EE.UU. lanzó una operación especial contra el Estado Islámico

Un duro golpe al terror: liberaron a 70 rehenes

Cerca de 70 rehenes que estaban en manos del grupo Estado Islámico (EI) fueron liberados y cinco yihadistas fueron detenidos ayer en una operación de las fuerzas kurdas y de Estados Unidos en Irak, que dejó un militar estadounidense muerto, informó el Pentágono.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Uno de los golpes del Estado Islámico hace pocos días en Irak contra un vehículo. Foto: Reuters.

La operación fue "planificada y llevada a cabo tras haber recibido informaciones según las cuales había peligro de una ejecución inminente en masa de los rehenes", dijo Peter Cook, portavoz del Pentágono, en un comunicado.

La operación fue realizada "a petición del gobierno" de la región autónoma del Kurdistán, cerca de Hawijah, según Cook.

Las fuerzas estadounidenses proporcionaron helicópteros para el transporte de las tropas que realizaron el asalto y que "acompañaron a los peshmergas (fuerzas kurdas iraquíes)" en el ataque al sitio donde estaban detenidos los rehenes, agregó.

"Se liberaron unos 70 rehenes, más de 20 de los cuales son miembros de las fuerzas de seguridad iraquíes", puntualizó el portavoz.

Cook explicó que "cinco terroristas del grupo Estado Islámico fueron capturados" por las fuerzas kurdas, y que Estados Unidos pudo "recuperar informaciones importantes" sobre el EI. Además, "varios terroristas del EI murieron ", aseguró el funcionario.

El portavoz precisó que el soldado estadounidense que perdió la vida en la operación había resultado herido en un tiroteo y falleció mientras era asistido por personal sanitario.

Según un responsable de defensa norteamericano, se trata del primer militar estadounidense que muere desde el inicio de las operaciones de la coalición contra el grupo EI.

El general Lloyd Austin, el alto mando de todas las fuerzas estadounidenses en Oriente Medio, describió la operación como "compleja y altamente exitosa".

El periódico The New York Times calificó esta acción como una de las más importantes conducidas contra el Estado Islámico por parte de Estados Unidos en Irak, desde que comenzó la ofensiva de la coalición en 2014.

Lucha ardua.

"Elogiamos y congratulamos a los individuos valientes que participaron en esta exitosa operación que salvó varias vidas, y lamentamos profundamente la pérdida de uno de los nuestros, que murió apoyando a sus camaradas iraquíes comprometidos en una ardua lucha", afirmó.

Un responsable de inteligencia de Kirkuk, ciudad controlada por los kurdos, dijo, bajo una petición de anonimato, que se estima que entre los capturados figuran varios "detenidos de gran valor".

"Los líderes Daesh en Hawijah desaparecieron después del ataque. Sus oficinas están cerradas y nadie sabe donde han ido," dijo un residente de Hawijah, hablando también bajo petición de anonimato por miedo a las represalias. Daesh es el nombre árabe del grupo EI.

"El máximo líder del grupo en Hawijah fue detenido, y otro líder veterano también. Muchos de ellos murieron y muchas de las personas que se encontraban en esa prisión fueron liberadas", dijo otro residente de la zona.

"El objetivo de la operación era liberar a rehenes que se encontraban bajo custodia de Daesh", declaró el responsable de inteligencia en la provincia de Kirkuk, en Irak.

Najmeddin Karim, el gobernador de Kirkuk, confirmó que se había ejecutado una operación de comando pero no precisó detalles.

Las fuerzas kurdas peshmerga controlan Kirkuk y llevan mucho tiempo colaborando estrechamente con la coalición liderada por Estados Unidos en la región.

El presidente estadounidense, Barack Obama, ha dicho desde el inicio de la misión contra el EI en que no desplegará tropas de tierra y centrará sus operaciones en asistencia a fuerzas locales tanto en Siria como Irak, donde hay presencia de yihadistas.

Terroristas entrenan a 50 niños en Siria.

Un grupo de 50 menores que fueron reclutados por la organización terrorista Estado Islámico (EI) ha terminado su formación yihadista en uno de los campos de entrenamiento de los radicales en el noreste de Siria, informó ayer el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

La fuente, que cita a activistas, señaló que esta nueva promoción de los llamados "Cachorros del califato", como el EI denomina a sus combatientes menores de edad, terminó su entrenamiento en un campo en las afueras de la ciudad de Al Raqa, uno de los principales bastiones de los extremistas en territorio sirio.

La mayor parte de los menores, que proceden de la misma Al Raqa y de la ciudad de Palmira (centro de Siria), han sido enviados a luchar en las filas del EI en Irak, añadió la fuente.

Por otro lado, el Observatorio reveló que la "hisba", el cuerpo parapolicial de los yihadistas, ha pedido a los vecinos de Al Raqa que acudan a los centros médicos para donar sangre. La ONG agregó que desconoce el motivo por el que el EI ha hecho esta petición.

El mes pasado, en Estambul, Turquía, hallaron campos de concentración donde entrenaban a menores de edad, según informó el diario turco Hurriyet Daily News.

En estos lugares, la Policía turca detectó mapas de los campos de batalla donde debían operar los yihadistas. Según el periódico, estos niños se disponían a salir de Estambul con destino a Irak.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)