2021 han perdido la vida a tiros casi 400 menores de edad. La pandemia por conoravirus no ha reducido las cifras.

Son mayoría los estadounidenses que apoyan una regulación más estricta de las armas, de acuerdo a los sondeos.

Sin embargo, el Partido Republicano, que ha dejado el poder pero tiene una bloque en el Congreso de prácticamente la mitad de legisladores, se ha opuesto a cualquier inciativa de control de armamento.

La poderosa Asociación Nacional del Rifle es la organización señalada como instrumento de lobby para evitar cualquier reforma en la regulación del armamento en Estados Unidos.

La organización tiene cinco millones de miembros y nació como una organización lúdica y de apoyo a las armas en 1871.

Gastó 30 millones de dólares en impulsar la candidatura de Donald Trump a la Casa Blanca.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados