LAS RELACIONES DE EE.UU. Y CUBA

EE.UU. da otro histórico paso al deshielo con Cuba

Se abstuvo en la ONU que volvió a condenar el embargo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Estudiantes cubanos siguieron en una pantalla la Asamblea General de la ONU. Foto: AFP

Histórica. Así fue la sesión de ayer martes de la Asamblea General de la ONU, que como hace años votó una condena al embargo comercial de Estados Unidos a Cuba. ¿Qué lo hizo diferente? Que Washington por primera vez se abstuvo.

El texto, que insta a poner fin al embargo, fue adoptado por una mayoría abrumadora de 191 votos a favor, con las abstenciones de Estados Unidos e Israel.

Se trata de la vigesimoquinta vez en que la Asamblea General aprueba la resolución presentada por Cuba. Hasta ahora, Estados Unidos siempre había votado en contra, a veces secundado por Israel.

"Hoy Estados Unidos se abstendrá", había anunciado poco antes su embajadora ante la ONU, Samantha Powers, haciendo estallar al recinto en un largo aplauso.

Power subrayó que "la política estadounidense de aislamiento a Cuba no ha funcionado (...) En lugar de aislar a Cuba (...) nuestra política ha aislado a Estados Unidos, incluso aquí, en la ONU".

El embargo, desde que fue lanzado por el presidente John F. Kennedy en 1962 en plena Guerra Fría, impidió todo comercio y relaciones entre los dos países.

La abstención de Washington está en línea con los llamados del presidente Barack Obama al Congreso, de mayoría del Partido Republicano, a que levante el embargo, en el marco de la normalización de las relaciones bilaterales.

Estados Unidos restableció las relaciones diplomáticas con Cuba en julio del año pasado, y Obama realizó una visita histórica a la isla comunista en marzo de 2016.

Pero la decisión final de un restablecimiento completo de los lazos financieros y comerciales con Cuba necesita la aprobación del Congreso.

Paul Ryan, el jefe de los republicanos en la Cámara de Representantes, prometió hace una semana que el Congreso mantendría el embargo a pesar de las recientes medidas adoptadas por Obama para proseguir con el deshielo de las relaciones bilaterales.

El canciller cubano, Bruno Rodríguez, se congratuló por el cambio marcado por Washington, pero dijo que el Ejecutivo estadounidense debe dar pasos concretos que vayan más allá de esta votación. "El bloqueo sigue siendo una violación masiva, flagrante y sistemática de los derechos humanos de todas las cubanas y cubanos, un acto de genocidio", apuntó.

Según el canciller, los daños económicos provocados por el embargo a la isla entre abril de 2015 y marzo de 2016 —desde la primera reunión de Obama con el presidente cubano, Raúl Castro, hasta su histórica visita a La Habana— son de más de 4.680 millones de dólares.

Y el perjuicio acumulado durante seis décadas de esta "política genocida", alcanzó los 753.688 millones de dólares, añadió.

Festejo.

"¡Es el comienzo del fin!" Desde ayer, cubanos a favor y en contra del régimen castrista comparten la esperanza de una futura Cuba sin "bloqueo".

Pasado el mediodía, los jóvenes que se habían congregado en la Universidad de La Habana se levantaron en aplausos y gritos.

Por las pantallas gigantes se anunciaba lo que parecía ser un secreto bien guardado de la diplomacia cubana: Por primera vez en 25 años, Estados Unidos se abstenía de votar en contra de la resolución no vinculante con la que Cuba ha pedido en vano el fin del embargo vigente desde 1962.

En la capital cubana, la sorpresa inicial fue mudando en ilusión. Quizá "dentro de poco tiempo veamos caer esta política, que es unilateral y absurda", dijo Raúl Palmero, estudiante de derecho de 21 años.

Durante las últimas semanas, el gobierno de Raúl Castro había arreciado la propaganda contra el bloqueo impuesto por Estados Unidos, pero pocos se percataron de que podía estar adelantado el histórico giro en la ONU.

La lista de pedidos de Cuba a Barack Obama.

El gobierno de Cuba considera que hay una lista de medidas que el presidente Barack Obama podría tomar antes de irse de la Casa Blanca en enero próximo.

—Autorizar la importación a Estados Unidos de mercancías fabricadas o derivadas de productos cultivados, producidos o manufacturados por empresas estatales en Cuba.

—Permitir la venta de materias primas para producir medicamentos.

—Autorizar a ciudadanos de Estados Unidos a recibir tratamientos médicos en Cuba.

—Permitir a entidades cubanas abrir cuentas en bancos de Estados Unidos.

—Autorizar a compañías estadounidenses a invertir en Cuba, más allá del sector de las telecomunicaciones.

—Autorizar a empresas estadounidenses a realizar transacciones y exportaciones relacionadas con los hidrocarburos en la Zona Económica Exclusiva de Cuba.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)