LONDRES

Duro cruce entre Trump y Macron en la previa de la cumbre de la OTAN

El presidente estadounidense consideró como un “insulto” que el mandatario francés hable de la “muerte cerebral” de la Alianza Atlántica.

Macron y Trump reunidos ayer; rostros tensos previo a la cumbre de líderes de la OTAN. Foto: Reuters
Macron y Trump reunidos ayer; rostros tensos previo a la cumbre de líderes de la OTAN. Foto: Reuters

Los presidentes de Estados Unidos, Donald Trump, y de Francia, Emmanuel Macron, protagonizaron ayer martes un abierto enfrentamiento sobre la visión de la OTAN, antes del comienzo hoy miércoles de la cumbre de la Alianza Atlántica en su 70º aniversario.

La cumbre se realizará en el hotel de Watford, al noroeste de Londres, para debatir sobre los desafíos y recursos de la OTAN.

La reunión empezó oficialmente anoche con una recepción ofrecida a los líderes por la reina Isabel II, de 93 años, en el palacio de Buckingham, residencia de la familia real.

El presidente Trump acudió al palacio acompañado por su esposa, Melania Trump, que llevó una gran capa amarilla, uno de los colores favoritos de la soberana británica.

La cita de Londres no ha estado exenta de controversia, después de que Trump acusara a Macron de “insultar” a los aliados al decir que la OTAN se encuentra en estado de “muerte cerebral”.

Sentado junto al secretario general de la OTAN, el noruego Jens Stoltenberg, Trump lanzó las críticas contra Macron al considerar como “desagradable” e “irrespetuosa” la frase que utilizó el presidente francés en The Economist el pasado noviembre.

“Creo que es un insulto (...), quedé sorprendido” por la expresión de Macron, subrayó Trump ante la prensa en Winfield House, la residencia del embajador de Estados Unidos en Londres. Para Trump, la frase utilizada por Macron fue “peligrosa”, porque, según dijo, “nadie necesita más a la OTAN que Francia”.

Unas horas después, cuando le tocó el turno de su reunión con Macron, Trump se mostró más conciliador al reconocer que los dos tenían una “pequeña disputa”, pero que confiaban en poder “resolverla”.

Trump insiste en que los miembros de la OTAN deben hacer mayores aportes a las arcas de la organización -con el 2% de su PIB en 2024-, pero, por otro, Macron quiere asegurar que hay una “estrategia clara” para que se cumpla el objetivo de garantizar la paz y la estabilidad en Europa frente a la amenaza terrorista.

El presidente Trump arribando ayer a Londres para la cumbre de la OTAN. Foto: AFP
El presidente Trump arribando ayer a Londres para la cumbre de la OTAN. Foto: AFP

Trump criticó aun más la observación de Macron sobre la “muerte cerebral” de la OTAN dados los problemas económicos por los que atraviesa Francia, con numerosas protestas sociales en los últimos meses de los llamados “chalecos amarillos”. Además, Trump está reavivando su batalla comercial con Francia.

Ante el rifirrafe entre Trump y Macron, este último dijo que mantenía su opinión sobre la OTAN y que no se trataba de hablar “solo de dinero”, sino también de tener una “estrategia clara” sobre lo que debe ser la Alianza, con objetivos transparentes para atender problemas, como por ejemplo los de Siria o Irak.

Macron no ha ocultado su inquietud por la retirada de las tropas de Estados Unidos de Siria en la zona fronteriza con Turquía, lo que despejó el camino para la ofensiva militar turca contra los kurdos en el norte de ese país el pasado mes de octubre.

Gasto militar

Trump tachó además de “morosos” a los aliados con un insuficiente, a su juicio, gasto militar, en una crítica a Alemania, pero alabó al premier británico, Boris Jonson, en plena campaña electoral.

Estados Unidos es la primera potencia de la OTAN, su gasto militar nacional se situó en 3,30% del PIB en 2018. Según datos de la Alianza, sólo nueve de sus 29 miembros alcanzarían este año el 2% del PIB en gasto militar, que prometieron cumplir para 2024.

Trump puso como ejemplo el caso de la primera economía europea, Alemania, que alcanzaría el 1,38% del PIB en 2019, si bien los países con menos gasto seguirían siendo Luxemburgo (0,56%) y España (0,92%).

Aunque más relajado que en las cumbres de 2017 y 2018 en Bruselas, Trump mantiene su pulso por el gasto militar, como temían algunos aliados de un líder en plena investigación de cara a un juicio político.

La polémica generada por Macron al opinar sobre el estado de la OTAN, Turquía, China y Rusia serán los temas centrales de esta cumbre.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)