EL AVANCE DEL VIRUS

EE.UU. bate récord de muertes e internados por COVID-19

Más de 142.000 personas han muerto en el país debido al coronavirus, cifra que expertos en salud dicen que posiblemente aumentará en varios estados.

Primeras fotos en público de Donald Trump usando mascarilla como preventivo contra el coronavirus. Foto: AFP
Donald Trump usando mascarilla como preventivo contra el coronavirus. Foto: AFP

Estados Unidos superó por segunda vez las 1.000 muertes por COVID-19 en un día, mientras las infecciones y hospitalizaciones están aumentando en muchos estados, lo que ha obligado al presidente Donald Trump a reconocer que la crisis podría empeorar.

Más de 142.000 personas han muerto en el país debido al coronavirus, una cifra que expertos en salud pública dicen que posiblemente aumentará en varios estados. Florida, Texas, Georgia y California entre los cerca de 40 estados que están registrando más casos.

Florida reportó 9.785 nuevos casos y 140 nuevas muertes el miércoles, mientras que los pacientes con COVID-19 actualmente hospitalizados tocaron un récord de 9.530. Alabama reportó un récord de 61 muertes el miércoles, un día después de que registró un máximo de hospitalizaciones.

A nivel nacional, las muertes por coronavirus aumentaron en 1.141 el martes. Fue la primera vez desde el 10 de junio que el total superó las 1.000 muertes.

Diecinueve estados han reportado cifras récord de hospitalizados con COVID-19 en lo que va de julio; 32 estados han reportado aumentos récord de casos en julio y 16 estados han reportado incrementos récord de muertes durante el mes.

Estados Unidos aseguró 100 millones de dosis de vacunas, informó el secretario de Salud y Servicios Humanos, Alex Azar.

El gobierno pagará 1.950 millones de dólares para comprar dosis de la candidata a vacuna contra el COVID-19 de Pfizer y la firma de biotecnología alemana BioNTech si pueden desarrollarla con éxito.

Pfizer dijo que no recibiría dinero del gobierno a menos que la vacuna se considere segura y efectiva y se pueda producir con éxito.

Trump, quien previamente restó importancia a la extensión de la crisis de salud y a la importancia de las mascarillas, cambió su tono el martes y alentó a los estadounidenses a usarlas si no pueden mantener la distancia social.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados