EE.UU.

Dura batalla electoral en Estados Unidos comienza con Biden liderando ante Trump

El presidente Donald Trump dice que su rival dejó un desastre y la oposición lo acusa de dividir al país.

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, junto a la primera dama Melania Trump. Foto: Reuters.
El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, junto a la primera dama Melania Trump. Foto: Reuters.

La dura batalla electoral por la presidencia de Estados Unidos -el cargo de mayor poder en el mundo- comenzó oficialmente en la noche del jueves cuando la Convención Nacional Republicana proclamó como su candidato a la reelección presidencial a Donald Trump, si bien éste y el candidato del Partido Demócrata, Joe Biden, ya eran protagonistas de un fuerte enfrentamiento desde que se desarrolló la Convención demócrata. Esta vez, Trump enfrenta el desafío electoral mas difícil desde que decidió incursionar en política hace cuatro años.

La apasionante lucha por la Casa Blanca presenta varios escenarios decisivos.

1. Contraste entre las dos fórmulas

El Partido Republicano se presenta a las elecciones presidenciales del 3 de noviembre con la misma fórmula con la que derrotó a la dupla demócrata en 2016. Donald Trump, de 74 años, volvió a triunfar en las primarias de su partido, en las que casi no tuvo oposición y lleva nuevamente como compañero a la vicepresidencia a Mike Pence, de 61 años, quien ha sido diputado y gobernador de Indiana. En los cuatro años en la Casa Blanca, Pence marcó una clara diferencia de estilo con el presidente, mostrándose firme en los temas más difíciles, pero abordándolos con conceptos moderados. Varias veces ha tenido la difícil tarea de intentar explicar anuncios desconcertantes de Trump.

Los demócratas llevan como candidato a Joe Biden, quien está precedido de extensa trayectoria legislativa como diputado y senador por Delaware y de ocho años como vicepresidente de Barack Obama, el primer presidente negro en la historia de Estados Unidos. Biden tuvo un gran acierto, que ha sido celebrado como un hito, al elegir como candidata a la vicepresidencia a la senadora Kamala Harris, de 55 años, la primera mujer negra y de descendencia india que aspira al segundo cargo en importancia del país. Si bien Harris fracasó en su intento de conquistar la candidatura presidencial este año, tiene muy buena imagen ante los ciudadanos.

2. Las visiones para la política exterior

Trump está bajo un torrente de críticas de los demócratas por la política exterior. Pero, una cosa no le pueden reprochar: cumplió en esta y en otras materias las promesas que hizo en la campaña electoral de 2016. El presidente retiró a Estados Unidos de los Acuerdos de París contra el cambio climático por considerar que no tendrían resultado eficaz y le significarían a Estados Unidos pagar el grueso del enorme costo de los mismos. También retiró al país del acuerdo nuclear con Irán forjado por Obama, Rusia y la Unión Europea, calificándolo de uno de los pactos más ingenuos de la historia porque en su opinión Irán se burló de sus normas.

Asimismo, derrotó al grupo terrorista Estado Islámico. Tiene ríspidas relaciones con los aliados europeos tradicionales de Estados Unidos, a los que exigió (caso de Alemania) que paguen lo que corresponde para mantener a la OTAN, y los acusó de sacar provecho indebido del comercio bilateral. La relación con China ha sido de fuertes discrepancias, pese a que Trump afirma tener una buena relación con el presidente Xi Jinping. Pero, no dudó en desatar una guerra comercial. El paso más audaz que dio fue el acercamiento con el régimen de Corea del Norte encabezado por Kim Jong-un. Pero, tras los diálogos personales todo quedó congelado.

También logró un histórico acuerdo entre Israel y Emiratos Árabes Unidos.

Biden sostiene que Trump retiró a Estados Unidos de los acuerdos de París porque no le importa preservar el ambiente para las actuales y futuras generaciones, creó un clima desestabilización al romper el acuerdo nuclear con Irán, dio una imagen negativa a Estados Unidos al generar desavenencias con los principales aliados por los que no tiene ni la mínima consideración y en general debilitó la posición de Estados Unidos en el mundo porque ya casi nadie cree en el liderazgo de la potencia.

Una de las pocas coincidencias que tienen en política exterior es el rechazo al gobierno de Venezuela presidido por Nicolás Maduro.

Joe Biden sube al escenario mientras habla en McGregor Industries el 9 de julio de 2020 en Dunmore, Pensilvania. Foto: AFP.
Joe Biden sube al escenario mientras habla en McGregor Industries el 9 de julio de 2020 en Dunmore, Pensilvania. Foto: AFP.

3. Entre un país dividido y la búsqueda de unidad

Trump marca con firmeza sus posturas políticas lo que ha llevado a una profunda división en la sociedad ya que denuncia lo que considera es un intento de grupos izquierdistas dentro del Partido Demócrata por arruinar a Estados Unidos al pretender convertirlo en un estado socialista como los que se derrumbaron en Europa y al estilo de Venezuela y Cuba. En esa línea apunta especialmente a la congresista Alexandria Ocasio-Cortez, de Nueva York.

Estados Unidos es estremecido desde hace meses por la brutal acción policial contra ciudadanos negros que ha derivado en actos criminales como el asesinato de George Floyd, en mayo, y en el ataque a balazos en la espalda, la semana pasada, de Jacob Blake. La represión policial hizo surgir el movimiento Black Lives Matter (La vida de negros importa) con manifestaciones en todo el país de las que participaron ciudadanos de diferentes razas y posiciones políticas. Varias manifestaciones derivaron en hechos de violencia con saqueos a comercios. Trump envió fuerzas federales a sofocar las derivaciones violentas y dijo que no permitirá que se convierta a las ciudades en ámbitos sin ley ni orden. El gobierno sostiene que no hay racismo sistémico en las distintas Jefaturas de Policía, sino excesos aislados cometidos por funcionarios.

Biden y Harris condenaron el envío de las fuerzas federales a varias ciudades, denunciaron actos represivos contra ciudadanos que manifestaban pacíficamente contra los excesos policiales y prometen restablecer la cohesión social y la unidad.

Los demócratas también han rechazado los ataques de Trump a los medios de comunicación y los calificativos de enemigos que lanza contra la mayoría de los periodistas.

4. La inmigración es centro de la polémica

El presidente afirma que apoya la inmigración siempre que sea por la vía legal. En ese sentido, tiene el ejemplo de su señora Melania Knaus, oriunda de Eslovenia, que trabajó como modelo en Nueva York, siempre legalmente, luego obtuvo la residencia y finalmente la ciudadanía. La promesa que solo cumplió parcialmente es la construcción de un muro a lo largo de la frontera con México. Hasta ahora no logró erigir más de 440 kilómetros de barrera, aunque la nueva estructura simplemente reemplazaba una valla que ya existía. Ha reducido el derecho a la solicitud de asilo, enviando a numerosas personas a México a esperar una audiencia con un Tribunal estadounidense.

Los demócratas liderados por Biden quieren reformar el sistema de inmigración para hecerlo más justo y abrir un camino a la ciudadanía a jóvenes que llegaron siendo menores llevados por sus padres. Acusan a Trump y los republicanos de frustrar todo intento de reforma.

La pandemia cambia escenario de las elecciones

El inicio de la competencia electoral resulta desfavorable al presidente Donald Trump. El promedio nacional de las encuestas de intención de voto que realiza el sitio RealClearPolitics muestra a Joe Biden en ventaja sobre Trump por 49,6% a 42,5%. Por cierto, en Estados Unidos, con un sistema indirecto de elección presidencial a través del Colegio Electoral, deben mirarse los sondeos de estados que son clave. El panorama también resulta a favor de Biden, quien lidera en Florida, Pennsylvania, Wisconsin, Minnesota, Arizona, Ohio, Michigan y Nevada, en tanto Trump tiene ventaja en Georgia, Iowa y Texas. En Carolina del Norte hay empate técnico.

Eso no significa que Trump ya haya perdido. En la elección de 2016, estaba segundo en varios de esos estados y con una estrategia acertada logró triunfar en la mayoría de ellos.

El Colegio Electoral tiene 538 miembros. Cada estado tiene votos en el Colegio según el número de diputados más dos senadores. La victoria se logra con 270 votos. RealClearPolitics indica que Biden suma 212 votos contra 115 de Trump y permanecen 211 en disputa.

Las encuestas muestran que la manera cómo ha abordado la pandemia perjudica a Trump porque un amplio sector de la sociedad no ve capacidad de liderazgo. Pero, aparece fuerte en la economía, ya que la mayoría cree que puede reencauzarla tras el impacto del virus.

Protagonistas

Donald Trump y Joe Biden no se dan tregua como lo mostraron en los discursos que hicieron en las convenciones. Hay tres debates previstos entre los dos: el 29 de septiembre en Ohio, el 15 de octubre en Florida y el 22 de octubre en Tennessee. La líder demócrata en el Congreso, Nancy Pelosi dice que Biden no debe debatir con Trump.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error