SEGURIDAD INFORMÁTICA

EE.UU. y aliados acusan a China de proteger a hacker

Estados Unidos, la Unión Europea y el Reino Unido culparon ayer lunes a China de un hackeo masivo llevado a cabo en marzo contra los servicios de mensajería Exchange del grupo Microsoft.

Joe Biden. Foto: AFP
Joe Biden. Foto: AFP

El presidente Joe Biden acusó ayer lunes a China de “proteger” a los autores de ciberataques contra empresas, tras una denuncia simultánea hecha por Estados Unidos y sus aliados condenando las actividades cibernéticas “maliciosas” del régimen de Pekín.

“El gobierno chino, al igual que el gobierno ruso, no está haciendo esto (los ciberataques) por sí mismo, sino que está protegiendo a quienes lo están haciendo, y tal vez incluso dando lugar a que puedan hacerlo”, dijo Biden en la Casa Blanca.

Estados Unidos, la Unión Europea y el Reino Unido culparon ayer lunes a China, en declaraciones simultáneas, de un hackeo masivo llevado a cabo en marzo contra los servicios de mensajería Exchange del grupo Microsoft.

El gigante tecnológico ya había acusado a un grupo de piratas informáticos vinculados a China, llamado “Hafnium”.

China se sumó así a Rusia, acusada por Estados Unidos de hacer la vista gorda ante las acciones de los ciberdelincuentes rusos.

Microsoft ya había acusado a piratas informáticos apoyados por China de haber accedido ilegalmente a cuentas de correo electrónico de su servicio para empresas Exchange Server; pero ni la UE, ni la OTAN, ni Estados Unidos habían señalado a China hasta este lunes porque estaban tener más información.

La condena a China es significativa porque incluye a una gran cantidad de países y organizaciones: Estados Unidos, Reino Unido, Australia, Canadá, Nueva Zelanda, Japón, la OTAN y la UE. Es la primera vez que la Alianza Atlántica condena los ataques cibernéticos procedentes de China.

Según publicó en marzo The Wall Street Journal, el ciberataque a Microsoft pudo haber afectado a unos 250.000 sistemas informáticos en todo el mundo.

Las ya difíciles relaciones entre Estados Unidos y China se han vuelto aún más tensas desde junio. Estados Unidos advirtió el viernes a sus empresarios sobre los “riesgos crecientes” de operar en Hong Kong, histórico centro financiero internacional, debido a las restricciones impuestas por China. Además, el Senado de Estados Unidos aprobó un embargo a los productos de la provincia china de Xinjiang, para condenar el “trabajo forzoso” de la minoría musulmana uigur. (EFE, AFP)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados